Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cómo saber si una mujer ha llegado o ha fingido: trucos y claves para saber si miente

Logotipo de Vozpópuli Vozpópuli 22/09/2020 mpalmero@vozpopuli.com (María Palmero)
© Proporcionado por Vozpópuli

Saber si una mujer ha llegado al final o no en una relación íntima es complicado para un hombre, sobre todo si no conoce bien a la otra persona. De hecho, en las primeras veces es cuando ellas más fingen haber alcanzado la meta.

La mayoría de las mujeres –y muchos hombres– necesitan un grado de complicidad y conexión para alcanzar el final, aunque muchas de ellas fingen que lo hacen. ¿Cuántas? Según una investigación realizada por científicos filandeses a 1.412 mujeres, el 34% miente en este terreno.

Algo que no es raro teniendo en cuenta, por ejemplo, que seis de cada diez mujeres españolas tiene dificultades para finalizar acompañada.

¿Por qué algunas fingen llegar al final?

Las mujeres fingen alcanzar la meta por varias razones:

  • No quieren herir el ego de su pareja.
  • Saben que no van a llegar y prefieren que parezca que el asunto queda en tablas.
  • No les agrada lo suficiente y quieren que acabe ya.
  • Para animar al hombre a que se venga arriba y conseguir otro tipo de cosas a cambio.
  • No sabe qué puede hacer el hombre para ayudarla a finalizar el asunto a gusto.
  • La juventud e inexperiencia: falta de conocimiento sobre sí misma y su cuerpo.
¿Cueces o enriqueces? © Proporcionado por Vozpópuli ¿Cueces o enriqueces?

Como vemos, fingir un resultado óptimo del encuentro puede venir propiciado por varias razones. Normalmente, mentir sobre el final suele ocurrir en las parejas en las que ya no hay pasión en las que llevan poco tiempo juntas. No se conocen bien o se conocen demasiado bien. Quizá también empiece a ocurrir cuando una tercera persona ha aparecido en la vida de uno de los miembros de la pareja.

[Cómo hacer que ella llegue al final como un verdadero experto]

¿Cómo saber si una mujer ha llegado o no?

Si te estás haciendo esta pregunta aun llevando muchos años con tu mujer o novia, es mala señal, pues no sabes distinguir cuándo le produces placer y cuándo no. Esto solo puede significar dos cosas: o eres demasiado egoísta en horizontal y no atiendes a las necesidades de tu pareja o simplemente os ha faltado durante años comunicación en este terreno.

Si conoces bien a la mujer en cuestión y la has visto llegar una vez, es fácil saber cuándo miente y cuándo no. Normalmente, las zonas erógenas femeninas tienden a temblar, parpadear... con una especie de movimiento espasmódico que precede a una relajación total. Antes de eso, se suelen poner los ojos 'en blanco', mirando a 'la nada', como les ocurre a los hombres.

[Lo que aún no sabemos del final en horizontal de las mujeres, revelado]

Otro de los trucos que no fallan para saber si ella ha llegado a la meta es fijarse si busca contacto o no tras el acto. Cuando una mujer finaliza, sus niveles de oxitocina aumentan y necesita tocar al hombre, aunque sea un poco. Es lo que también produce que ellas vean este acto íntimo como una conexión sentimental y más especial que ellos. De ahí que suela decirse que la mujer se enamora más fácilmente. En este caso, sus hormonas y un buen quehacer en horizontal son las que le empujan a ello.

Si, por el contrario, una vez que se acaba la marcha la mujer se queda quieta, tersa, seria y sin brillo en los ojos, ten por seguro que lo ha fingido.

[Cómo trabajar con la boca para darle el final que ella merece]

La cara es el reflejo del alma: ella si llega © Proporcionado por Vozpópuli La cara es el reflejo del alma: ella si llega

Y esto es todo, lector. Si aún tienes dudas de si tu compañera finge, lo mejor es que se lo preguntes con sinceridad y que te diga cómo puedes ayudarla o enseñarla. Igual ni siquiera sabe cómo hacerlo. Pero, vaya, una cosa está clara: si no sabes si tu mujer llega o no, no dice mucho a tu favor de tu papel en la intimidad.

Si quieres más información sobre cómo hacer que ella disfrute, te lo contamos aquí en Vozpópuli. Ánimo, que Roma no se construyó en un día.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Voz Populi

image beaconimage beaconimage beacon