Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La casa Inès de la Fressange en París

Logotipo de micasa micasa 16/10/2021 Por Belinda Guerrero
© Coordonné

Inès de la Fressange nos abre las puertas de su casa para que contemplemos toda la decoración y elegancia de un diseño que, al fin y al cabo, ofrece una imagen de estilo provenzal, carácter nórdico y algunas aportaciones rústicas. La que fuera musa de Chanel, por obra y gracia del diseñador Karl Lagerfeld, lleva una vida tranquila en su hogar parisino, ubicado en la rive gauche.

Esta es la zona más bohemia de la capital francesa, donde también se ubica la exclusiva boutique Inès de la Fressange Paris, donde vende sus creaciones de moda y sus colecciones de menaje de hogar. Además, colabora con otras firmas, como Coordonné o Uniqlo, sin olvidar también la línea de ropa que está triunfando actualmente.

Su casa huele a mikados de Rigaud y la ilumina con velas para generar un ambiente más hogareño y apacible. En las paredes, algún cuadro del siglo XIX, dibujos pintados por sus hijas y un busto de Albert-Ernest Carrier-Belleuse. De este modo, se logra un aspecto clásico y elegante. Además, le apasionan las plantas y disfruta mucho de su pequeño jardín en el patio interior.

De mercadillo

A la diseñadora le chifla recorrer los mercadillos y adquirir diferentes artículos de segunda mano. Uno de sus favoritos es el de Saint Ouen y el Mercado Mona, donde consigue antigüedades estilosas y objetos curiosos, como juguetes pequeños, una de sus pasiones como coleccionista, aunque también utiliza para decorar pequeñas botellitasa modo de floreros.

El objetivo es que se obtenga una imagen ecléctica en los interiores. Para ello, los objetos utilizados para embellecer cada espacio se convierten en recursos icónicos, llamativos y singulares. A todos ellos les vuelve a dar una segunda vida y les otorga una condición decorativa curiosa y sofisticada.

Todo al blanco

No puede gustarnos más la apuesta de este salón decorado en blanco. La pared se texturiza con los ladrillos y recibe mayor protagonismo a la chimenea. El estilo provenzal sigue presente con las dos sillas y la mesa, recuperadas de un mercadillo; además, se consigue un contraste interesante con el asiento de enea. Llama la atención que los ventanales de la estancia carecen de cortinas y se cubren tan solo con los cuarterones de madera.

Despacho

Inès de la Fressange se dedica la mayor parte de su tiempo a preparar las colecciónes de su tienda de moda Inès de la Fressange Paris . Cuando tiene que hacerlo en remoto, se refugia en este bonito rincón de su casa: una apuesta por los tonos naturales. Se observan dos mesas recuperadas, una de ellas pintada en blanco, un galán de noche, una butaca con funda y un sofá Cabriole en madera dorada. Es muy interesante el juego visual que ofrece la disposición de cuadros en la pared.

Confortable

La sencillez es el hilo conductor del interiorismo de la casa de Inès de la Fressange. Es obvio que busca el confort sobre todas las cosas, como muestra este sofá-cama, de La Redoute; un mueble multiusos que siempre convence. De hecho, nos invita a sentarnos o tumbarnos para esos días que llegamos agotados a casa.

Biblioteca

La pasión por la lectura es el alma de la casa y le ha llevado a llenar las paredes con estanterías de libros y constituir, así, un estudio completo. Los visillos, en lino, dejan pasar la luz hacia la zona del comedor, que también se ilumina con una original lámpara de pie, de estilo industrial. No cabe duda que la diafanidad es un componente esencial en todas las estancias.

Comedor

La casa de la diseñadora dispone de una mesa comunal para recibir a sus invitados. De forma ocasional utiliza este lugar para trabajar. El salón está cubierto con suelo de madera y tiene detalles industriales, como la columna en cemento. A su vez, Inès ha elegido un aparador antiguo, decapado en blanco, y una mesa auxiliar verde, sin tratar, para crear una atmósfera que va a enamorar a los amantes del estilo vintage.

Baño

¡Quién pudiera tomar un baño con vistas sobre los tejados de pizarra de París! Inès de la Fressange es una verdadera afortunada, sabe muy bien que la decoración debe estar presente en cualquier estancia de la casa; por esta razón, ha convertido el aseo en un spa relajante.

Dormitorio

Un cabecero entelado en blanco, ropa de cama en tejidos naturales, un aparador en madera sin tratar y poco más. El dormitorio de la modelo es escueto y ofrece detalles como los interruptores de luz con llave en dorado. En este sentido, trata de cuidar cada elemento para transmitir una imagen de elegancia, sofisticación y mesura. En el dormitorio no hay televisión, pero tiene pequeños cestitos, que adquiere en Le Petit Florilège.

Detalles

Decorar con cestos de mimbre es casi una obsesión. En sus frecuentes viajes a su adorado Marruecos siempre adquiere algunos modelos. También le encantan los muebles recuperados, es decir, aquellos que estaban en mal estado y que los utiliza para ambientar en una sintonía rústica y vintage. Un claro ejemplo es esta mesilla con puerta de cristal o una lechera, que ha reutilizado como florero para estas peonías.

Rincón

Cualquier espacio es apropiado para trabajar una línea estética atractiva y singular. Así lo demuestra en muchas partes de su casa. El diseño de esta lámpara trenzada, de Ateleier Vime, es el protagonista de este delicado rincón de lectura, con una mesilla decapada, una bandeja dorada y dos pequeños arreglos florales. C’est magnifique!

En el armario

No es broma, el método Kondomari ha cautivado a la modelo. Solo hay que ver cómo ordena las camisas siguiendo los consejos de Marie Kondo y ganando espacio para que entren todas en el cajón.

Orden

Inès es fan de la organización, así que su zona de trabajo parece sacada de un manual de Marie Kondo. Nos encantan las cajitas de madera, con sus letreros, las de cartón con asidero metálico y los archivadores, perfectamente alineados. Un consejo de estilo: archivar el papeleo en cestillos de cobre. También utiliza maletas antiguas para ordenar documentos.

Mascotas

Su perros, un golden retriever Mosca y un caniche Dinky, son los compañeros incondicionales de Inès de la Fressange. La camita para sus mascotas de ambos no puede ser más cómoda. El rincón es encantador, con un antiguo aparador donde la diseñadora guarda su colección de sobreros de paja.

De nuevo, apuesta por los tonos terrosos y cálidos, algo que le otorga a los interiores una imagen reluciente y agradable, sin olvidar que también se incrementa la luminosidad.

Terraza

En el caso de la terracita de la casa, Inès ha optado por muebles plegables, como esta silla con sobre metálico y la silla de madera. Un espacio muy coqueto para desayunar bajo el sol parisino. A grandes rasgos, podemos decir que ha conseguido crear una terraza top para disfrutar del aire

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de micasarevista.com

image beaconimage beaconimage beacon