Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ignacio González: “A ese le conozco, se pueden hacer cosillas con él... que no se entere Cifuentes”

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 01/05/2017 José Antonio Hernández, José María Irujo

Ignacio González sale hacia la Audiencia Nacional de la comandancia de la Guardia Civil. © Santi Burgos Ignacio González sale hacia la Audiencia Nacional de la comandancia de la Guardia Civil.

Ignacio González utilizó su influencia política cuando ya no era presidente de Madrid y llamó a altos funcionarios de la Comunidad que conocía o habían dependido de él para intentar hacer favores a empresarios a cambio de contraprestación económica. Por ejemplo, usó sus contactos políticos para tratar de llevar más agua al campo de golf que construyó en Alcalá de Henares el empresario afín al PP Joaquín Molpeceres, que figura en los papeles de Bárcenas como donante de 60.000 euros al partido. González se jactaba por teléfono de sus contactos para desbloquear operaciones. Además, junto con el exministro Eduardo Zaplana trata de arreglar, sin éxito, un conflicto de un empresario canario con el Ministerio de Defensa. Las grabaciones también muestran contactos con la interventora general de la Comunidad, que le facilita información, y con otros cargos del Gobierno de Madrid. Incluso idea con su exjefe de gabinete un proyecto para privatizar la sanidad de Egipto.

Según las pesquisas y grabaciones de la UCO de la Guardia Civil, Molpeceres pidió a González que le “recomendase” y le dejase decir que ambos “eran amiguetes” para conseguir agua para el campo de golf que posee en una finca pública de Alcalá de Henares. González accedió e hizo personalmente la gestión. Telefoneó a José María Moreno, gerente de la firma pública Imidra, y le expuso el problema que tenía Molpeceres con el agua para su campo de golf. En sus contactos con el gerente del Imidra, Ignacio González advierte a Moreno de que sea discreto. “Yo no quiero aparecer en ningún lado”, pero a la vez elogia a Molpeceres como “un empresario de toda la vida”. En la grabación, le indica que la firma que lleva lo del campo de golf cree que se llama Licuas (una de las investigadas y registradas por el juez en Lezo), aunque en realidad su nombre es Desprosa. Los investigadores deducen que al decirle una empresa y no la real trata de desvincularse de Molpereces con vistas a que el gerente del Imidra no sospeche. La Comunidad ha asegurado que ninguna de las gestiones que pudiera haber hecho Ignacio González ha tenido éxito.

A Moreno le explica que estaba previsto construir una depuradora para el campo de golf pero que el proyecto se quedó en el aire con la crisis y que el empresario está tomando agua "colmatada" de Alcalá y de un río, pero que no era apta ni suficiente para regar el césped. Y pide a Moreno que reciba a Molpeceres. Y este accede: “Vemos cuál es el problema que tiene y en lo que le apodamos ayudar, le ayudaremos”. “Yo no me quiero meter, porque basta que lo haga yo para que Cristina Cifuentes piense que es algo malo, que no se entere”. En una conversación posterior con Molpeceres, el 27 de septiembre de 2016, Ignacio González señala al empresario que ya ha hecho la gestión con el Imidra, y que Moreno dará instrucciones a su secretaria para que fije una cita. “Le he dicho que tienes un problema con el agua y que a ver si te puede echar una mano”, comenta González a Molpeceres.

Según se desprende de las grabaciones de la Guardia Civil, la reunión se produjo del 7 de octubre de 2016. Molpeceres comenta a González que vio a Moreno “muy dubitativo”.

-“Pero es que este no sabe nada”, interviene Ignacio González, contrariado. Molpeceres saca entonces a relucir al actual consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Cifuentes, Jaime González Taboada, quien se ha visto salpicado en la Operación Púnica fruto de la confesión del arrepentido David Marjaliza. Y señala que Moreno le dijo que era un tema que debía hablar con Taboada.

-Molpeceres: “Llegamos a él” [se refiere a si tiene influencia sobre Taboada, que fue director general en el Gobierno de González].

-Ignacio González: Sí llegamos, sí, sí...

-M.: “Es que me comentó que tendríamos que hablar con él [Taboada], y pensé, pues ya la hemos jodido. Yo solo le pedí [a Moreno] que escriba una carta al presidente de la Confederación del Tajo…" [Molpeceres le explica en su diálogo con el expresidente que al Imidra le sobran “metros cúbicos” de agua de los que tiene concedidos, y que podría cederle 40.000 metros cúbicos para regar su campo de golf.

