Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cs admite que su discurso no caló en Madrid y Arrimadas recorrerá todas las comunidades para rearmar el partido

Logotipo de 20 minutos 20 minutos 06/05/2021 redaccion@20minutos.es (Emilio Ordiz)
La líder de Cs, Inés Arrimadas, el portavoz parlamentario de Ciudadanos, Edmundo Bal y la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís durante la presentación de Edmundo Bal como candidato a la presidencia de la Comunid © Jesús Hellín - Europa Press La líder de Cs, Inés Arrimadas, el portavoz parlamentario de Ciudadanos, Edmundo Bal y la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís durante la presentación de Edmundo Bal como candidato a la presidencia de la Comunid

Ciudadanos admite que su discurso no caló en la Comunidad de Madrid y que por eso se quedaron fuera de la Asamblea en las elecciones del 4 de mayo. La formación naranja obtuvo un 3,3% de los votos y su candidato, Edmundo Bal, asumió la derrota. Para rearmar el partido, su presidenta, Inés Arrimadas, recorrerá las 17 comunidades autónomas y mantendrá encuentros con dirigentes territoriales y, sobre todo, con afiliados, además de celebrar una convención política en julio.

La cúpula naranja espera revertir así la grave situación de la formación, que en solo dos años, ha pasado en la Comunidad de Madrid de tener 26 escaños y compartir Gobierno de coalición con el Partido Popular a quedarse sin representación. Este batacazo se une al del 14-F en Cataluña, donde pasaron de haber sido la fuerza más votada en 2017 a tener solo seis diputados, por detrás de los 11 de Vox y de los 8 de En Comú Podem.

Con todo, fuentes del partido consultadas por 20minutos sostienen que la campaña madrileña "fue muy buena": "No es que nosotros hayamos hecho las cosas mal, sino que la gente ha elegido otras opciones políticas. Es lícito", añaden. El partido, con todo, sigue viéndose útil. "Ciudadanos es un proyecto imprescindible para España y España es un país mejor con un partido como Cs", esgrimió en este sentido la presidenta, Inés Arrimadas.

La dirección del partido achaca su mal resultado también a un clima, sostienen, "de polarización". Desde la formación no creen que "el votante madrileño no apueste por la centralidad y la sensatez", sino que el panorama político ha jugado en contra de Ciudadanos.

También señalan otros dos elementos. El primero son los "malos datos de las encuestas", que al dejarles sistemáticamente por debajo del 5%, dibujaron al partido "como un voto no útil" que no obtendría representación. Además, lamentan que solo se celebrase el debate de Telemadrid, después del cual, añaden, los trackings internos les llegaron a situar por encima del 5%. "Nos perjudicó que no hubiera más debates", sentencian.

"No hemos sabido convencer a la gente. La gente no se ha dado cuenta de que el futuro está en la moderación", expresó el candidato, Edmundo Bal, tras conocer los resultados, en la misma noche electoral. El también diputado en el Congreso agregó que seguirán "trabajando por lo mismo" y las bases de Cs seguirán siendo, dijo, "la concordia, la sensatez, el pragmatismo y el antídoto ante los extremos". Desde la formación aseguran que durante la campaña "no hubo ni un solo día en el que no se hicieran propuestas" bajo esas premisas. "Hicimos una campaña con mucha ilusión y convicción, defendiendo los valores que representa Cs y que son muy necesarios", sentenció Arrimadas.

Sobre si hay o no autocrítica en las altas esferas del partido expresan que tras el mal resultado en Madrid no han recibido "ni una sola crítica de los afiliados", porque "las cosas se han hecho bien", dicen, a pesar de no haber recibido "el apoyo esperado". Y hacen un símil: "No porque compres un coche quiere decir que no te gusten otros", comentaron comparándolo con la fuga de votos hacia el PP de Isabel Díaz Ayuso.

La dirección de Ciudadanos ya ha dibujado los próximos pasos. "El debate debe centrarse de nuevo en los programas y en los acuerdos para que avancemos como país", sostuvo la presidenta naranja, que para rearmar el partido se ha propuesto recorrer las 17 comunidades autónomas en los próximos meses. "Cs es una partido de valientes que no tiran la toalla", afirmó Arrimadas para refrendar su estrategia, sobre la que fuentes del partido comentan que "no ha cambiado", por lo que seguirán buscando pactos transversales

En próximas fechas, "la idea es que haya encuentros con dirigentes autonómicos y sobre todo con afiliados", especificaron las fuentes, que pusieron como ejemplo el encuentro que tuvo Arrimadas hace meses con el vicepresidente de Castilla y León, Francisco Igea. "El plan es hacer lo mismo en toda España", añadieron desde la formación. El fin último de ese 'tour' es hacer "un proceso participativo" que desembocará en una "convención política" en el mes de julio. Los encuentros con afiliados, comentan, es algo que "ya estaba previsto" porque la formación "se lo debe" a sus votantes. Aseguran que aprovecharán ahora "que decae el estado de alarma".

Lejos de encender las alarmas, Ciudadanos mantiene que el resultado del 4-M es "en la Comunidad de Madrid, y nada más" y añaden que siguen "gobernando" en otros lugares de España como Castilla y León o Andalucía, así como en el Ayuntamiento de Madrid. En este sentido, tras el batacazo electoral en la capital no ha habido ceses ni dimisiones notorias, como tampoco las hubo después del mal resultado en Cataluña hace solo tres meses. Sí ha habido ascensos: el propio Edmundo Bal y el hasta ahora secretario de Comunicación, Daniel Pérez, asumirán cargos de vicesecretarios generales.

Por otra parte y ante los rumores de un posible adelanto electoral en Andalucía, el partido mantiene la calma. "No es algo que dependa de nosotros y el propio presidente Juanma Moreno, que es quien tiene que convocarlas ha dicho que no entra en sus planes", comentan.

Ciudadanos, con todo, buscará un "rearme" en los próximos meses. El partido lleva cargando con malos resultados electorales desde el 10-N, cuando todavía con Albert Rivera al frente se quedó con diez escaños en el Congreso. Ahora solo cuenta con 9 después de que Pablo Cambronero decidiera abandonar el grupo naranja con la intención de integrarse en el Grupo Mixto. Entretanto, el partido mantiene su estrategia "de centro" y se niega a dar la razón a quienes hablan de desaparición.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de 20 minutos

image beaconimage beaconimage beacon