Aunque desde el Ministerio del Interior, responsable de todas las Fuerzas de Seguridad del Estado mientras dure el estado de alarma, aseguran que la mayoría de los españoles respetan el confinamiento, son muchas las noticias de ciudadanos que se saltan el confinamiento y resultan multados por ello. Es el caso de este conductor al que ni la excusa de la bombona de butano le ha servido para evitar dos multas.

Pasada la Semana Santa, los viajes de media y larga distancia no serán una prioridad

El suceso se ha registrado en Sevilla. Una patrulla de la Guardia Civil dedicada a patrullar las carreteras para evitar desplazamientos no permitidos dio el alto durante la madrugada de ayer a un conductor. Cuando le dieron el alto y preguntaron por el motivo de su desplazamiento (en este enlace te recordamos cuáles son los movimientos permitidos con el coche), argumentó que necesitaba comprar una bombona de butano. Para reafirmar su excusa les mostró a los agentes una bombona vacía que, efectivamente, portaba en los asientos traseros.

Positivo en control de alcoholemia

Según el testimonio aportado por los agentes, durante la conversación el conductor lanzaba incoherencias por lo que decidieron someterle a una prueba para detectar si había ingerido alcohol. Por dos veces, el resultado fue positivo: 0,48 mg/l.

//

Esto hizo que los agentes concluyeran que lo de la bombona era una excusa asi que le notificaron dos sanciones, una por conducir bajo los efectos del alcohol y otra por incumplir las medidas de confinamiento.

A punto de zanjar la conversación, el conductor confirmó las sospechas de los agentes: no había salido de casa para comprar una bombona de butano, sino para tomar unas cervezas en casa de un amigo.