Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Qué esperar del BCE en su decisiva reunión de hoy

Logotipo de Cinco Días Cinco Días 22/07/2021 CINCO DÍAS
La presidenta del BCE, Christine Lagarde © Kai Pfaffenbach (REUTERS) La presidenta del BCE, Christine Lagarde

El Banco Central Europeo (BCE) celebra este jueves una reunión de elevadas expectativas. La declaración de intenciones de su presidenta, Christine Lagarde, que hace unos días anticipó "cambios interesantes" en las indicaciones sobre la orientación futura de su política monetaria, ha despertado el interés de los mercados.

El actual contexto de resurgimiento de la pandemia por el auge de los contagios en gran parte de Europa sigue siendo favorable para mantener una política monetaria acomodaticia. Así, la mayoría de expertos no espera grandes novedades y el consenso prevé que los tipos se mantendrán muy bajos durante más tiempo de lo esperado. Pero, tras su reciente revisión de los objetivos de inflación, que ha hecho más flexibles, el mercado espera ahora algún anuncio en torno a las compras de emergencia por pandemia (PEPP), que podrían "cambiar de formato".

Política acomodaticia

Los tipos de interés oficiales se sitúan en mínimos históricos y así se espera que sigan al menos hasta 2023 o más allá para apuntalar a la economía. El mercado teme una desaceleración de la recuperación económica por el aumento de los contagios por la variante Delta del virus, de manera que también se prevé que continúen las compras de activos. Lo que sí es posible es que el BCE lleve a cabo una actualización de la guía sobre los estímulos monetarios.

La política monetaria seguirá apoyando la recuperación, esperan los analistas de Generali Insurance AM, que añaden que "el BCE dejó claro que el mantenimiento de unas condiciones de financiación favorables es una prioridad".

Desde Renta 4 esperan que el PEPP continúe al menos hasta septiembre a razón de unos 20.000 millones de euros semanales, aunque creen que el BCE podría hoy "dejar la puerta abierta a la aprobación de nuevas medidas de apoyo el próximo año una vez que el PEPP finalice en marzo de 2022".

"Se espera que la reunión de política monetaria del BCE del 22 de julio brinde a la presidenta Christine Lagarde la oportunidad de reiterar su compromiso de continuar siendo extremadamente cautelosa y mantener una política monetaria acomodaticia", señala Franck Dixmier, director de Inversiones Global de Renta Fija de Allianz Global Investors en una nota a los clientes. 

Por su parte, François Rimeu, estratega senior de La Française AM, contempla que el comunicado previo del BCE evolucione hacia una "declaración de política monetaria más explícita y concisa". Gilles Moëc, economista jefe de AXA IM, considera que "técnicamente, el BCE necesita cambiar la redacción de su guía prospectiva, ya que se ha vuelto obsoleta después del cambio del objetivo de inflación".

En cualquier caso, la política del BCE diferirá cada vez más de la de la Reserva Federal de EE UU,  añade Dixmier. Del banco central estadounidense se espera que anuncie una política de reducción a finales del verano que se implementará a principios de 2022. Pero en el caso del BCE "está en total alineación de intereses con los estados miembros de la zona euro". De esta forma, explica, el mantenimiento de tipos de financiación muy bajos, junto con unas perspectivas de inflación más elevadas a medio plazo si el BCE logra su objetivo, "debería permitirles gestionar la sostenibilidad de su deuda e implementar las reformas estructurales necesarias para aumentar el crecimiento potencial".

Objetivos de inflación

Recientemente, el BCE anunció un cambio histórico en la meta de inflación y ahora contempla un objetivo simétrico del 2% a medio plazo, frente al nivel "inferior, aunque próximo" al 2% que mantenía hasta ahora.

Desde Link Securities opinan que Lagarde anunciara que, una vez finalice el PEPP, habrá un periodo de transición en el que se reactivarán las compras de activos de otros programas actualmente en vigor. "Es decir, el BCE seguirá comprando bonos a ritmos elevados durante bastante tiempo una vez superada la pandemia y todo ello a pesar de que, como se espera, la inflación se sitúe durante algunos meses muy por encima del 2%, el nuevo objetivo simétrico recientemente establecido por la institución monetaria", sostienen. E insisten en que "el principal objetivo es evitar un repunte de los tipos de interés en la región que empeore las condiciones de financiación y lastre la recuperación económica post pandemia, confirmando de esta forma la institución su total “ompromiso a la hora de apoyar a la economía de la zona".

La presidenta del BCE, Christine Lagarde © Kai Pfaffenbach (REUTERS) La presidenta del BCE, Christine Lagarde

François Rimeu, estratega senior de La Française AM, espera que "esta nueva orientación futura se incline hacia una postura monetaria más acomodaticia, teniendo en cuenta el hecho de que tolerarán una inflación moderadamente superior al 2%.

Según el equipo de analistas de A&G Banca Privada, es posibel que se plantee la transición del PEPP hacia un nuevo formato a partir de marzo 2022. Exponen que son varias las posibilidades que se abren, como el lanzamiento de nuevos programas con menor flexibilidad que el PEPP o, el más probable, el incremento de compras a través del otro programa vigente (APP) que en principio no tiene fecha de finalización.

Desde Generali Insurance AM, Thomas Hempell, jefe de análisis macro y de mercado, y los economistas senior Martin Wolburg y Paolo Zanghieri, creen que todavía hay suficiente dinero en la dotación del PEPP para mantener el actual ritmo de compras. Destacan que "alcanzar la senda de inflación prepandémica es fundamental para el BCE, lo que no ocurrirá ni siquiera en 2023, según las últimas proyecciones del BCE".

Desde Ebury, la institución financiera especializada en pagos internacionales e intercambio de divisas, creen que "es demasiado pronto para que el banco insinúe la posibilidad de reducir la compra de activos, cuyo anuncio es improbable hasta septiembre, como muy pronto".

Por su parte, Rimeu, de La Française AM, no espera ninguna aclaración sobre el final del PEPP y el posible aumento del Programa de Compra de Activos (APP) después de marzo de 2022. Esas decisiones "se dejarán para la reunión de septiembre o el foro del BCE en Sintra (28-29 de septiembre)", opina. Igualmente, Gilles Moëc, economista jefe de AXA IM, estima que "tendremos que esperar a septiembre o incluso a diciembre para tener claro cuánta flexibilización cuantitativa se volverá a poner sobre la mesa una vez que finalice el PEPP".

Sin embargo, para Axel Botte, estratega de Ostrum AM, la reunión del hoy "será una oportunidad para que el banco central considere ampliar la flexibilización monetaria más allá del plazo previsto en el PEPP, en marzo de 2022".

En general las proyecciones son positivas. Pero, a pesar de que el crecimiento mundial se está acelerando, la rápida propagación de la variante Delta arroja incertidumbre y temor sobre unas perspectivas económicas más débiles de lo esperado inicialmente. Además, en esta segunda mitad del año, además del crecimiento y la inflación, también domina el miedo al tapering (retirada de estímulos).

"Esperamos que el BCE probablemente mantenga un tono cauteloso en el frente económico, debido a la preocupación por la variante delta de Covid-19", señala Rimeu. Ademas, en PIMCO

El responsable de producto y estrategia de enversión Muzinich, Erick Muller, subraya que “el mercado está valorando un mensaje dovish de la presidenta Lagarde, sobre la base de una mayor incertidumbre acerca del ciclo de crecimiento debido al aumento de la variante Delta del Covid y las consiguientes restricciones de movilidad, y sobre la determinación del BCE de esperar a tener más información sobre la trayectoria de la inflación durante la segunda mitad del año”.

El equipo de Aberdeen Standard Investments asevera que "la economía mundial experimentará varios años de crecimiento superior a la tendencia a medida que se recupere de la crisis del Covid-19. A este crecimiento ayudarán el despliegue de las vacunas, las políticas fiscales y monetarias acomodaticias, y la progresiva adaptación de hogares y empresas a las restricciones en las que permanecen".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Cinco Días

image beaconimage beaconimage beacon