Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Dressel gana los 100 libre y sube al Olimpo de la natación

Logotipo de Marca Marca 29/07/2021 marca.com
© Unidad Editorial, S.A.

El estadounidense se impone al campeón de Rio 2016, el australiano Chalmers, en una apretadísima llegada

En los Juegos de Rio 2016, el estadounidense Caeleb Dressel era el benjamín del cuarteto de 4x100 metros libre que lideró Michael Phelps. Lloró como un niño al recoger su medalla de oro en esa prueba y el mito de la natación le tuvo que consolar. Dressel alcanzó a disputar la final de los 100 libre, pero ahí se impuso otro nadador más joven que él, el australiano de 18 años Kyle Chalmers. Quedó entonces abierta una rivalidad en la prueba reina de la natación que está deparando capítulos inolvidables. Cinco años después ha sido el americano el que ha inscrito su nombre en la relación que incluye a mitos como Johnny Weismuller, Mark Spitz, Matt Biondi o Alexander Popov. Sólo les han separado seis centésimas en una carrera con un guión más denso del que se podía esperar.

Dressel y Chalmers tienen dos formas diferentes de afrontar los 100 metros. El americano, un velocista de pura raza, tiene una puesta en acción incomparable. La potencia en la salida desde el poyete, su zambullida buscando los ángulos de entrada en el agua más eficaces y el nado submarino apurando los 15 metros reglamentarios le conceden por lo general medio cuerpo de ventaja sobre cualquier otro rival, que vale su peso en oro. Dressel va abriendo el agua en todas las carreras y sus primeros 50 metros son irresistibles.

Chalmers responde a otro esquema. También muy potente, este hijo de un jugador profesional de fútbol australiano, deporte que no ha descartado nunca como su futuro, reparte de otra manera su esfuerzo. Menos explosivo, tiene sin embargo los 50 metros de vuelta más rápidos. Esa virtud le dio el oro en Río, pero a partir de entonces no había resultado suficiente para derrotar a Dressel. En los Mundiales 2019 ganó el americano con la mejor marca de la historia con bañador textil (46.96) y el australiano, que a punto estuvo de darle alcance, hizo la suya mejor (47.08).

En Tokio volvían a chocar en la final, pero esta vez con otros coprotagonistas que no se resignaban a papeles de reparto, como el ruso Kliment Kolesnikov, que había sido el más rápido en las semifinales (47.10), el prodigio rumano de 16 años David Popovici, que en los recientes Europeos júnior nadó en 47.30, o el italiano Alessandro Miressi (47.46).

© Proporcionado por Marca

Dressel aplicó su planilla y se destacó en cuanto emergió a la superficie tras la salida, pero Kolesnikov se pegó a él. Chalmers no podía quedarse excesivamente retrasado, y los tres se escalonaron al paso de los 50 metros, con el americano primero (23.39), el ruso a una décima y Chalmers, en un paso rápido para él, a 32 centésimas.

Tras el viraje, en el que Dressel volvió a sacar rendimiento sobre sus adversarios, el australiano comenzó a limar diferencias, superó al ruso, llegó a la altura del americano a falta de diez metros para la llegada. La carrera parecía inclinada en su favor, pero ahí el estadounidense hizo lo que se le exige a cualquier velocista, olvidarse de que existe el aire y comportarse como un ser totalmente anfibio. No giró la cabeza para tomar una última respiración, que es seguro que su cuerpo le pedía, pero su instinto se lo negó. Así pudo dar las últimas brazadas sin regalar ninguna centésima y alcanzó a tocar el panel de cronometraje con un tiempo de 47.02, record olímpico, suficiente para superar a Chalmers, que repitió su mejor marca de siempre (47.08) tras haber completado unos segundos 50 metros en 24.37. Kolesnikov no pudo acercarse a su crono de las semifinales, pero su tiempo de 47.44 le valió para alcanzar el bronce.

Dressel reúne los títulos mundial y olímpico, algo que no sucedía desde que lo hizo por última vez Alexander Popov, y se encamina a lograr una cosecha importante de oros en Tokio contando con los relevos de su país. Al salir de la piscina se fundió en un abrazo con Chalmers. Rivales encarnizados en el agua que garantizan nuevos episodios de alto voltaje en la rica historia de los 100 libre.

CLASIFICACIONES

Finales

Hombres

800 m libre

1. Finke (USA), 7:41.87; 2. Paltrinieri (USA), 7:42.11; 3. Romanchuk (UCR), 7:42.33; 4. Wellbrock (ALE), 7:42.68; 5. McLoughlin (AUS), 7:45.00; 6. Frolov (UCR), 7:45.11; 7. Auboeck (AUS), 7:49.14; 8. Costa (BRA), 7:53.31.

200 m braza

1. Stubblet-Cook (AUS), 2;06.38 (récord olímpico); 2. Kamminga (PBA), 2:07.01; 3. Mattson (FIN), 2:07.13; 4. Chupkov (RUS), 2:07.2 ; 5. Fink (USA), 2:07.93; 5. Wilby (GBR), 2:08.19; 7. Ryuya (JAP), 2:08.42; 8. Persson (SUE), 2:08.88.

100 m libre

1. Dressel (USA), 47.02; 2. Chalmers (AUS), 47.08; 3. Kolesnikov (RUS), 47.44; 4. Grousset (FRA), 47.72; 5. Hwang (CRS), 47.82; 6. Miresi (ITA), 47.86; 7. Popovici (RUM), 48.04; 8. Nemeth (HUN), 48.10.

Mujeres

200 m mariposa

1. Yufei Zhang (CHN), 2:04.86 (récord olímpico); 2. Smith (USA), 2:05.30; 3. Flickinger (USA), 2:05.65; 4. Kapas (HUN), 2:06.53; 5. Chimrova (RUS), 2:07.70; 6. Liyan Lu (CHN), 2:07.85; 7. Thomas (GBR), 2:07.90; 8. Throssell (AUS), 2:09.48.

4x200 libre

1. China (Tang, Tang, Zhang, Li), 7:40.33; 2. Estados Unidos (Schmitt, Madden, McLauglin, Ledecky), 7:40.73; 3. Australia (Titmus, McKeon, Wilson, Neale), 7:41.29; 4. Canadá, 7:43.77; 5. Rusia, 7:52.15; 6. Alemania, 7:53.89; 7. Hungría, 7:56.62; 8. Francia, 7:58.15.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Marca

image beaconimage beaconimage beacon