Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La Fiscalía pide el internamiento en régimen cerrado para cuatro de los cinco detenidos por la presunta agresión sexual múltiple de Valencia

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 19/05/2022 EL PAÍS
Familiares de los cinco detenidos por la supuesta agresión sexual han acudido a los juzgados de la Ciudad de la Justicia de Valencia. © Pere Tarrach (EFE) Familiares de los cinco detenidos por la supuesta agresión sexual han acudido a los juzgados de la Ciudad de la Justicia de Valencia.

La Fiscalía de Menores ha solicitado el internamiento en régimen cerrado para cuatro de los menores detenidos este miércoles por una presunta agresión sexual a otras dos menores en la localidad valenciana de Burjassot y ha dejado en libertad vigilada al quinto arrestado. La diferencia entre las medidas se debe al grado de participación en el hecho delictivo. El internamiento en régimen cerrado es la medida más severa que se puede imponer a un menor, ya que estos no pueden ir a la cárcel. La decisión de la situación que finalmente se adopte para los menores está ahora en manos de una decisión judicial aunque, habitualmente, los jueces acuerdan las medidas que solicita el fiscal.

La petición se ha adoptado tras la declaración de las niñas, de 12 y 13 años, de los supuestos agresores, que tienen entre 15 y 17 años, y tras recibir el atestado de la Policía Nacional sobre los hechos. Los menores han estado toda la mañana en la Ciudad de la Justicia de Valencia donde se han concentrado varias decenas de familiares de los detenidos que, en algunos momentos de tensión, se han enfrentado con los medios de comunicación.

El código penal establece que no existe posibilidad de consentimiento en menores de 16 años, aunque el agresor sea también menor. Únicamente se excluye de responsabilidad penal a los próximos al menor “por edad y grado de desarrollo o madurez”.

La Policía Nacional detuvo a los cinco menores tras la investigación de la Unidad de Atención a la Familia y Mujer (UFAM) de la Policía Nacional por unos hechos que tuvieron lugar el pasado lunes, 16 de mayo, en una casa abandonada situada al lado de un parque frecuentado por adolescentes.

Según adelantó Levante-EMV, la acusación se centra en una violación múltiple a una de las niñas y otra individual a la segunda, ambas en el mismo lugar, después de que las menores quedaran con dos jóvenes a través de la red social Instagram, encuentro al que luego se sumaron otros cuatro jóvenes.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El País

image beaconimage beaconimage beacon