Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Gobierno congela tarifas de telefonía y levanta el veto a los cambios de compañía

Logotipo de La Información La Información 31/03/2020 Fernando H. Valls
© Proporcionado por La Información

El Gobierno va a congelar las tarifas de telecomunicaciones durante el estado de alarma en el que está sumido España. Según ha podido confirmar La Información a través de fuentes del Ejecutivo, la Vicepresidencia económica está ultimando un decreto para evitar subidas en los precios de los servicios que tienen contratados los usuarios con las diferentes operadoras. La medida prevé aprobarse en un inminente Consejo de Ministros. De hecho las fuentes consultadas apuntan al cónclave de Pedro Sánchez con sus ministros de este martes, donde también está previsto que se dé el visto bueno a otras medidas económicas, como las que afectan a los alquileres.

El decreto que está ultimando el equipo de Calviño, en colaboración con el Ministerio de Consumo de Alberto Garzón, establece la obligación a las compañías de telecomunicaciones a mantener los precios actuales contemplados en su oferta, incluidos los descuentos ligados a la asunción de un compromiso de permanencia, aunque el contrato suscrito finalice durante estos días de confinamiento. Esto permitirá al usuario poder seguir disfrutando de los descuentos y promociones de sus actuales tarifas y decidir en un futuro qué hacer. Hay que recordar que las tiendas de telefonía sólo atienden asuntos vinculados con reparaciones y mantenimiento de líneas y, por tanto, no se pueden hacer cambios presenciales de contrato.

Otra medida que aprobará el Gobierno de forma inminente es el levantamiento del veto a las portabilidades. El decreto que está ultimando la Vicepresidencia económica prevé suavizar también una medida aprobada por el consejo de ministros hace solo dos semanas en la que se suspendían temporalmente todos los cambios y las campañas publicitarias extraordinarias de las compañías. Ahora el Ejecutivo quiere flexibilizar el contenido del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, tras constatar que algunos usuarios podían estar saliendo perjudicados.

A partir de la aprobación de este decreto, por tanto, las operadoras podrán realizar la portabilidad al cliente que lo solicite. Deberá hacerse, eso sí, de forma remota. Es decir, las compañías tendrán la posibilidad de tramitar desde sus sistemas informáticos el cambio de compañía a un cliente, sin necesidad de que el usuario se desplace a una tienda física a por su nueva tarjeta SIM. Es de suponer que esta medida se aplicará únicamente en los contratos de telefonía móvil. Los instaladores seguirán teniendo prohibido acudir a los domicilios de los clientes para los cambios de compañía pero sí podrán hacerlo para altas nuevas.

Estas medidas que afectan al sector de las telecomunicaciones venían siendo reclamadas desde hace días por Facua. La organización de consumidores se reunió la semana pasada con el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, y ya le planteó la necesidad de acabar con esta situación que podría llevar a las compañías a incrementos de los precios de las tarifas si finalizaba el compromiso de permanencia del contrato. Además, los usuarios no pueden aún portar sus servicios de telecomunicaciones a otra operadora, mientras el nuevo decreto no levante el veto. Por otro lado, la organización de consumidores reclamaba también que en aquellos casos en los que al cliente se le acabe una condición ventajosa en su nuevo proveedor (descuentos, principalmente), ésta se mantenga.

Este es un giro significativo respecto a la posición que ha mantenido el Ejecutivo en los últimos días. La propia Secretaría de Estado de Telecomunicaciones, dependiente del departamento de Calviño, les advirtió por carta a finales de la pasada semana que debían cumplir con el decreto que prohibía, precisamente, las portabilidades. Másmóvil y otros rivales se han resistido a frenar de golpe durante los últimos días su actividad comercial por internet. Y es por ello que, según desveló La Información, han ofrecido en sus webs corporativas portabilidades 'en diferido', con las que pedían todos los datos al cliente y formalizaban el proceso a la espera de llevar a cabo el cambio definitivo de operador cuando se levantara el estado de alarma. También algunas de ellas han decidido mantener las ofertas y descuentos.

Algunas de las 'telecos' más pequeñas y el propio grupo Másmóvil ya se habían posicionado en contra del veto a las portabilidades ejecutado por el Gobierno en el decreto. Entendían que era una forma de limitar la competencia entre las compañías y la libertad de los consumidores para poder elegir proveedor. Hay que recordar que todos ellos son los grandes beneficiados del calentamiento del mercado de telecomunicaciones, donde en los meses pasados se han registrado dos récords históricos en el número de cambios de proveedor de líneas móviles, al superar los 700.000 en un mes. Tanto el cuarto operador como la rumana Digi han liderado la ganancia de clientes desde otro rival en el último ejercicio.

Más allá de tarifas y portabilidades, las operadoras están analizando una posible flexibilización de los pagos para personas en situación de vulnerabilidad, al igual que ya hacen las compañías energéticas. ¿La razón? Se han convertido, por decreto, en servicio esencial y el Gobierno les ha prohibido que corten el suministro a ninguno de sus clientes. No serán iniciativas generales, sino que se pondrán sobre la mesa diferentes alternativas -como aplazamientos o fraccionamientos- estudiando caso por caso.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Información

image beaconimage beaconimage beacon