Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Consejos para disfrutar de un verano seguro con los niños

Logotipo de ¡Hola! ¡Hola! 07/07/2020 hola
Madre e hija con un flotador © Proporcionado por ¡Hola! Madre e hija con un flotador

Este año, hemos dado la bienvenida al verano más atípico de los últimos tiempos. La pandemia del coronavirus ha impuesto una nueva normalidad, en la que, siguiendo las recomendaciones de las autoridades, tenemos que usar mascarilla y mantener la distancia social. Porque, tal y como advierten los expertos, debemos seguir extremando las precauciones para evitar los contagios y un nuevo rebrote de la enfermedad Covid-19.

Como es lógico, ante estas circunstancias excepcionales, nos surgen dudas sobre cómo lograr disfrutar de nuestras vacaciones sin poner en riesgo nuestra salud. En especial, con los más pequeños. Por ello, con el objetivo de dar respuesta a la incertidumbre, la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) ha emitido un comunicado con una serie de recomendaciones para vivir una temporada estival sin sobresaltos.

Relacionado: ¿Serán seguras las piscinas este verano?

Visitar a los abuelos con precaución

Está claro que muchas familias aprovechan las vacaciones de verano para visitar a los familiares que están lejos. Sobre todo, a los queridos abuelos, lo que produce una “situación compleja”, en palabras de la pediatra Nerea Carrión. Ya que nuestros mayores han sido uno de los colectivos de riesgo durante esta pandemia. Por ello, la recomendación es que, al principio, se procure evitar el contacto, manteniendo cierta distancia. Y en el caso de que se presenten síntomas, todavía más.

Es lógico que en este emotivo reencuentro, surja el deseo de abrazar y besar a los nietos. Sin embargo, hay que recordar que si los niños contagian a sus abuelos, éstos pueden tener una infección grave, recuerda el doctor Pedro Gorrotxategi, vicepresidente de AEPap.

Transcurridos unos días, si no se ha desarrollado ningún síntoma, ya pueden ser considerados convivientes y tener una vida normal con ellos.

Relacionado: Consejos para proteger a nuestros mayores

Playas y piscinas, menos peligrosas de lo que creemos (siempre que se sigan las medidas de precaucion)

Pese a la creencia generalizada, la doctora Concha Sánchez Pina, presidenta de la AEPap, explica que, según los estudios, en los espacios al aire libre, como piscinas y playas, el contagio sería mucho menor que en los cerrados y mal ventilados, siempre y cuando se mantengan las normas de seguridad. Es decir, una distancia social de 1,5-2 metros, y el uso de mascarilla.

“Al aire libre, el virus no se puede transmitir tan fácilmente”, detalla la pediatra Carrión. Así que hay que recomendar a los niños que no se olviden, a la hora de jugar, de seguir dejando ese espacio entre los amigos que no pertenezcan a su núcleo familiar. Por este mismo motivo, desde la AEPap se aconseja que controlar a los más pequeños, y olvidarse de organizar grandes fiestas o cumpleaños. Si toca alguna celebración, lo mejor será hacerlo con sus allegados, y preferiblemente, en un entorno abierto.

Sí, se puede asistir a campamentos de verano

Claro que pueden ir”, nos comenta la doctora Carrión. “Ahora mismo, tenerlos en casa es una situación insostenible para muchos padres. Lo único que hay que apelar a los monitores y a los responsables que mantengan las medidas de higiene y controlen los grupos de niños”. De hecho, la doctora Sánchez Pina recalca el papel fundamental de los monitores de ocio y tiempo libre, “que deberán dar ejemplo, así comorealizar las reuniones y comidas manteniendo la distancia social mínima de dos metros y buscando siempre los espacios abiertos para realizar los juegos o talleres”.

En un documento elaborado junto a la ONG ‘Save the Children’, recomiendan reducir las actividades al aire libre al 50% (sin sobrepasar los 200 participantes con los trabajadores incluidos), y si se realiza en un espacio cerrado, imponer un límite de 80 participantes.