-I.G.: "Es un tipo estupendo", señala sobre el expresidente de la Confederación. [Los investigadores infieren que Ignacio González sigue teniendo destacados contactos fruto de su paso por numerosos cargos públicos y la presidencia de Madrid].

La ‘Operación Lezo’, en viñetas. La ‘Operación Lezo’, en viñetas

Al surgir lo de Taboada, en conversaciones posteriores Ignacio González se interesa ante Borja Sarasola, que fue su consejero de Medio Ambiente, por contactar con Mariano González Sáez, en ese momento director general de Medio Ambiente de la Comunidad, pero sus gestiones quedaron nada puesto que ese destituido el pasado 22 de noviembre. El expresidente de Madrid comentó a Sarasola: “Quiero hablar con él, pero no quiero ponerle en ningún compromiso”. Su exconsejero le indica cómo hacerlo.

En una conversación con su secretaria sobre este asunto, le advierte de que “no se pueden enterar de que hablo con él”. Los investigadores descubrieron que González envío documentación a Mariano Sánchez sobre el asunto de Molpeceres, aunque no sirvió para nada. Su secretaria le avisó de que había sido apartado del cargo: “Acaban de destituir al de lo papeles que estaba con Taboada”, le explica su secretaria.

Ignacio González comenta al empresario Molpeceres que "sí, sí" tiene acceso al consejero Taboada. "Me debe todo, aunque ahora está más con la otra [Cifuentes]"

El 15 de noviembre de 2016, Molpeceres y González vuelven a hablar sobre el asunto, tras haberse intercambiado mensajes y la destitución de Mariano Sánchez.

-Molpeceres: “Tú tienes confianza con este hombre que está ahora un poco en entredicho, este consejero de Medio Ambiente y no sé qué…” [alude a Taboada, hombre de confianza de la actual presidenta Cristina Cifuentes].

-Ignacio González: [Taboada] Me debe todo, aunque quizás ahora esté más próximo a la otra [a Cifuentes]

M.: “Crees que le puedo decir que eche una manita y tal, porque es el que puede darme lo del agua

I.G.: “En un primer momento mantenme al margen… Pero tu tranquilo, está todo controlado… [Ignacio González le comenta que también conoce al nuevo director general de Medio Ambiente, Diego San Juan Benito, y le deja entrever que sí es necesario utilizará su influencia con él]. “A ese, a ese también le conozco, y se puede hacer alguna cosilla con él”.

La investigación ha descubierto graves irregularidades en la adjudicación de ese campo de golf. En 2006 el Ayuntamiento de Alcalá de Henares modificó su planeamiento urbanístico para dar cabida al campo de golf de Molpeceres en la finca pública El Elcín. Y se acordó adscribir algunas parcelas de esa finca al Instituto Madrileño para el desarrollo (Imade) y al Imidra. En 2007, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio modificó el plan general y la sociedad Alcalá Natura, dependiente de la vicepresidencia del gobierno de la Comunidad, adjudicó el campo de golf a Desprosa, otorgándole un derecho de superficie por 35 años.

En 2009, el Canal de Isabel II firmó un convenio con Desprosa para el riego del campo de golf. En ese momento Ignacio González ya era presidente del Canal e Ildefonso de Miguel, otro de los implicados en Lezo, director general del Canal y uno de sus hombres de total confianza. Se estipuló que el agua llegaría desde una depuradora del municipio de Meco, y que Desprosa costearía su canalización. Un año después, Ignacio González fue nombrado presidente de la sociedad pública Alcalá Natura 21, que dependía de su vicepresidencia. En ese año constan denuncias de ecologistas contra el campo de golf. Además, en época de González la Comunidad adjudicó a Desprosa, que preside Molpeceres, un complejo recreativo llamado Naturalalcalá, independiente del campo de golf. Y se creó otra sociedad, denominada por su parte Alcalá Natura, en la que se inyectaron dos ampliaciones de capital por importe de 799.957 euros. Esta sociedad pública fue liquidada en 2013, coincidiendo con la anulación por parte del Tribunal Supremo de la modificación del planeamiento urbanístico de Alcalá de Henares para acoger ese campo deportivo.

El campo de golf de El Elcín fue inaugurado en marzo de 2011, un acto al que asistió la entonces presidenta Esperanza Aguirre, Ignacio González y el que era alcalde de Alcalá, Bartolomé González, también implicado ahora en la Operación Púnica por haber cobrado supuestamente 60.000 euros de la firma francesa Cofely. Bartolomé González es hoy diputado de la Asamblea de Madrid

POLÍTICOS RELEVANTES: De izquierda a derecha, aparecen políticos que han desarrollado cargos destacados dentro del Partido Popular, ya sea a nivel regional o nacional, involucrados en la Operación Lezo: Alberto López Viejo (viceconsejero de Presidencia de Interior y exconsejero de Deportes de la Comunidad de Madrid, implicado también en el 'caso Gürtel'); Ignacio González (expresidente de la Comunidad de Madrid, presidente del Canal de Isabel II entre 2003 y 2012 y exvicepresidente de la Comunidad con Esperanza Aguirre) y Eduardo Zaplana (expresidente de la Comunidad Valenciana, exministro de Trabajo y Asuntos Sociales y exportavoz del Gobierno de Aznar entre 2003 y 2004). Entre los políticos que también han sido investigados se encuentran Luis Vicente Moro Díaz (que fue delegado del Gobierno de Aznar en Ceuta) y José Manuel Serra Peris (exsecretario de Industria y Energía). Los nombres más destacados de los investigados en la Operación Lezo

Privatizar la sanidad egipcia

Otra persona con la Ignacio González intenta hacer negocios es su exjefe de gabinete, Diego Lozano. En julio de 2016 le comenta una idea consistente en que el expresidente expondría un proyecto para privatizar la sanidad pública en Egipto a través de un contacto que menciona como El Moro, refiriéndose al magnate egipcio Hisham Elsheriff, con quien ha mantenido contactos y reuniones, según las pesquisas de la UCO de la Guardia Civil. Ambos coinciden en que el proyecto, “para ser interesante”, debe estar financiado parcialmente y a título de cooperación por el Gobierno de España. Y concluyen que, para ello, deben hablar con Jaime García Legaz, entonces secretario de Estado de Comercio, hasta noviembre de 2016, tras verse involucrado en el asunto del pequeño Nicolás.

De todas formas, ambos reconocen en las grabaciones que no es el mejor tiempo para abordar la privatización de la sanidad egipcia.en Madrid, siendo presidente, Ignacio González trató de privatizar los hospitales públicos, pero desistió tras recibir reveses judiciales en los tribunales y cosechar una fuerte contestación en la calle.

Las grabaciones también evidencian que Ignacio González mantiene una buena relación con la actual interventora de la Comunidad de Madrid, Cristina Torre-Marín, nombrada por él en junio de 2014. Ella le informa, señalan los investigadores de Lezo, “cuestiones relacionadas con la gestión financiera y administrativa de la Comunidad”.

Zaplana y González, presuntos conseguidores

Ignacio González y el exministro de Trabajo de Aznar Eduardo Zaplana mantenían una estrecha relación y estaban concertados para usar sus influencias políticas en beneficio propio y hacer negocios en el extranjero mediante la compra de sociedades, según se desprende de una grabación de la Operación Lezo. Zaplana, por ejemplo, presentó al expresidente de Madrid a un polémico empresario de Uruguay que se ha visto salpicado en otros procesos por blanqueo de capitales en Sudamérica y le sugiere que le puede ayudar con sus temas. El exministro ha negado tener o haber tenido sociedad alguna en ningún momento con Ignacio González 

Una de las operaciones que González y Zaplana realizan conjuntamente (aunque no llegó a cristalizar) tiene que ver con unos terrenos del Ministerio de Defensa situados en Tenerife. En la que intervendría el empresario Conrado Rodríguez López Braun. Este empresario tiene una finca en Hoya Fría, cerca de Santa Cruz de Tenerife, y tuvo un litigio con el Ministerio de Defensa que se resolvió, en 2016, tras acordar el ministerio pagarle 200.000 euros anuales por alquilarle esos terrenos. Ignacio González habló por teléfono con Conrado en julio de 2016 y quedaron en reunirse en persona en el hotel Eurobuilding el 1 de agosto de 2016, a las 13.00, según las grabaciones de la Guardia Civil. Fue Zaplaza quien les presentó.

El día 2 de agosto, Ignacio González habló por teléfono de este asunto con Zaplana. El expresidente le comenta que el asunto “tiene muy buena pinta” y que Conrado debe ser “uno de estos de los cacicotes canarios”. Zaplana le indica que el objetivo del empresario canario es el siguiente: “Lo que él quiere es, si somos capaces de… con toda la base jurídica que el tío tiene y las sentencias y tal, coño, y cómo es razonable llegar a un acuerdo, el que sea…Porque quiere dejar la herencia ordenada a sus hijos y nietos…”

Ignacio González señala: “Nosotros podemos hacer una gestión, pero está ahora mismo muerto, está todo parao y no interesa, creo que es quemar una nave para nada, ¿sabes? Porque si realmente hubiera una posibilidad… pues bueno, oye, si surge lo podemos hacer, creo que hay que esperar a ver si este forma o no gobierno” [se refiere a Mariano Rajoy, era la época del Gobierno en funciones]”. El 8 de noviembre de 2016 Ignacio González se reúne en su despacho con Zaplana. La conversación fue grabada con un micrófono oculto que puso la Guardia Civil en su despacho, con orden judicial.

Zaplana baraja “dos vías para hacer lo de los terrenos, una eres tú que te llevas bien con María Dolores de Cospedal y la otra que no he hecho nada todavía es José Antonio Sánchez, que es íntimo amigo del marido de María Dolores”. Sánchez es presidente de TVE

SIGUIENTE
SIGUIENTE

Una de las conversaciones entre Eduardo Zaplana y González sobre la citada parcela de Tenerife, a la que ha tenido acceso EL PAÍS, discurrió así.

-Eduardo Zaplana: “Oye, otro tema antes de irme, Conrado, el canario”

-Ignacio González: “Sí”

-E.Z.: “Hay dos vías ahora para hacer lo de los terrenos. Una eres tú que te llevas bien con Maria Dolores de Cospedal y la otra que no he hechhi nada todavía es José Antonio Sánchez que es íntimo amigo del marido de María Dolores, es el que…”

I.G.: Esta es bastante… el problema es el precio. (Ambos se ríen).

E.Z.: “¿Qué vía tomamos?

I.G.: “No, vamos a ver, yo creo que.. hay que dejar a María Dolores que aterrice

E.Z.: “Que aterrice, eso sí”

I. G.: “Porque si no va a ser muy…”

E. Z.: “Se agobia, pero…”

I.G.: Se agobia y segundo porque yo creo, por lo que me llega a mí, que lógicamente va a limpiar todo lo que hay ahí, o sea, la genre (…) además conociendo a estos… salvo que (…) pero si no yo creo que va a limpiar

E.Z.: “El único problema que hay con esto es que hay compartir”

I.G.: “Bueno, bueni”

E.Z.: “pero si no nos enteramos”

I. G.: “De todas maneras el marido, el marido de Maria Dolores está ahí, entonces hay que, hay que… yo de todas formas creo que hay que dejarla que…”

E. Z.: “Vamos a ver…”

I. G.: “Ahí el tío que lo lleva, el general ese que conoce el Conrado este [el empresario canario] que me estuvo comentando a mí y tal… si ese tío sigue… pues lo único que hay que hacer es, en el momento que tengamos la confirmación de que ese tío sigue, es llamar a esta tía y con la que hayan puesto ahí, que no sé quién es, se llevará la secretaria de estado, pero no creo que deje al otro que tenía…”

E.Z.: “No, seguro que no”

I.G.: “Seguro que no… Es cuestión de hablar con ellos y ya está, o sea…”

E. Z.: “Pero el problema es si puenteamos o vamos directamente a la fuente, aunque nos cueste dinero, aunque ganemos la mitad”.

I.G.: “Vamos a ver, eh.. (suspira), yo eh… yo si este es y el marido no está por medio yo iría directamente a la fuente (…) Y si la fuente remolonea o lo que sea…”

E.Z.: “Entonces ya es tarde para ir al marido, ¿eh?

I.G.: “No creas”

E.Z.: “¿No?

I.G.: El marido si hay business (…) Como estos sacan una noticia que Blas de Herrero le han condenado a readmitir al tío que filtraba lo que Blas Herrero le pagaba al marido de María Dolores por asesorarle, le pagaba 12.000 euros al mes [sic] por asesorarle, y ahora me contarás tu que cojones le asesoraba este”

E.Z.: “Claro también le dieron la teley le dieron todo…

I.G.: “No creo que fuera por eso”

E.Z.: ¡Bueno! Y… lo de Caja Asturias.

I.G.; “Bueno, ahí es posible, pero oye le pagaba 120.000 euros al año por (…)”.

De estos diálogos la UCO de la Guardia Civil deduce que ambos actúan como una suerte de conseguidores y de que esta operación ambos “esperan obtener un beneficio económico por su gestión” y que ese beneficio se podría ver reducido “si en la operación participa algún intermediario”, en referencia al marido de la actual ministra. Defensa informó de que la ministra no ha tenido ningún tipo de contacto con ninguno de ellos y que incluso se rescindió el contrato con el empresario canario. El marido también ha negado haber mantenido contacto alguno con ellos. Y la Guardia Civil señala que la gestión, aunque revela la connivencia entre ambos para sacar tajada económica de sus influencias políticas, no se llegó a consumar en estos casos. 

Lo mejor de MSN en cualquier dispositivo


Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon