Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

De Marie Chantal a Mary: los looks y las tiaras del jubileo de Margarita de Dinamarca

Logotipo de Vanitatis Vanitatis 11/09/2022 N.Tiburcio
La actualidad real no cesa. A la muerte de Isabel II, la proclamación de Carlos III y la boda de María Laura de Bélgica le tenemos que sumar el Jubileo de oro de Margarita II. Fue en enero cuando la soberana danesa, la única mujer en el trono en la actualidad, cumplió 50 años como reina, pero debido al coronavirus se decidió posponer las celebraciones hasta este fin de semana de septiembre, con la mala suerte de que su gran amiga, Isabel II, fallecía apenas dos días antes. A pesar de que el programa se ha reducido, Margarita no ha querido cancelar algunos eventos, como el concierto en su honor que se celebraba este sábado por la noche.

A las 20:00 horas, la reina llegaba al Teatro Real de Copenhague para disfrutar del espectáculo. Para su primera gran noche -puesto que este domingo habrá una cena de gala en el palacio de Christiansborg- la reina elegía un diseño de raso color coral, con escote cuadrado y manga francesa. Decoraba su look con la tiara Aigrette. Elaborada con un acabado floral en diamantes tiene un diseño único y espectacular. Suele llevar esta impresionante tiara cuando se recoge el cabello, pues se trata de un diseño flexible y original. Un collar de chatones, pendientes de diamantes y un broche floral acababan de darle brillo a su estilismo.

La reina Margarita de Dinamarca. (CP) © Proporcionado por Vanitatis La reina Margarita de Dinamarca. (CP) La reina Margarita de Dinamarca. (CP)

Una de las grandes protagonistas de la jornada, con permiso de su abuela, fue la princesa Isabella, quien debutaba en una alfombra roja, aunque sin tiara todavía, ya que no ha alcanzado la mayoría de edad. La mayor de las hijas de Federico y Mary eligió para su debut un vestido rojo de Lasse Spangenberg con escote palabra de honor, top bordado con pedrería y falda asimétrica. Llevaba encima una sobrecapa de tul. La joven princesa lo combinaba con clutch dorado y sandalias a juego. Recogió su melena en una coleta alta, dejando al descubierto unos pendientes propiedad de su madre.

Isabella de Dinamarca. (Cordon Press) © Proporcionado por Vanitatis Isabella de Dinamarca. (Cordon Press) Isabella de Dinamarca. (Cordon Press)

Por su parte, Mary elegía un diseño que ya le conocíamos, pues lo llevó en el 50º cumpleaños de su marido. Se trata de una creación del mismo diseñador que vestía a Isabella, un vestido de pedrería en color rosa empolvado, de manga corta, con escote cuadrado y falda con capas. La australiana coronó su cabeza con una tiara que ella misma adquirió en una subasta en 2016. Una joya elaborada en oro y plata de 14 kt. con pequeños rubíes redondos, diamantes y espinelas. Además de la tiara, la princesa heredera también adquirió los pendientes a juego, que llevaba en el concierto.

La princesa Mary. (CP) © Proporcionado por Vanitatis La princesa Mary. (CP) La princesa Mary. (CP)

La princesa Marie se decantaba por el azul marino, con un vestido con escote en V, repleto de encaje, que llevó su madre, Françoise Grassiot, en el 75º cumpleaños de la reina Margarita. Un diseño que pasaba un tanto desapercibido y que dejaba todo el protagonismo a la tiara. Una joya que fue creada en 2018 por la joyería francesa Mauboussin en colaboración con la propia princesa. De hecho, fue Marie quien la diseñó con ayuda de algunos profesionales de la maison y la llamó Nuit Claire (noche clara), en referencia a los atardeceres de Dinamarca.

Está realizada en oro blanco y adornada con pequeños diamantes y zafiros. La tiara sigue perteneciendo a la joyería, aunque Marie tiene 'permiso' para lucirla todas las ocasiones que quiera.

La princesa Marie. (CP) © Proporcionado por Vanitatis La princesa Marie. (CP) La princesa Marie. (CP)

La familia real griega ha contado con una gran representación debido a los lazos de sangre que la unen con Margarita. La princesa Marie-Chantal se convertía en una de las más elegantes de la velada con un vestido plateado de líneas clásicas, de manga larga, cuello redondo y cintura marcada. La esposa del príncipe Pablo eligió la tiara que es propiedad de su hija, la princesa María Olympia. Fue un regalo que le hicieron sus abuelos maternos, aunque como la joven no asiste a demasiados eventos de gala, siempre se la presta a su madre. Se trata de una tiara de estilo fringe, realizada en diamantes.

Marie-Chantal Miller y Pablo de Grecia. (Cordon Press) © Proporcionado por Vanitatis Marie-Chantal Miller y Pablo de Grecia. (Cordon Press) Marie-Chantal Miller y Pablo de Grecia. (Cordon Press)

Quien nos ha dado una grata sorpresa ha sido Nina Flohr. La esposa de Philippos de Grecia acudía a un evento real por primera vez, y lo cierto es que daba la talla con un delicado vestido de seda Valentino en color violeta de estilo helénico con un pronunciado escote y una capa de gasa. Nina llevó la misma tiara que eligió para su boda en octubre de 2021: la Antique Corsage.

Se trata de una joya que empezó siendo un broche de la reina Victoria de Suecia (nacida De Baden) y que acabó en manos de Ingrid de Dinamarca, quien la convirtió en tiara y se la regaló a su hija pequeña, Ana María, con motivo de su 18º cumpleaños. Ella la introdujo en el joyero de los Grecia al casarse con Constantino.

Philippos de Grecia y Nina Flohr. (Cordon Press) © Proporcionado por Vanitatis Philippos de Grecia y Nina Flohr. (Cordon Press) Philippos de Grecia y Nina Flohr. (Cordon Press)

Teodora de Grecia acudió acompañada por su eterno prometido, Matthew Kumar. Y decimos lo de eterno porque llevan con intención de casarse desde 2019, pero el coronavirus y otros contratiempos se lo han impedido. La sobrina actriz de Margarita II y de la reina Sofía lució también un vestido capa, el suyo en color berenjena, que combinó con complementos en negro. Completó su look con una tiara de estilo barroco, llena de motivos variados que forman óvalos alrededor de una línea central de diamantes redondos. Se dice que fue un regalo de los reyes Ana María y Constantino a su primogénita, Alexia.

Teodora de Grecia y Mathew Kumar. (Cordon Press) © Proporcionado por Vanitatis Teodora de Grecia y Mathew Kumar. (Cordon Press) Teodora de Grecia y Mathew Kumar. (Cordon Press)

Y hablando de Alexia, la princesa acudía junto a su marido, el español Carlos Morales, y optaba por un diseño que ya había lucido en Dinamarca en 2008 en la boda de Joaquín y Marie. Se trata de un diseño azul celeste con escote chimenea de lo más sobrio. Sobre su cabeza, la princesa llevaba la jedive, la tiara nupcial por excelencia de las damas de la familia; sin embargo, solo pueden lucirla las descendientes directas de la reina Ingrid, no aquellas que se unen a la familia.

Realizada por Cartier con oro blanco y platino, fue un regalo a Margaretha de Connaught, madre de la reina Ingrid, por parte del jedive de Egipto con motivo de su boda con el príncipe heredero de Suecia.

Alexia de Grecia y Carlos Morales. (Cordon Press) © Proporcionado por Vanitatis Alexia de Grecia y Carlos Morales. (Cordon Press) Alexia de Grecia y Carlos Morales. (Cordon Press)

Las hermanas de Margarita, Ana María y Benedicta, eligieron ambas diseños muy favorecedores. La primera optó por un vestido color grosella con pedrería en la cintura y la tiara de diamantes y rubíes que representa las hojas de olivo. Su primera dueña fue la reina Olga. Ana María la recibió como regalo de su suegra, Federica, con motivo de su boda con Constantino junto a unos pendientes, un collar y un broche. Por su parte, Benedicta optaba por un vestido blanco y una tiara de estilo fringe propiedad de la familia de su marido, los Sayn Wittgenstein Berleburg.

Benedicta y Ana María. (Getty) © Proporcionado por Vanitatis Benedicta y Ana María. (Getty) Benedicta y Ana María. (Getty)

Fue una noche muy emotiva en la que, a pesar del tono festivo, no faltó un recuerdo para Isabel II, con quien Margarita de Dinamarca tenía una relación muy especial. Al entrar en el Teatro Real y antes de que empezara la gala musical en honor a la monarca, se guardaba un minuto de silencio en homenaje a la británica.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon