Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

A Gran Bretaña le sobra gas en plena crisis energética... pero no tiene dónde almacenarlo

Logotipo de El Confidencial El Confidencial 26/04/2022 Cotizalia

A Gran Bretaña le sobra el gas natural. En plena primavera, la temporada de poner la calefacción en casa está a punto de terminar, y las importaciones del combustible están inundando una región que ya no necesita -ni puede almacenar- tanto gas natural licuado (GNL).

Tras varios meses sufriendo el alza de los precios del gas por los bajos inventarios del mismo, el noroeste de Europa se prepara para recibir un nivel récord de importaciones este trimestre, y la mayoría llegará a las tres terminales del Reino Unido. El país tiene una gran capacidad para atracar los buques cisterna y convertir el combustible licuado en gas, sin embargo, no tiene las instalaciones de almacenamiento de las que disponen algunos países de la Unión Europea.

Newsletter © Proporcionado por El Confidencial Newsletter

* Si no ves correctamente este formulario, haz click aquí

El país gobernado por Boris Johnson, además de no depender de las importaciones energéticas rusas, recibe el GNL de yacimientos marinos nacionales y de gasoductos procedentes de Noruega y la UE. El problema reside en que estos gasoductos solo pueden gestionar unas cantidades limitadas, por lo que deja esas exportaciones sin muchas salidas.

Cuando Gran Bretaña registra excesos de gas, suele exportarlo al continente europeo durante el verano, sobre todo en el momento en el que se llenan sus sistemas de almacenamiento. Entonces, el GNL se dirige a mercados como el español gracias a su alta potencia regasificadora y "a medida que lo hace y llega a los límites de las exportaciones, los precios se van rebajando", explica Trevor Sikorski, jefe de investigación de gas natural y carbono en Energy Aspects a la agencia de noticias.

El precio del gas de referencia en Europa se sitúa esta jornada en los 92 euros el MWh, frente a los 335 euros a los que se disparó a comienzos de marzo tras el ataque de Rusia -el mayor proveedor de gas de Europa- a Ucrania. Según los cálculos de Bloomberg, la diferencia con los futuros del gas natural en el Reino Unido se sitúa en su nivel más amplio desde al menos 2011.

© Proporcionado por El Confidencial

Paula Soler

Hasta ahora, Reino Unido ha aplicado sanciones a las importaciones rusas de petróleo, pero no a las de gas. De acuerdo a los datos de la Organización Mundial de Comercio y de Eurostat, UK únicamente importa en torno al 7% del gas de Rusia, frente al 43% de Italia o el 65% de Alemania.

Aun así, en una rueda de prensa conjunta en Londres de Johnson, Rutte y Trudeau, el primer ministro británico aseguró en marzo que "la visión generalizada es que nos debemos alejar de los hidrocarburos rusos y hacerlo todos juntos", pero "debemos asegurarnos de que tenemos suficiente suministro para sustituirlos". Johnson avanzó también planes para estudiar la posibilidad de incrementar la producción interna del Reino Unido.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon