Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Del Armani modificado de Elisabeth a las flores de Victoria: los looks de la cena de Noruega

Logotipo de Vanitatis Vanitatis 18/06/2022 Á. Mora
Muchos colores vivos, mucho brillo y, sobre todo, mucho reciclaje. Podría ser el resumen del despliegue estilístico que vimos este viernes en el Palacio Real de Oslo con motivo del cumpleaños de la princesa Ingrid. Desde un Armani modificado de Elisabeth de Bélgica a las flores de Victoria de Suecia: muchos y muy diferentes fueron los looks que nos dejó la cena celebrada en Noruega, con sus correspondientes tiaras e impresionantes joyas que las royals invitadas quisieron lucir para esta ocasión especial, el primer gran evento de estas características desde la pandemia.

1. Ingrid de Noruega, reciclado

Ingrid y Harald de Noruega. (EFE/Casa Real/Lise Aserud) © Proporcionado por Vanitatis Ingrid y Harald de Noruega. (EFE/Casa Real/Lise Aserud) Ingrid y Harald de Noruega. (EFE/Casa Real/Lise Aserud)

La familia real anfitriona de la velada no dudó en ahorrar al máximo con sus estilismos, ya que todas reultilizaron vestidos propios o los tomaron prestados del armario de sus progenitoras. Es el caso de Leah Isadora, Marta Luisa o la propia protagonista de la noche, que lució un diseño de Alberta Ferretti que Mette-Marit estrenaba en 2005, durante una visita de estado a Noruega que hizo la familia imperial de Japón. Lo cierto es que importaba poco lo que Ingrid se pusiera, ya que toda la atención se la llevaba la tiara, puesto que era la primera vez que se ponía una. Escogió la tiara Boucheron, la misma con la que se había realizado las fotografías oficiales, y que le regaló uno de los hijos de la princesa Ragnhild, hermana del rey Harald, quien a su vez la había heredado de su abuela, la princesa Ingeborg.

Newsletter © Proporcionado por El Confidencial Newsletter

* Si no ves correctamente este formulario, haz click aquí

2. Elisabeth de Bélgica, con el truco de la infanta Sofía

Elisabeth de Bélgica. (EFE/Casa Real/Lise Aserud) © Proporcionado por Vanitatis Elisabeth de Bélgica. (EFE/Casa Real/Lise Aserud) Elisabeth de Bélgica. (EFE/Casa Real/Lise Aserud)

Otra de las herederas que debutaba con tiara era Elisabeth de Bélgica. Y tanto la heredera belga como su madre apostaron por Armani Privé para esta gran cena. Metemos a la princesa en la lista de looks más destacados de la noche por un detalle que nos ha llamado la atención. Y es que escogió un vestido de organza en color rosa con volantes en la parte de la falda y escote palabra de honor con detalle central. Pero el original presenta una abertura en el escote, mientras que el de Elisabeth había sido cerrado. Un truco, el de cerrar el escote, que la hija pequeña de los reyes Felipe y Letizia aplica a muchos de sus vestidos.

3. Amalia de Holanda, con capa

Amalia de Holanda y el rey Felipe. (Captura TV2) © Proporcionado por Vanitatis Amalia de Holanda y el rey Felipe. (Captura TV2) Amalia de Holanda y el rey Felipe. (Captura TV2)

La heredera de los Países Bajos optó por un elemento que tiene mucha presencia en el armario de las royals, la capa. Son muchas, incluyendo a su madre, la reina Máxima, las que tienen vestidos con capa en su armario. El de Amalia de Holanda era un diseño de líneas muy sencillas en color rosa, que combinó con un pequeño clutch metalizado y sandalias de tiras. Como en el caso de las otras debutantes, toda la atención estaba en la tiara que luciría. De todas las que tenía para elegir, se decantó por la de Estrellas, la misma que lució su madre el día de su boda con el entonces príncipe Guillermo Alejandro.

4. Stéphanie de Luxemburgo, en flúor

Stéphanie y Guillermo de Luxemburgo. (Captura TV2) © Proporcionado por Vanitatis Stéphanie y Guillermo de Luxemburgo. (Captura TV2) Stéphanie y Guillermo de Luxemburgo. (Captura TV2)

Es una de las royals menos mediáticas y no suele estar en la lista de las mejor vestidas, pero lo cierto es que su look para la cena de gala en Noruega se lo merece. La gran duquesa heredera escogió un diseño asimétrico de Elie Saab en un amarillo flúor muy llamativo y original. Y aunque el modelo original no la lleva, también Stéphanie lucía una capa. El color del vestido contrastaba con el azul del clutch, la banda y, sobre todo, el enorme zafiro que coronaba su tiara, la de la Gran Duquesa Adelaida, una de las favoritas de su suegra, la Gran Duquesa María Teresa.

5. Victoria de Suecia, de estreno

Victoria de Suecia, en la foto de familia. (EFE/Casa Real/Lise Aserud) © Proporcionado por Vanitatis Victoria de Suecia, en la foto de familia. (EFE/Casa Real/Lise Aserud) Victoria de Suecia, en la foto de familia. (EFE/Casa Real/Lise Aserud)

Puede ser, con permiso de Mary de Dinamarca, la mejor vestida de la noche. Victoria de Suecia apostó por la moda de su país con un diseño de Frida Jonsvens en color blanco, con el cuerpo lleno de flores de varios colores. Nos quedamos con el detalle 'cute': su hija Estelle, que además de asistir a un evento de este tipo por primera vez también hacía su debut con vestido largo, llevaba en su diseño en color azul las mismas flores bordadas. La heredera sueca escogió la tiara Laurel, que en su momento perteneció a la princesa Lilian, el gran amor del príncipe Bertil y quien fuera una persona muy querida para todos los Bernadotte por todo lo que tuvo que pasar hasta conseguir ser reconocida como pareja por derecho propio del tío del rey Carlos Gustavo.

6. Mary de Dinamarca

Mary y Federico de Dinamarca. (Captura TV2) © Proporcionado por Vanitatis Mary y Federico de Dinamarca. (Captura TV2) Mary y Federico de Dinamarca. (Captura TV2)

Sin duda, otra de las que se merecen estar encabezando la lista de las mejor vestidas de la noche. Mary rescató un vestido que estrenaba hace nueve años igual de multitudinario, la coronación de Guillermo de Holanda. Se trata de un diseño en color blanco, con flores bordadas en un lateral y en el fajín. En aquella ocasión lo llevó con tocado, pero esta vez la ocasión requería tiara. Su elección, la Tiara de la Medianoche, una de las dos piezas que Mary luce en grandes eventos y que no pertenecen al joyero real. Esta en concreto, creada con brillantes y oro rosa y blanco, pertenece al taller de joyería Ole Lynggaard, aunque la australiana tiene el derecho de uso exclusivo.

7. Sonia de Noruega, con 'joyones'

Sonia de Noruega. (EFE/Casa Real/Lise Aresud) © Proporcionado por Vanitatis Sonia de Noruega. (EFE/Casa Real/Lise Aresud) Sonia de Noruega. (EFE/Casa Real/Lise Aresud)

La esposa del monarca noruego se convertía en una de las más atrevidas de la noche, apostado por un diseño amarillo que guardaba en su armario desde la boda de los príncipes Carlos Felipe y Sofía de Suecia. Y si ya llamaba la atención con el vestido, las joyas escogidas hacían que su apariencia fuese aún más espectacular. Sonia sacó del joyero la Tiara de las Esmeraldas, una de las piezas más históricas -data de 1804- y valiosas de la familia. Se trata de un diseño de esmeraldas y diamantes que representan volutas y madreselvas y que perteneció a la emperatriz Josefina, esposa de Napoleón.

La tiara va a conjunto con gargantilla y pendientes que salieron de las modificaciones que ha sufrido la tiara en estos dos siglos, producto de las modas de cada época y del estilo de las diferentes propietarias que ha tenido. Y la reina Sonia no dudó en colocarse todo el juego de esmeraldas, brillando con luz propia en la gran noche de su nieta Ingrid.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Vanitatis

image beaconimage beaconimage beacon