Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Supremo confirma la condena a Iván Espinosa de los Monteros por no pagar las obras de su chalé

Logotipo de eldiario.es eldiario.es 13/12/2021 Fátima Caballero
© Proporcionado por eldiario.es El Supremo confirma la condena a Iván Espinosa de los Monteros por no pagar las obras de su chalé © Proporcionado por eldiario.es El Supremo confirma la condena a Iván Espinosa de los Monteros por no pagar las obras de su chalé

El Tribunal Supremo ha confirmado la condena al dirigente de Vox Iván Espinosa de los Monteros por intentar eludir el pago de parte de las obras de su casa: una moderna y lujosa vivienda unifamiliar en el distrito de Chamartín, un barrio al norte de la capital. La sala de lo Civil, en un auto fechado el 24 de noviembre al que ha tenido acceso elDiario.es, ha desestimado el recurso de casación que Espinosa de los Monteros interpuso en contra de la segunda sentencia condenatoria que confirmó también la Audiencia Provincial de Madrid. El Alto Tribunal ratifica así que el diputado de Vox tiene que pagar su deuda de 63.183 euros, además de intereses y le condena también a asumir las costas judiciales.

Como ya desveló elDiario.es, dos sentencias, una contra una sociedad que administraba el diputado nacional de Vox y de la que era el único socio y otra directamente contra él, determinaron que Espinosa de los Monteros quiso dejar sin pagar parte de las obras de su lujosa vivienda de cuatro plantas. La segunda fue ratificada después por la Audiencia Provincial, una resolución también adelantada por esta redacción, que ahora confirma el Supremo desestimando el recurso del portavoz parlamentario de Vox y declarando "firme" la sentencia contra la que ya no cabe recurso. Después de más de siete años pleiteando, Espinosa de los Monteros deberá pagar su deuda así como los intereses de demora y las costas por los procesos judiciales. Este diario se ha puesto en contacto con un portavoz del diputado nacional que ha declinado hacer declaraciones sobre este asunto.

El dirigente de Vox compró en 2010 una vivienda con jardín en una de las zonas más caras de la capital, para lo que solicitó una hipoteca de 1,2 millones de euros, según figura en el registro de la propiedad. Espinosa de los Monteros adquirió un inmueble con una planta baja y una principal y la transformó en una casa de cuatro alturas y 545 metros cuadrados que equipó con ascensor, gimnasio, garaje y una piscina con solárium en la terraza, donde también hay una zona verde.

El chalé fue construido en el año 2012. Para contratar las obras, Espinosa de los Monteros utilizó una sociedad de la que era único accionista y administrador: Pedro Heredia 6 SL. La también dirigente de Vox, ahora diputada en la Asamblea de Madrid y esposa de Espinosa de los Monteros, Rocío Monasterio, fue la arquitecta que realizó el proyecto de la vivienda. La casa fue puesta a la venta por un precio de tres millones de euros, según se desprende de la primera sentencia contra Espinosa de los Monteros.

La primera sentencia que abre este proceso es del 3 de noviembre de 2014. El Juzgado de Primera instancia número 10 de Madrid condenó a Pedro Heredia 6 SL –la sociedad de Espinosa de los Monteros– a pagar 74.108 euros, más los intereses, a RUE SL (Rehabilitación, Urbanización y Edificación SL), la empresa a la que había contratado en febrero de 2012 para la construcción de su casa. La sociedad administrada por Espinosa de los Monteros recurrió esta condena en la Audiencia Provincial de Madrid, que el 30 de marzo de 2015 la ratificó, aunque la rebajó a 57.038 euros, al haberse hecho cargo la sociedad Pedro Heredia 6 SL de varias facturas, según se especifica en el escrito al que ha tenido acceso este diario.

Pero la empresa Pedro Heredia 6 SL nunca pagó esta deuda. El 23 de junio de 2016, la sociedad de Espinosa de los Monteros se declaró en concurso de acreedores. La empresa perjudicada decidió entonces demandar a Espinosa de los Monteros, argumentando que él era el responsable de esa deuda al ser el propietario real de esa vivienda.

La justicia dio entonces la razón al demandante el 4 de septiembre de 2018. El Juzgado de Primera instancia número 36 de Madrid condenó a Iván Espinosa de los Monteros a pagar de su bolsillo y con intereses el dinero que dejó a deber su empresa quebrada. En total, 63.183 euros, según la sentencia. El dirigente de Vox recurrió de nuevo pero perdió en segunda instancia. Espinosa de los Monteros no se dio por vencido y volvió a recurrir ante el Supremo que en un auto del 24 de noviembre de 2021 desestima la casación que habían planteado los letrados del político de extrema derecha.

Según se desprende de la última sentencia dictada por la Audiencia Provincial, y que firmaron tres magistrados el 13 de junio de 2019, el ahora diputado Espinosa de los Monteros "no actuó conforme a la diligencia exigida" cuando cerró la empresa sin saldar su deuda. "La justificación alegada por el Sr. Espinosa para presentar el concurso constituye una actuación contraria a la buena fe que debe presidir en el cumplimiento de los contratos", recogía el escrito, que concluía que "declarar su insolvencia dejando pendiente la deuda" implica "un fraude de acreedores".

Ya en la sentencia anterior de primera instancia, la magistrada determinó que el hecho de que la actividad de PPH6 SL se centrase "en la construcción de la vivienda del administrador único de la empresa [Espinosa de los Monteros] es un hecho que perjudica los derechos del tercero, debiéndose por tanto aplicar la doctrina del levantamiento del velo". Esta doctrina jurídica trata de corregir los abusos que se producen cuando una empresa se usa como cobertura para evitar la obligación de una persona física. Como, por ejemplo, evitar una deuda, algo que la justicia determinó que había hecho Espinosa de los Monteros.

Sobre esa misma vivienda recayó un expediente de clausura por parte del Ayuntamiento de Madrid. El Gobierno de José Luis Martínez-Almeida ordenó el desalojo y el precinto del chalé de cuatro plantas en septiembre de 2019 después de que el matrimonio viviera ilegalmente en el inmueble durante cinco años, como adelantó elDiario.es. ¿La razón? Que la casa carecía de licencia de primera ocupación y funcionamiento: la construcción incumplió los compromisos del permiso de obra que solicitaron. La residencia no cumplía los permisos.

Monasterio y Espinosa de los Monteros lograron regularizar el inmueble hace unos meses. La polémica se produjo porque los dirigentes de la formación de extrema derecha levantaron un chalé mucho más grande de lo permitido en la licencia y añadieron elementos nuevos que no estaban en el proyecto inicial, que realizó la propia Monasterio. La diputada regional de Vox y Espinosa de los Monteros evitaron in extremis la clausura de su chalé presentando un nuevo proyecto ante el Ayuntamiento. El 17 de marzo de 2021, los técnicos municipales realizaron la última inspección acometiendo unas obras para "restablecer la legalidad" de su vivienda, según aseguraron a elDiario.es fuentes del área de Urbanismo del Ayuntamiento de la capital, que gestiona Ciudadanos.

Una vez regularizada la vivienda, Espinosa de los Monteros tendrá que hacer frente al pago de parte de las obras después de que se haya cerrado definitivamente la vía judicial.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Ir al sitio completo

image beaconimage beaconimage beacon