Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los 15 años de Ariane de Holanda, la princesa tímida de la generación de la infanta Sofía

Logotipo de Vanitatis Vanitatis 10/04/2022 A. Rodríguez
Las casualidades del Gotha quisieron que el mes de abril de 2017 diera la bienvenida a tres nuevas princesas, así que en las próximas semanas vamos a tener muchas celebraciones reales. La primera es este domingo, cuando celebra sus 15 años Ariane de Holanda, la princesa más tímida de la generación de la infanta Sofía, en la que también se encuentra Isabella de Dinamarca, que será la siguiente en cumplirlos, el próximo día 21. Además, la segunda hija de los príncipes Federico y Mary tendrá este mes doble alegría, ya que lo terminará con su confirmación, el próximo día 30.

Pero la protagonista de este domingo es Ariane, la pequeña de las tres hijas de los actuales reyes, Guillermo Alejandro y Máxima, aunque no lo eran entonces, ya que nació varios años antes de que su abuela, la princesa Beatriz, anunciara su abdicación y dejara el trono en manos de su heredero. Con ella, sus padres siguieron la tradición y, tras Amalia y Alexia, no dudaron en elegir también para ella un nombre con la A como inicial, cerrando así el círculo y originando que a las tres princesas se las conozca en los Países Bajos con el sobrenombre de 'la triple A'.

El bautizo de la princesa Ariane. (Getty/Michel Porro) © Proporcionado por Vanitatis El bautizo de la princesa Ariane. (Getty/Michel Porro) El bautizo de la princesa Ariane. (Getty/Michel Porro)

No todo fueron alegrías al nacer Ariane. Antes de cumplir su primer mes de vida, tuvo que ser hospitalizada por sospechas de una infección pulmonar. Solo estuvo tres días ingresada, pero sirvió para que se demostrara el enorme apoyo que tenía de los ciudadanos la Casa Real: solo en ese periodo de tiempo llegaron unas 30.000 cartas a Palacio para mostrar su solidaridad con la familia en unos momentos que no fueron nada fáciles y desearle una pronta recuperación, que finalmente llegó. Unos meses después se celebraba su bautizo, con Guillermo de Luxemburgo o Inés Zorreguieta, la malograda hermana de Máxima.

Hasta el pasado curso compartía centro de estudios con sus hermanas, el Instituto Cristiano Sorghvliet de La Haya, una elitista escuela que Alexia y Amalia abandonaron el pasado junio: una, con excelentes calificaciones y preparada para tomarse un año sabático; y otra, con notas no tan excelentes y casi haciendo las maletas para ingresar en el UWC Atlantic College de Gales, donde también estudia la princesa Leonor. Precisamente por las decisiones de sus hermanas mayores, Ariane es ahora la reina en el palacio de Huis ten Bosch, la residencia oficial de los reyes Guillermo y Máxima.

La princesa Ariane, en su primer día de curso en su nuevo colegio. (Casa Real de los Países Bajos) © Proporcionado por Vanitatis La princesa Ariane, en su primer día de curso en su nuevo colegio. (Casa Real de los Países Bajos) La princesa Ariane, en su primer día de curso en su nuevo colegio. (Casa Real de los Países Bajos)

Y hasta aquí, lo oficial. Porque de lo extraoficial poco o nada se sabe, acorde con la estricta política de privacidad que tienen los reyes con respecto a la vida de sus tres hijas. Aunque tiene la misma edad de la infanta Sofía e Isabella de Dinamarca, separadas por apenas dos semanas, es la que menos visibilidad pública tiene. Salvo excepciones, solo vemos a Ariane en los posados familiares de verano y de invierno -suprimido este último desde este año- y en el Día del Rey, un gran acontecimiento para la familia real y para todo el país.

Guillermo y Máxima establecieron con los nacimientos de sus tres hijas una línea muy marcada que diferenciaba la esfera privada de la esfera pública. Así, ellos han sido los que han controlado los tiempos en estos 18 años. Sí han informado de las grandes decisiones, como por ejemplo el colegio donde estudiarían, pero poco más. La hemos visto, por ejemplo, en la Feria de Abril o en el concierto por el 50º cumpleaños de su madre, el año pasado. Pero, por lo general, no es habitual que Ariane aparezca en público más de las ocasiones que antes mencionábamos.

La familia real, durante su visita a la Feria de Sevilla. (EFE/Arenda Oomen) © Proporcionado por Vanitatis La familia real, durante su visita a la Feria de Sevilla. (EFE/Arenda Oomen) La familia real, durante su visita a la Feria de Sevilla. (EFE/Arenda Oomen)

Y este punto sí que la diferencia de sus coetáneas, la infanta Sofía y la princesa Isabella, pero también en cierto modo de sus hermanas. Hay que tener en cuenta que la infanta Sofía lleva varios años acompañando a los reyes Felipe y Letizia a numerosos actos oficiales, incluso sin la presencia de su hermana Leonor, como fueron las celebraciones por el Día de la Fiesta Nacional, el pasado octubre, o incluso sin sus padres, como la cita en plena naturaleza que tuvieron las dos hermanas Borbón-Ortiz el pasado verano. Y lo mismo ocurre con Isabella, ya que casi desde pequeña ha protagonizado numerosas apariciones públicas.

Comparándola con sus dos hermanas, especialmente con Alexia, lo cierto es que Ariane ha dado poco que hablar. Sí se sabe que toca el piano o que practicó ballet y artes marciales, por ejemplo. Pero nada más allá de lo que se ha hecho llegar desde la propia Casa Real. En cambio, la vida social de su hermana mediana ha sido algo agitada y ha generado algunos titulares en los medios del país, dando ya algún que otro disgusto a los reyes Guillermo y Máxima. Amalia, por su parte, siempre ha sido una estudiante aplicada, pero como heredera siempre ha generado más atención que Ariane, que en un futuro no tendrá un papel relevante dentro de la Corona.

Ariane, durante un posado de verano con sus hermanas. (Getty/Michel Porro) © Proporcionado por Vanitatis Ariane, durante un posado de verano con sus hermanas. (Getty/Michel Porro) Ariane, durante un posado de verano con sus hermanas. (Getty/Michel Porro)

Si no hay cambios, sus funciones serán parecidas a las que tiene actualmente su tío Constantino, hermano del monarca, o las que tuvo en su momento el príncipe Friso: algún patronazgo o aparición puntual, mecenazgos, amadrinamientos o presidencias de honor, pero con muchas más libertades de las que disfrutará la princesa Amalia y, lo más importante, en su caso sin retribución pública, algo bastante importante para los ciudadanos holandeses. Quizá por eso sus padres no han querido someter ni a la propia Ariane ni a sus dos hijas al escrutinio público, más allá del estrictamente necesario y elegido por ellos.

Estos quince años, que compartirá en muy poco tiempo con la infanta Sofía y la princesa Isdabella de Dinamarca, han sido casi como un vaticinio de lo que será su futuro una vez su hermana asuma el trono: de perfil bajo y en un discreto segundo plano.

Newsletter © Proporcionado por El Confidencial Newsletter

* Si no ves correctamente este formulario, haz click aquí

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon