La carretera más alta del mundo está en La India. tiene un recorrido de casi 90 km y alcanza una altitud sobre el nivel del mar de 19.300 pies; esto, en metros, son casi 6 kilómetros (5.882 metros, para ser exactos). Por eso resulta toda una hazaña que un Lamborghini Urus haya coronado el punto más alto.

Estamos acostumbrados a que los fabricantes sometan a sus vehículos a duras pruebas para demostrar su fiabilidad. Tras su última conquista, Lamborghini puede presumir de haber llegado donde muy pocos lo han hecho.

Al volante de uno de sus modelos más vendidos, el Urus, la marca italiana ha coronado la carretera más alta del mundo. Está en La India, en la región de Ladakh de Jammu y Cachemira, y en su punto más alejado del nivel del mar, conocido como el Umling La Pass, alcanza una altitud de casi 6.000 metros.

Lamborghini Urus en la carretera más alta del mundo © Proporcionado por autobild.es Lamborghini Urus en la carretera más alta del mundo

La dificultad de coronar la carretera más alta del mundo

Dicen que el el Umling La Pass es una hazaña de ingeniería llevada a cabo por la Organización de Carreteras Fronterizas (BRO). Además de la altitud, allí se registran condiciones climáticas muy duras, pues la temperatura mínima alcanza los -40 grados. Esta carretera es tan dura que está abierta al público y para transitarla hay que conseguir numerosos permisos.

Con una densidad de aire extremadamente fina, la carretera combina superficies de tierra y piedras con algunos tramos (pocos) de asfalto. Con una velocidad del viento que varía de 40 a 80 km/h, lo que la convierte en una de las carreteras más desafiantes y difíciles de conquistar.

Lamborghini Urus en la carretera más alta del mundo © Proporcionado por autobild.es Lamborghini Urus en la carretera más alta del mundo

El Lamborghini Urus ha superado sin problemas el reto y ha transitado sin dificultad por la carretera más alta del mundo. "Durante el viaje de 87,5 km de Hanle a Umling La Pass, nuestro Urus mostró un comportamiento brillante con los modos de conducción Terra y Sport en una carretera que se encuentra más alta que el campamento base del Monte Everest", afirman.

Peor lo ha pasado el equipo que le ha acompañado en el reto. "Cuando llegamos a Umling La Pass, incluso estar de pie durante 30 minutos fue extremadamente difícil", aseguran.