Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Supremo ve discriminatorio exigir una talla de 160 cm para ser controlador aéreo del Ejército

Logotipo de La Vanguardia La Vanguardia 15/07/2019 Luis B. García
El Supremo ve discriminatorio exigir una talla de 160 cm para ser controlador aéreo del Ejército. © Image LaVanguardia.com El Supremo ve discriminatorio exigir una talla de 160 cm para ser controlador aéreo del Ejército.

La Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo ha considerado discriminatorio fijar una talla mínima de 160 cm. para acceder al puesto de controlador aéreo de las Fuerzas Armadas. Según una auto conocido este lunes, esta exigencia constituye una discriminación en el acceso a la función pública de todos los ciudadanos que vulnera la Constitución y el Estatuto Básico del Empleado Público.

El Supremo reconoce ahora el derecho a que se declare apta y a que se asigne plaza en la Academia Básica del Aire a una aspirante que fue excluida del proceso selectivo en 2015 por medir 155 cm. cinco menos que la estatura exigida en dicha convocatoria (160 cm)

La recurrente superó todas las pruebas pero fue calificada como no apta en el reconocimiento médico por tener una talla inferior a los 160 cm. cuando la talla exigida a un militar de tropa y marinería es de 155 cm.

La Sala concluye que el requisito de 160 cm. por el que se consideró no apta “no está justificado y entraña una diferencia de trato contraria al principio de igualdad”. El tribunal recrimina que en ningún momento del proceso se explican los motivos para establecer esa talla para ejercer como controlador aéreo, y que la orden de 2007 que se aplica para excluirla de la plaza admite a quienes midan 155 cm, si ya son militares profesionales de tropa y marinería.

Esta decisión se produce después de que el Ministerio de Defensa decidiera en octubre de 2018 modificar la altura exigida a quienes quieren acceder a las Fuerzas Armadas. La estableció en 160 cm para los hombres y 155 cm para las mujeres, con independencia de las escalas y cuerpos. Esto representaba un cambio con respecto a los 160 cm que imperaban para acceder a la escala de oficiales y de 155 centímetros para la de tropa y marinería, con independencia del sexo.

Con el decreto, el Gobierno eliminaba las diferencias entre escalas y fijaba las diferencias en función del sexo para cumplir con una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) de octubre en contra de establecer unas estaturas mínimas comunes para ambos sexos. Pero el

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon