Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El PP se aleja de Ayuso, pero es crítico con el ahorro energético: "Son medidas cosméticas"

Logotipo de El Confidencial El Confidencial 02/08/2022 Lourdes Barragán
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha vuelto a desatar la polémica con sus últimas declaraciones. La madrileña arremetió en sus redes sociales contra la decisión de apagar las luces de los escaparates a partir de las 22:00 horas y eliminar la iluminación de edificios públicos que en ese momento no estén en uso. "Madrid no se apaga", sentenció en su cuenta de Twitter. Pero otros compañeros de su propio partido, el PP, se desmarcaron de las tajantes declaraciones de Ayuso, que asegura negarse a cumplir estas medidas anunciadas por el Gobierno central para el ahorro energético.

En otras comunidades también gobernadas por el Partido Popular como Galicia o Murcia mantienen, eso sí, el tono crítico con las propuestas anunciadas por el Ejecutivo nacional. Pero sostienen que antes de decidir si las cumplen o no, como ya hizo la presidenta de la CAM, van a estudiarlas. "Tendremos que analizar el decreto y ver si jurídicamente existe la opción de no adoptar estas medidas", explicó el consejero de Presidencia y responsable de Turismo de la Región de Murcia, el popular Marcos Ortuño. No obstante, el político murciano tampoco ve con buenos ojos las iniciativas anunciadas por el Ministerio de Teresa Ribera.

"Son medidas cosméticas e intervencionistas", aseveró, manteniéndose crítico con un Gobierno que "impone constantemente medidas, pero se autoexige poco". Afirmó que en Murcia se está trabajando en un plan alternativo para reducir la factura de la luz, pero sólo en edificios públicos pertenecientes a la Comunidad Autónoma.

En la Xunta de Galicia, también a cargo del PP –y hasta hace muy poco dirigida por el actual presidente del partido, Alberto Núñez Feijóo– tampoco se suben al carro de Ayuso, y coinciden con el Ejecutivo murciano en que prefieren esperar a que sus equipos analicen el posible impacto y los términos jurídicos en los que se han de aplicar estas medidas en las comunidades.

© Proporcionado por El Confidencial

EP

En ambos gobiernos autonómicos populares, pero también en Andalucía con Juan Manuel Moreno Bonilla, aseguraron que Sánchez había aprobado esta batería de propuestas sin haberlas consultado antes con las comunidades, pese a que en última instancia serán éstas las que deban encargarse de supervisar su cumplimiento en negocios o establecimientos. "Lamentamos que no se haya consensuado el decreto con las autonomías y el sector", indicó esta mañana el consejero de Presidencia de la Junta, Antonio Sanz, que mostró la "preocupación" del Ejecutivo andaluz por "cómo debe reaccionar" para "desarrollar el modelo que haga frente a las necesidades que tenemos como comunidad, y las que tiene el país".

El presidente andaluz es, junto a Ayuso, uno de los principales avales del Partido Popular. Ambos candidatos tienen gobiernos fuertes en sus respectivas comunidades, pero el tono de su discurso es prácticamente antagónico. La madrileña opta por un perfil más duro y polemista contra el Gobierno central, mientras que Moreno intenta cosechar un perfil moderado, en consonancia con el relato de Núñez Feijóo.

© Proporcionado por El Confidencial

Carlos Rocha. Sevilla

El actual coordinador general del PP, Elías Bendodo, que en su día fue 'hombre fuerte' del presidente andaluz hasta ser ascendido por Feijóo a la dirección nacional, también ha entrado de lleno en la polémica. Este martes declaró que “un país serio no puede limitarse a decirle a la gente que baje la calefacción, que apague los escaparates o que se quite la corbata”.

Es “una provocación para las familias que lo están pasando mal”, afirmó, para después mostrarse comprensivo con la posición insumisa de la presidenta de la Comunidad de Madrid. Aseguró que entiende la “desesperación” de Ayuso ante los “bandazos” del Gobierno, porque “lo que antes eran unas recomendaciones, ahora nos la imponen por decreto”. “Hace falta un plan serio, consensuado, hablado con las comunidades y los ayuntamientos, y no un refrito”, se quejó, antes de criticar que el Ejecutivo de PSOE y Unidas Podemos, “soga apretando el cinturón de los ciudadanos, pero no el suyo”, informa Pablo D. Almoguera.

Reacciones en otras comunidades

Más allá de los gobiernos populares, desde otras comunidades se hizo un primer balance de las medidas de ahorro energético que tendrán que adoptar. Por ejemplo, desde Cataluña –a la que pertenece otra de las grandes ciudades españolas, Barcelona–, el 'president' de la Generalitat, Pere Aragonès (ERC), se sumó esta mañana a los planes de ahorro del Gobierno central, para los que "habrá medidas que ya estamos aplicando". Aragonès aseguró que el Govern también favorecería otras iniciativas de ahorro energético "con una convocatoria de 27 millones de euros para apoyar el autoconsumo y, entre otros, la biomasa y el biogás".

El objetivo, apuntó el líder catalán, es reducir el coste de la energía e incorporar líneas de ayudas a familias y sectores económicos en riesgo, y no "entrar en un conflicto competencial". "Lo importante es que las medidas de ahorro funcionen, dada la gravedad de la situación actual", concluyó Aragonès, quien también afirmó que "el suministro energético en Cataluña no está en riesgo" y que por ello hay que "apoyar medidas de ahorro", informa Marcos Lamelas.

Desde el Gobierno de Aragón, que ostenta el el PSOE en coalición con otras formaciones, explicaron a este periódico que muchas de las medidas anunciadas ya son aplicadas en su territorio desde el año 2015 y, aunque por el momento prefieren no entrar en valoraciones políticas, el planteamiento técnico de este paquete de propuestas de ahorro energético les resulta "muy lógico".

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon