Es probable que el nombre de Valkyrie Racing no te suene y, honestamente, a nosotros tampoco hasta que hemos conocido su Porsche 356 con orugas y esquíes, así como la causa por la que están disputando el desafío denominado ‘Project 356 World Rally’.

Este desafío pretende dar la vuelta al mundo en una expedición de unos 32.000 kilómetros, con Renee Brinkerhoff a los mandos de un Porsche 356A que ha tenido que sufrir diferentes modificaciones a lo largo de los años para superar cada una de las etapas.

Renee corre en este particular raid con el fin de dar voz a su misión global, la de acabar con la trata de niños. La intrépida piloto y filántropa ya ha participado en diferentes rallyes de resistencia reconocidos a nivel mundial, como el Pekín-París y el rally East African Safari.

¿Un Porsche 356 con orugas y esquíes? Valkyrie Racing lo hace posible

Porsche 356 esquies orugas © Proporcionado por autobild.es Porsche 356 esquies orugas

Siempre lo ha hecho a los mandos de su Porsche 356A de 1956 y, para enfrentarse al Antarctic Mission 2021, una prueba de 573 kilómetros contra el hielo y las condiciones extremas de la Antártida, Brinkerhoff no tiene previsto cambiar de coche, aunque sí lo ha modificado un poco.

Para realizar esta modificación, la piloto y Valkyrie Racing han recurrido a Kieron Bradlye, un ingeniero de chasis, explorador polar y poseedor de tres récords mundiales. Hasta ahora, la puesta a punto del vehículo se realizaba en el especialista Tuthill Porsche.

De este modo, los ingenieros han realizado una atípica conversión que consiste en la instalación de una pareja de esquíes en el tren delantero y una pareja de orugas en el tren motriz, el posterior. Así, el Porsche tiene tracción sobre la nieve y el hielo, y un eficaz sistema de dirección.

Para su instalación, se ha reforzado el chasis y se ha instalado una suspensión específica. Esto ha permitido reducir a menos del 4% la masa por pulgada cuadrada (6,5 cm2). 

“El esquí que hemos creado debe hacer entre el 40% y el 50% del trabajo compactando y preparando la nieve para que las orugas sigan, con la hoja inferior guiando la dirección. Esto asegura que las orugas no se hundirán bajo la nieve ligera”, explica Bradley.

Otras modificaciones importantes para completar el desafío en la Antártida

Porsche 356 esquies orugas © Proporcionado por autobild.es Porsche 356 esquies orugas

Debido a que en diciembre las 24 horas de día hay luz solar, se han eliminado componentes para aligerar el vehículo, como los faros, partes del armazón, extintores y, por supuesto, las ruedas. A pesar de ello, la instalación de los esquíes y las orugas ha incrementado la masa del 356A.

Otras modificaciones llevadas a cabo son la instalación de paneles solares gemelos que generan 150W de energía, una jaula antivuelco y un compresor de 12V, así como un gato de bolsa de 4 toneladas, punto de cabrestante e indicador de temperatura de la caja de cambios.

Renee Brinkerhoff tiene un vehículo preparado para superar el desafío en la Antártida, capaz de soportar temperaturas de entre -50 y 55 grados. Aun así, deberá realizar todo el recorrido a velocidades máximas de 40 km/h si quieres asegurar la integridad de los componentes instalados.