Kubota, el fabricante de tractores japonés, ha celebrado sus 130 años de vida con la intención de revolucionar el futuro de la agricultura. Medio siglo después de mostrar su primer tractor conceptual en la Exposición Mundial de Japón celebrada en Osaka en 1970, Kubota ha presentado el tractor eléctrico Kubota X-tractor. Un vehículo completamente autónomo equipado con inteligencia artificial y un motor eléctrico que se alimenta gracias a baterías de iones de litio y baterías solares.

//

Para Kubota, el futuro de la agricultura está lleno de tractores eléctricos autónomos que aran silenciosamente en los campos. Con el objetivo de dar esta idea sobre lo que le espera al mundo agrícola, la empresa japonesa ha presumido de ser una de las primeras en introducir tecnologías inteligentes en el negocio. En esta ocasión lo ha hecho de la mano de Kubota X-tractor, una solución para los problemas modernos de los agricultores japoneses: escasez de mano de obra y la baja eficiencia operativa.

Diseño futurista

El Kubota X-tractor cuenta con un diseño avanzado producto de la tecnología autónoma y de la electrificación. Gracias a estas características y a sus rastreadores, se puede mover por terrenos irregulares. Para ello, es capaz de modificar su altura: si necesita más tracción, bajará su centro de gravedad. Si, por el contrario, necesita más espacio porque está trabajando sobre los cultivos, podrá aumentar su altura libre al suelo

Por otro lado, los motores ubicados en las ruedas le permiten cambiar arbitrariamente la velocidad de rotación de los cuatro rastreadores con los que cuenta (dos en el tren delantero y otros dos en el trasero) para lograr un pequeño radio de giro. Este movimiento es perfecto para el Kubota X-tractor: al ser autónomo le facilita la adaptación a los diferentes tipos de terreno.

Autónomo en las decisiones

Su nivel de autonomía es tal que el Kubota X-tractor es capaz de analizar diferentes datos para tomar las decisiones y las medidas que él cree oportunas. De esta manera, en función de los datos meteorológicos y el ritmo de crecimiento de los cultivos, la inteligencia artificial de este tractor elige cuál es la operación más adecuada en ese momento.

Además, estos datos ambientales los puede compartir con otros tractores que estén trabajando al mismo tiempo que el X-tractor. De esta manera se crea una operación eficiente que está administrada centralmente y se solucionan los problemas que Kubota ha observado en la agricultura actual.