Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

En Portugal y en la intimidad: la boda del archiduque Carlos de Austria y Christian Reid

Logotipo de Vanitatis Vanitatis 20/06/2022 Sara Castellanos
Carlos de Habsburgo-Lorena se ha casado con su nueva pareja, Christian Reid, en Portugal. A sus 61 años, el que fuera pretendiente al trono del desaparecido Imperio Austrohúngaro, ha querido afianzar su relación y contraer matrimonio con su nueva esposa, una empresaria de la que se muestra de lo más enamorado. Según confirmaba el archiduque al medio austríaco ‘Kronen Zeitung’, la boda tuvo lugar en primavera, y aunque no ha querido desvelar muchos detalles, sí confesaba: “Siempre he tratado de mantener mi vida privada, y por eso solo nos casamos junto al círculo más cercano”, a lo que añadía: “Es una mujer maravillosa. Ahora es mi maravillosa esposa”.

Carlos de Habsburgo-Lorena estuvo casado de 1993 a 2003 con Francesa Thyssen-Bornemisza, hija del barón Heinrich Thyssen-Bornemisza, quien fuera marido de Tita Cervera. Tras una boda de ensueño con Francesca, que lució un vestido de novia de Versace, el matrimonio tuvo tres hijos en común. Gloria, que tiene 22 años; Ferdinand, de 24 y Eleonore, de 28. La separación llegó diez años después y su relación se mantuvo cordial y amistosa desde entonces, por el bien de sus hijos.

Newsletter © Proporcionado por El Confidencial Newsletter

* Si no ves correctamente este formulario, haz click aquí

La casa de los Habsburgo-Lorena ya informó en 2020 del divorcio de su primera mujer y también lo hizo sobre su nueva novia en la biografía ‘Karl von Habsburg: Kaiserenkel zwischen den Zeiten’ (algo que podríamos traducir como ‘Carlos de Habsburgo: el nieto del emperador entre tiempos’), que fue publicada en dicho año. Los papeles del divorcio se firmaron una vez que sus tres hijos habían alcanzado la mayoría de edad y no fue hasta 2017, cuando Gloria cumplía los 18. Pero sus vidas llevaban mucho más tiempo separadas, algo que supuso para el archiduque “un asunto muy desafortunado” porque, según confesaba al periódico ‘Kronen Zeitung’ “pude ver que dos personas que viven juntas no siempre tienen que funcionar necesariamente. Intentamos salvar la relación, pero no pudo ser”.

Carlos de Habsburgo y Francesca Thyssen en 2004. (Getty) © Proporcionado por Vanitatis Carlos de Habsburgo y Francesca Thyssen en 2004. (Getty) Carlos de Habsburgo y Francesca Thyssen en 2004. (Getty)

Carlos de Habsburgo llevaba separado desde 2003 y ahora la vida ha querido darle una segunda oportunidad en el amor con su nueva mujer. Es tan discreto sobre su vida, que solo al publicar su biografía en 2020 fue cuando confirmó oficialmente su divorcio, 17 años después de su separación. Su primera mujer, Francesa Thyssen-Bornemisza, es una aristócrata de origen alemán-húngaro nacida en Suiza y miembro de la familia imperial de Austria precisamente a raíz de su matrimonio con Carlos de Habsburgo, que se dedica al coleccionismo de arte.

Pero sí consiguieron mantener una buena amistad y compartir juntos en familia muchos momentos, como cuando les vimos posar juntos en la boda de su hija mayor, Eleonore. También coincidían en el funeral de la infanta Pilar en enero de 2020 y Francesca asistió a algunas de las citas oficiales de los Habsburgo-Lorena incluso después de su separación y antes de su divorcio, porque seguía siendo miembro de la familia imperial de Austria. El aristócrata es el hijo mayor de Otto de Hamburgo, último príncipe heredero de Austria y Hungría, y de su esposa Regina, princesa de Sajonia-Meiningen. Es caballero de la Orden del Toisón de Oro desde su nacimiento, soberano y gran maestre desde noviembre de 2000 y el jefe de la familia Habsburgo desde enero de 2007.

Carlos de Habsburgo-Lorena y su hija Eleonore, en el funeral por la Infanta Pilar de Borbón. (EFE/FERNANDO VILLAR) © Proporcionado por Vanitatis Carlos de Habsburgo-Lorena y su hija Eleonore, en el funeral por la Infanta Pilar de Borbón. (EFE/FERNANDO VILLAR) Carlos de Habsburgo-Lorena y su hija Eleonore, en el funeral por la Infanta Pilar de Borbón. (EFE/FERNANDO VILLAR)

Su nueva esposa es la empresaria Christian Nicolau de Almeida Reid y es portuguesa, por eso la boda tuvo lugar en el país luso, un evento al que solo pudieron acudir las personas más cercanas a la pareja, debido a que fue de lo más discreta y secreta. Es la cuarta hija de Robin Reid y Elsa Andresen Nicolau de Almeida. Pocos detalles más han trascendido sobre su enlace, porque el archiduque se ha mostrado de lo más celoso con su vida privada y tan solo ha querido confirmar la boda y hacer pocas, pero emotivas y románticas, declaraciones.

En plena pandemia el jefe de la Casa de Habsburgo-Lorena se convertía en uno de los primeros royals en contagiarse con el coronavirus y tener que estar pasando una cuarentena domiciliaria en su residencia en la región de Baja Austria. Un encierro que le mantuvo sin contacto directo con sus familiares, como ocurriera a muchas personas en todo el mundo en ese momento de la pandemia. Una enfermedad que, por suerte, no le dejó secuelas y que superó. “Es molesto, pero me siento bien. No es la peste negra”, decía al periódico ‘Kleine Zeitung’.

De hecho, al principio pensó que se trataba de una “gripe habitual”, pues los síntomas eran muy parecidos, pero tras hacerse una prueba dio positivo y tuvo que reclutarse en casa. Un poco más de dos años después, la suerte le sonríe y, sano y salvo, ha querido volver a comprometerse en matrimonio con la que fuera su novia en su país de origen. En una entrevista en noviembre de 2020 ya se mostraba de lo más enamorado: “Christian es una mujer culta y sensible, con una decencia elegante. Es una consejera amorosa, a veces también una crítica valiosa, y siempre está ahí para mí. Una compañera en el mejor sentido de la palabra. En resumen, un enriquecimiento increíble para mi vida y estoy feliz de tenerla a mi lado”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon