Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Federico y Mary de Dinamarca sacan a sus hijos del colegio por culpa del bullying

Logotipo de Semana Semana 27/06/2022 Raoul Higuera
El bullying es una lacra a la que, por fortuna, se le está plantando cara y cada vez son más los medios empleados por los centros educativos para evitar que en sus aulas sucedan este tipo de acciones. Sin embargo, en muchas ocasiones, pese a todos los esfuerzos, son muchos los niños y niñas que siguen sufriendo acoso en el ámbito escolar. Un mal que no entiende de clases sociales, pues sucede tanto en colegios modestos como en aquellos más elitistas en los que cursan incluso miembros de casas reales, como así se acaba de desprender tras la drástica decisión tomada por Federico y Mary de Dinamarca, que han querido sacar a sus hijos, el príncipe Christian y la princesa Isabella, del centro en el que estudiaban tras el escándalo producido por sonados casos de bullying y agresiones violentas ocurridas entre sus paredes. [caption id="attachment_2513233" align="aligncenter" width="1024"] Mary-Dinamarca-hijos-colegio-bullying © Proporcionado por Semana Mary-Dinamarca-hijos-colegio-bullying Foto: Gtres[/caption] [lista_enlaces] [/lista_enlaces] A través de un comunicado oficial, desde palacio se informa que tanto el príncipe Christian como su hermana Isabella no continuarán estudiando en la escuela de Herlufsholm. El motivo que ha empujado a Federico y Mary de Dinamarca a tan drástica decisión es un demoledor informe realizado por parte de un organismo estatal, la Agencia Danesa para la Educación y la Calidad, en el que se confirman graves sucesos de acoso escolar y violencia en las aulas entendidas como bullying. Una decisión en condena a lo sucedido y como muestra de su descontento ante la inacción de los responsables del centro educativo para poner fin a tan detestable problemática. “Como hemos anunciado anteriormente, estamos profundamente conmocionados por los informes que han aparecido recientemente sobre Herlufsholm. También hemos dejado en claro que nosotros, como padres de un niño en la escuela, esperamos que la escuela haga lo que sea necesario para rectificar las condiciones inaceptables”, comenzaban a detallar Federico y Mary de Dinamarca ante la oleada de demandas de antiguos alumnos recogidas en un documental emitido en la televisión danesa sobre el calvario que vivieron en este centro en el que ya no cursarán sus hijos como gesto de condena y, además, para proteger a sus vástagos de convertirse en víctimas. “La elección del colegio de nuestro hijo Christian y de nuestra hija Isabella nos ha costado mucho. Ha sido importante para nosotros mantener nuestra idea de que las decisiones importantes deben tomarse sobre una base informada. Ahora tenemos esa base”. Unas pruebas de que en ese centro se sufre bullying y que los responsables no han obrado bien ante este problema que les ha llevado a buscar un nuevo centro en el que sus hijos tengan la oportunidad de desarrollar su conocimiento sin miedo a sufrir la lacra de la violencia en la escuela. [instagram id="CfRPXqwjH3F"] “Ha sido un proceso difícil para nosotros como familia, pero basándonos en el panorama general y nuestra posición, hemos elegido que el príncipe Christian detenga sus estudios en Herlufsholm y que la princesa Isabella no comience el noveno curso en la escuela después de las vacaciones de verano”. Con ello, Federico y Mary de Dinamarca emplazan la decisión del nuevo centro elegido, para que sus hijos sigan apostando por su futuro, a lo largo del verano. Pero ellos, como padres, no están contentos con el problema que dejan atrás y piden al centro que cuiden de sus alumnos, de aquellos que deciden seguir cursando entre sus aulas a pesar de lo que sucede y solicitan a los responsables de Herlufsholm que se hagan acopio de “la tranquilidad necesaria para garantizar los cambios necesarios y crear una cultura en la que todos puedan prosperar y sentirse seguros”. Este comunicado oficial para informar de su decisión ha llegado días después de que Federico y Mary de Dinamarca mostrasen su preocupación públicamente por los casos de bullying que estaban dando el salto a los medios en Herlufsholm tras la emisión de un documental en la televisión danesa: “Como padres, nos enfrentamos a algunas consideraciones difíciles sobre la escolarización de nuestros hijos mayores”. Unas palabras que dieron paso a un debate público y que provocaron el despido fulminante del director del centro y, ahora, también la salida de los alumnos que más renombre y prestigio ofrecían al centro. También una investigación para ver en qué medida no se han activado los dispositivos existentes para evitar el bullying en las aulas y, en caso de haber obrado correctamente y aún así persistir el problema, tomar medidas para reforzar la legislación vigente y realizar una normativa menos permisiva contra el acoso escolar.
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Semana

image beaconimage beaconimage beacon