Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Confidencial pide investigar a Rubiales por estafa procesal y falso testimonio

Logotipo de El Confidencial El Confidencial 04/07/2022 El Confidencial

El Confidencial ha pedido que se investigue si Luis Rubiales cometió los delitos de falso testimonio y estafa procesal en el procedimiento iniciado por el propio presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) contra este medio por presunta revelación de secretos y para tratar de conseguir el embargo de la investigación periodística de los Supercopa Files. Los servicios jurídicos de El Confidencial han solicitado al Juzgado de Instrucción número 1 de Pozuelo de Alarcón (Madrid) que deduzca testimonio y dé traslado de las actuaciones practicadas hasta ahora a la Fiscalía para que valore si procede tomar medidas legales contra el máximo responsable del fútbol en España por su "fraudulenta actuación" en esta causa.

La RFEF, Rubiales y su mano derecha, el secretario general de la institución, Andreu Camps, solicitaron en mayo secuestrar los Supercopa Files y que se impusiera a este periódico una prohibición de publicar nuevas noticias con el argumento de que las informaciones procedían de un supuesto 'hackeo' informático. La jueza rechazó de plano esa solicitud con el argumento de que la información publicada por El Confidencial es "de interés general" y apunta a "hechos de dudosa legalidad".

© Proporcionado por El Confidencial

José María Olmo

Semanas después, la Federación pidió por segunda vez el embargo de los Supercopa Files, insistiendo en el presunto origen delictivo de la información, aunque sin aportar ningún dato que permitiera sostener esa acusación. El pasado martes 28 de junio, la jueza tumbó nuevamente las pretensiones de la Federación, pero esa segunda vez lo hizo con un tono más duro y reprochando a Rubiales su "mala fe procesal". "Esa prohibición genérica, sin valorar en cada caso el contenido concreto de la información difundida o que se pretenda difundir, se opone frontalmente al derecho a la libertad de información y de prensa", advirtió la jueza en el auto, antes de censurar que la RFEF le ocultara datos al tiempo que relataba en su querella "unos hechos propios de una película de espionaje".

En ese sentido, la jueza señala que la RFEF se querelló contra El Confidencial y los periodistas que lideran la investigación de los Supercopa Files por el supuesto 'hackeo' de información, pero al mismo tiempo acusó a otras personas por los mismos hechos: "No puede pasarse por alto que tras la interposición de la querella objeto de este procedimiento, resulta que se ha interpuesto otra querella por la RFEF frente a Juan Rubiales (tío del SR. Rubiales Béjar) y Abel Martín, por presuntos delitos de apoderamiento ilícito del secreto empresarial, de difusión, revelación y cesión del secreto empresarial y de descubrimiento y revelación de secretos, habiéndose incoado en el Juzgado de Instrucción número 3 de Madrid las diligencias previas".

En la querella contra este diario y sus periodistas, sin embargo, la RFEF, Rubiales y Camps no hicieron referencia a esta sospecha en ningún momento. "En la querella objeto de este procedimiento [fue presentada en mayo de 2022] nada se dice sobre ello y se relatan unos hechos propios de una película de espionaje, haciendo referencia a intentos de 'hackeos' en el teléfono del Sr. Rubiales Béjar desde Rusia, a la instalación de Pegasus, robo de ordenadores de un vehículo del Sr. Camps, etc., omitiendo realmente quién podría ser el autor de los hechos y sobre quién tenían esas sospechas, algo que revela una absoluta mala fe procesal", critica el auto del 28 de junio.

Estafa procesal

En un escrito remitido ahora al juzgado, El Confidencial expone este "flagrante fraude procesal" de Rubiales y la RFEF y pide deducir testimonio por si los hechos son constitutivos de delito. El escrito aportado por los servicios jurídicos de este diario recuerda que "la RFEF tenía simultáneamente a dos juzgados de instrucción distintos practicando diligencias de investigación para esclarecer los mismos hechos", y denuncia que nada más descubrirse su "mala fe procesal", la Federación y Rubiales pidieron la inhibición de la jueza de Pozuelo en favor del Juzgado de Instrucción número 3 de Madrid para que asumiera la causa por una supuesta cuestión de competencia.

© Proporcionado por El Confidencial

El Confidencial

"Lo trascendente es que dicha cuestión de competencia es una mera cortina de humo con la que la RFEF trata de diluir la gravedad del hecho de haber ocultado dolosamente la interposición 'fraudulenta' de una segunda querella en un diferente juzgado, ocultando que desde abril conocían de la existencia de los presuntos autores del acceso ilícito a la documental que se dice sustraída y que son 'investigados' en otro juzgado", explica el escrito presentado por El Confidencial.

De esta manera, el posible fraude procesal se habría producido en tres fases distintas: al "interponer una segunda querella sobre hechos conexos en una sede judicial diferente"; al ocultar a la jueza "la existencia de esa segunda querella y especialmente la existencia de presuntos responsables con la condición de 'investigados' en otra sede judicial", y al "aducir ahora, que casualmente se ha descubierto su actuación, la conexidad de los hechos para plantear una cuestión de competencia".

Falso testimonio

En cuanto al posible falso testimonio, El Confidencial recuerda que Rubiales declaró ante la jueza el pasado 17 de junio como perjudicado y, por tanto, "con obligación legal de decir verdad". Pese a ello, cuando la instructora le preguntó "si tenía conocimiento de quiénes eran los autores del robo de la documentación posteriormente difundida", respondió que "eso es lo que se tiene que investigar". A continuación, ante la pregunta de si "puso denuncia por ese robo", Rubiales volvió a omitir "dolosamente que en fecha 19 de mayo de 2022 había formulado una querella frente a D. Juan Rubiales López y D. Abel Martín García por ese concreto robo de la información de su teléfono".

Como recuerda El Confidencial, las "medias verdades u ocultaciones de información relevante" de Rubiales llegaron a su culmen con una tercera pregunta de la jueza: “¿Existe algún procedimiento abierto en el que se estén investigando esos hechos?”. Lejos de confirmarlo, el presidente de la RFEF respondió de forma negativa: “No, son hechos diferentes, como consecuencia de investigaciones diferentes y de informaciones diferentes”. Pero minutos después, a preguntas del abogado de El Confidencial, Rubiales confirmó la existencia de otra querella por el supuesto robo de información, momento en el que la jueza acordó suspender la declaración para solicitarle los documentos de las otras actuaciones seguidas en un juzgado de Madrid.

© Proporcionado por El Confidencial

El Confidencial

"El jueves 23 de junio, los querellantes aportaban la segunda querella y un escrito en el que, por vez primera, referían que relataba hechos conexos y que venían en plantear una cuestión de competencia al haber dos juzgados conociendo de los mismos hechos, obviando que fueron los querellantes quienes mediante ocultación y engaño abrieron ambos procesos, para generar artificiosamente la cuestión de competencia", explica el escrito remitido por El Confidencial al juzgado este mismo lunes.

A la vista de la "fraudulenta actuación", El Confidencial pide "deducir testimonio de las actuaciones y darle traslado al Ministerio Fiscal" por si Rubiales ha incurrido en los delitos de estafa procesal y falso testimonio. En el escrito solicita también rechazar la cuestión de competencia planteada por "artificiosa y por falta de fundamento legal", así como archivar el procedimiento contra este diario y sus periodistas. "Nunca se habría dirigido el procedimiento de haberse conocido los hechos de la segunda querella", plantea el escrito.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon