• El Gobierno aprueba traspasar a la Seguridad Social 600 millones del Tesoro Público fruto de un remanente, y disponer de hasta 3.598,20 millones de la hucha de las pensiones.
  • La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, ha defendido que se trata de un tope máximo que espera no gastar por completo.
  • Dejaría la conocida como hucha de las pensiones en apenas 1.500 millones de euros.
  • De esta forma, el Ejecutivo en funciones piensa pagar la nómina de diciembre y la paga extra de Navidad a los nueve millones de pensionistas.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La falta de presupuestos —continúan vigentes y prorrogados los de 2018— ha obligado al Gobierno en funciones a echar mano de la conocida como hucha de las pensiones.

Además de la transferencia de 600 millones de euros del Tesoro Público a la Seguridad Social, el Ejecutivo ha anunciado una autorización de gasto y la disposición de 3.598,20 millones de euros del Fondo de Reserva de la Seguridad Social. La medida se ha adoptado mediante la aprobación de un decreto en el Consejo de Ministros de este viernes.

Leer más: El gasto en pensiones se eleva en octubre hasta la cifra récord de 9.710 millones, un 4,9% más

Los 600 millones de euros de la Hacienda pública se suman a los 1.331,9 millones contemplados en los presupuestos prorrogados de 2018, que continúan vigentes. La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social en funciones, Magdalena Valerio, ha sido la encargada de presentar estas medidas y ha recordado que de contar con presupuestos vigentes, este decreto no habría sido "necesario".

El Ejecutivo dispondrá además de 3.598,20 millones de euros del Fondo de Garantía de la Seguridad Social, popularmente conocido como la hucha de las pensiones. Valerio ha advertido que esta disposición es la de un "tope máximo" que confía no gastar en completo. "Espero y deseo que no", ha defendido, aunque ha aludido a los datos de cotizaciones de los últimos meses del año.

Valerio ha recordado que esta cuantía es un tope máximo porque es la cantidad máxima de la que permite disponer la normativa sobre el Fondo de Reserva.

Para poder realizar los pagos tanto de las nóminas de diciembre como de la paga extra de las pensiones, el Gobierno también contempla una autorización de gastos en este decreto recién aprobado. Además de la disposición de los 600 millones del Tesoro y de la cuantía máxima de la hucha, el Gobierno ha insistido en que ejecutarán esta autorización de gastos teniendo en cuenta la proyección de lo que se recaudará en cotizaciones durante los últimos meses de 2019.

"Vamos a poder financiar estas cantidades gracias al incremento de los ingresos por cotizaciones sociales de este 2019: por la subida salarial como consecuencia de la negociación de convenios colectivos o de la subida del salario mínimo interprofesional", ha ejemplificado. "Hay mayor empleo y más cotizaciones, se están comportando muy bien y suben aproximadamente en torno a un 8%".

Leer más: Uno de los lobbys económicos más influyentes de España avisa sobre el impacto de ligar las pensiones al IPC: hasta 327.000 millones en las próximas décadas

A pesar del optimismo de la titular de la cartera, medios de comunicación como el diario El País han recordado que el Fondo de Garantías terminará el año con apenas 1.500 millones de euros, siempre y cuando se disponga de la totalidad del "tope máximo" que el Gobierno ha reservado de la hucha.

El año anterior, recuerda el periódico, el Fondo terminó con una cantidad cercana a los 5.000 millones.

La ministra de Trabajo también ha incidido en que los presupuestos prorrogados no contemplan el aumento de las pensiones —que en los anteriores presupuestos se cifró en el 0,25% y finalmente fue del 1,6—, por lo que el Real Decreto ley "incorpora ambas circunstancias", y por tanto "equilibra la partida de gastos y la de ingresos".

La paga extra de las pensiones en verano ascendió a 19.000 millones de euros. En aquel momento, el Ejecutivo, ya en funciones, adoptó como medida extraordinaria un crédito por parte del Estado a la Administración de la Seguridad Social que ascendió a más de 13.000 millones de euros.