Asimismo, animan a los organizadores a promover, a informar a los niños, a través de carteles llamativos que les adviertan de que:

  • Al toser o estornudar deben cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado.
  • Tienen que usar pañuelos desechables.
  • Saludar sin contacto.
  • No deben usar guantes (puesto que usarlos de una manera inadecuada puede facilitar la transmisión).

Relacionado: Campamentos 'online' de verano para niños

 

¿Hay que viajar con mascarilla?

A la hora de viajar en autobús, tren, avión… Todo tipo de transporte colectivo, tanto pequeños como adultos deberán llevar mascarilla. En cambio, si se traslada en un coche propio, siempre y cuando los ocupantes sean del mismo núcleo familiar, no será necesario. En el momento en que se mueva con ellos una persona ajena, sí tendrán que ponérsela.

No obstante, si se detecta cualquier síntoma antes del esperado día, “ni los niños ni sus padres deben emprender el viaje, en especial, en transporte colectivo”, puesto que supondría un riesgo para el resto de viajeros.

Mascarillas, obligatorias a partir de los 6 años, recomendables desde los 3

El pasado mes de marzo, el Gobierno estipuló que el uso de la mascarilla fuera obligatorio para toda la población a partir de los seis años, en caso de que no se pudiese mantener la distancia de seguridad. Pero la AEPap afirma que son recomendables desde los tres, insistiéndoles en todo momento en que no pueden tocarla una vez puesta y deben lavarse las manos antes de llevarla.

La doctora María Jesús Esparza, pediatra del grupo Previnfad (Prevención en la infancia y adolescencia de AEPap), comenta que se están dando casos de niños a los que les produce irritación: “la mascarilla es como la ropa y, si un niño tiene dermatitis atópica y determinados tejidos le producen irritaciones, lo mismo ocurre con la mascarilla”. De ser así, no hay que preocuparse, e indica que la clave está en probar con otra diferente hasta encontrar la que se tolere mejor.

Relacionado: Consejos para lograr que los niños se pongan la mascarilla

Geles hidroalcohólicos, ¿sí o no?

Los dermatólogos han alertado de que el uso del gel hidroalcohólico puede causar quemaduras en las pieles sensibles como la de los niños. Aunque al echarlo en las manos y absorberse rápido, da la sensación de que se evapora, lo cierto es que se mantiene en la superficie de la piel, y cuando se expone al sol, provoca una reacción.

La doctora Sarrión comenta que este tipo de problemas pueden aparecer, puesto que no deja de ser un producto con alcohol. Por ello, lo mejor es lavarse las manos con agua y jabón durante 20 segundos para eliminar los gérmenes de las manos. Por tanto, el gel hidroalcohólico, con al menos un 60% de alcohol, sólo debería emplearse cuando esta opción no es viable.

No hay que olvidarse tampoco de mantenerlo fuera del alcance de los más pequeños, ya que pueden considerarlo atractivo e intentar ingerirlo.

Cómo actuar en caso de detectar algún síntoma

En tiempos de pandemia, se debe estar alerta hasta en vacaciones. Por ello, si se observa algún síntoma de la Covid-19, se tiene que poner en contacto con el pediatra. En todos los centros de salud de las Comunidades Autónomas se ha habilitado una línea telefónica específica para casos sospechosos.

Una vez se realice la llamada, se indicará si se debe acudir al centro o no, puesto que hay agendas diferentes habilitadas para niños sospechosos de covid-19.

No obstante, la doctora Carrión apunta que también estamos en una época de cuadros víricos. Si el niño tiene fiebre o vómitos, puede ser normal, ya que son frecuentes los problemas gastrointestinales. Pero ante cualquier duda, siempre hay que llamar al centro de salud.

Relacionado: Los problemas de salud más frecuentes en los niños

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

image beaconimage beaconimage beacon