Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los cofundadores y compañeros de piso que quieren cambiar como vives

Logotipo de La Vanguardia La Vanguardia hace 3 días Lorena Farràs Pérez
Los cuatro fundadores de Enso Spaces en la vivienda que comparten en Barcelona © Proporcionado por La Vanguardia Los cuatro fundadores de Enso Spaces en la vivienda que comparten en Barcelona

Michael Erd Gómez, Andrés Sullivan, Clara Sterling y José Miguel Calle son cofundadores de la start-up Enso Spaces y, además, compañeros de piso o colivers. “Para nosotros el coliving es una forma de vida, no solo un negocio”, asegura el primero de los creadores de esta empresa emergente especializada en viviendas compartidas o coliving. Crearon la compañía en diciembre del 2019 y escogieron Barcelona como sede por “ser España uno de los países en los que quieres vivir” y por “el crecimiento potencial del coliving en el país”, señala Michael Erd Gómez.

Cuentan con unas 65 habitaciones o camas bajo gestión en Barcelona y prevén aterrizar a Madrid a finales de año. El salto a la capital española les permitirá cerrar el ejercicio con 300 camas y una facturación de 550.000 euros. Para el 2022, esperan dar el salto a las demás grandes ciudades del país, con la vista puesta en València, Sevilla y Málaga.

Con el objetivo de financiar este plan de crecimiento, han cerrado una ronda de financiación, la primera, de 730.000 euros. El principal inversor de la ronda ha sido la plataforma Dozen Investments (antes conocida como The Crowd Angel), para la operación, los emprendedores han contada con el asesoramiento del bufete legal-tech Inlea Legal. Hasta la fecha, habían salido adelante con una inversión de 160.000 euros del que se conoce como las tres efes del inglés friends, family & fools (amigos, familia y locos).

Expansión

La empresa quiere seguir creciendo en nuevas ciudades a lo largo del 2022

Explican que, en japonés, Enso significa momento en el que la mente es libre para dejar que el cuerpo o espíritu se ponga a crear. Y esto es precisamente lo que persiguen los cofundadores con su cuidada selección de viviendas. Los pisos están situados en lugares céntricos y exclusivos y la decoración es a cargo de la firma barcelonesa Hannun, que destaca por su producción artesanal y bajo criterios de sostenibilidad. El precio promedio para una habitación es de 690 euros.

Enso también ofrece a los inquilinos servicios de plataformas de limpieza o entrega a domicilio de comida para que se puedan despreocupar de este tipo de cuestiones más mundanas. Y no menos importante es la selección del compañero, a la que la empresa dedica grandes esfuerzos para disminuir los clásicos problemas de convivencia. Su lema es “dedícate a vivir y a crecer, que de lo demás nos ocupamos nosotros”.

A los cofundadores, la fórmula les funciona, tanto como emprendedores como compañeros de piso, que comparten, además, con dos personas más.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon