Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Tendrán la misma potencia los nuevos motores de F1 en 2026?

Logotipo de motorsport.com motorsport.com 06/04/2022 Franco Nugnes

Se espera que el Consejo de Administración del Grupo Volkswagen apruebe la entrada de Porsche y Audi en la Fórmula 1 a partir de 2026, pero los dos fabricantes tendrán que actuar antes de esa fecha, el primero uniéndose a Red Bull y su filial Powertrains, y la marca de los cuatro anillos vinculándose con McLaren, que renunciaría a las unidades de potencia de Mercedes.

La llegada de Porsche y Audi al Gran Circo está condicionada a la aprobación del reglamento técnico que dictará el diseño de los motores de 2026, los cuales tienen dos objetivos bien marcados: reducir los costes hasta en un 50%, y disminuir las emisiones para dirigirse hacia unos propulsores limpios de carbono con combustibles ecológicos.

© Motorsport.com

La Fórmula 1, como herramienta útil para que la industria del automóvil vaya hacia un camino alternativo con los vehículos eléctricos, tiene varias dificultades para que los fabricantes logren estas marcas fijadas para 2030.

Todo parecía que esa era la fecha para el paso definitivo en la transición ecológica, pero algunos acontecimientos, como la guerra en Ucrania, están modificando rápidamente los escenarios del panorama general de la movilidad.

Dicho esto, hay que señalar que las marcas alemanas habían puesto una condición para su entrada en la Fórmula 1, y era la eliminación del MGU-H, es decir, el generador eléctrico del motor que recoge la energía del turbo y la transforma en electricidad para almacenarla en la batería.

© Motorsport.com

Mercedes, Ferrari, Renault y Honda han gastado sumas astronómicas de dinero para el desarrollo de este concepto de carga que, sin embargo, no se ha visto reflejado en coches de producción, salvo en el Mercedes-AMG ONE, el hiperdeportivo presentado en el Salón del Automóvil de Frankfurt de 2017, y del que solo se han fabricando 275 unidades, pero que nunca ha salido a las carreteras porque, cinco años después, aún no han comenzado las entregas.

Por ello, Porsche y Audi impusieron la supresión del MGU-H en la unidad de potencia de 2016, sabiendo que los propulsores nuevos tendrían un coste de investigación mucho menor, pudiendo ingresar en la F1 con un diseño técnico diferente que no beneficiaría a los fabricantes que ya están presentes.

© Motorsport.com

Evidentemente, el presidente y CEO de la Fórmula 1, Stefano Domenicali, ha defendido la causa, porque la entrada de dos prestigiosos fabricantes de motores podría ser el broche de oro de su gestión. Hasta aquí, todo bien, pero la decisión del Consejo Mundial de la FIA sobre el reglamento de las unidades de potencia de 2026 se ha retrasado.

¿Por qué? La razón es muy sencilla, y es que los germanos han exigido una reducción drástica del consumo de combustible. Se habla de disminuirlo a entre 70 y 75 kilos, frente a los 110 de gasolina que poseen en la actualidad.

El objetivo es todo un desafío, y empujaría a las marcas a investigar los motores endotérmicos con una eficiencia extraordinaria (en el banco de potencia de los actuales propulsores han superado el 50%), que colapsarían con el consumo, pero la cuestión no resuelta es cómo se puede llegar a una unidad de potencia de casi 1.000 CV con 35 kilos de combustible menos y sin el MGU-H.

© Motorsport.com

Esto está provocando dudas entre los directores generales de los fabricantes afectados, ya que si se reduce el impacto del motor endotérmico, 350 kW estarían mal equipados, algo impensable, entre otras cosas, porque todavía no está claro cómo se va a compensar este vacío.

Por tanto, no debe sorprender que se haya producido un parón en la investigación. Habrá que tomar una decisión antes de junio, pero la sensación es que todavía quieren ganar tiempo.

Una solución podría ser aumentar la capacidad de las baterías, y eso es factible, aunque el principal inconveniente es el peso, algo que ya acusa la actual generación de monoplazas, con un mínimo de 798 kilos.

¿Y si al final la ganancia de tiempo beneficia a los nuevos constructores? ¿Hay alguien que tema que se les ocurra alguna idea que siga los pasos de las tecnologías probadas en otras categorías obteniendo una ventaja competitiva como hizo Mercedes con los motores V6 híbridos en 2014?

© Proporcionado por motorsport.com

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de motorsport.com

image beaconimage beaconimage beacon