Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los socios parlamentarios del PSOE critican la expansión de El Prat y Barajas: “No sé cómo se pueden ampliar de forma ecológica”

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 04/08/2021 Ferran Bono Ara,Agencias .
Un avión en la pista 3 del aeropuerto de Barcelona, el pasado junio. © MASSIMILIANO MINOCRI (EL PAÍS) Un avión en la pista 3 del aeropuerto de Barcelona, el pasado junio.

Varios socios parlamentarios a la izquierda del PSOE han atacado la ampliación del aeropuerto Josep Tarradellas-Barcelona-El Prat. Las críticas han ido a más a partir del lunes, cuando se anunció el proyecto tras la reunión de la comisión bilateral del Estado con la Generalitat. Desde Unidas Podemos, el socio de Gobierno, el diputado Juantxo López de Uralde, ha asegurado este miércoles en una entrevista en la Cadena Ser que “ampliar El Prat no es una decisión correcta”. El diputado ecologista ha mencionado “el impacto sobre los ecosistemas colindantes, en concreto contra el delta del Llobregat”, la “emergencia climática” y las “incógnitas” sobre la movilidad después de la covid como factores para oponerse al proyecto.

La consejera de Agricultura, Transición Ecológica, Desarrollo Rural y Emergencia Climática de la Generalitat Valenciana, Mireia Mollà, ha criticado las inversiones anunciadas esta semana por el Gobierno en los aeropuertos de Madrid y Barcelona con los fondos de reconstrucción, ya que estos “tienen que servir para la recuperación socioeconómica tras la pandemia, pero siempre apostando por la transición ecológica”. “No sé cómo se pueden ampliar dos aeropuertos de manera ecológica”, ha manifestado la política de la coalición valencianista de izquierdas Compromís sobre los 3.300 millones previstos para ampliar ambas infraestructuras, 1.700 para El Prat de Barcelona y 1.600 para Barajas.

“Esos 3.300 millones vendrían muy bien para transición ecológica. Serían tremendamente necesarios para hacer una transición productiva y ecológica en el mundo energético”, ha reivindicado, al tiempo que ha apuntado que tenía “más esperanzas de que el fondo de resiliencia fuera real y no un reparto de chequera para coser España”. “Ahora hemos cosido por el cielo”, ha agregado. “3.300 euros son casi diez veces mi presupuesto”, ha remarcado tras una conferencia de prensa relativa al aumento de la producción ecológica del campo valenciano.

Las de López de Uralde y Mollà no son las únicas voces críticas que se han alzado desde que este lunes se anunciara la inversión para el aeropuerto Josep Tarradellas-Barcelona-El Prat. El martes por la noche, también en la Cadena Ser, fue la propia alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, la que se mostró “crítica con la forma y el contenido” del anuncio de ampliación. Esta, dijo, “suena al pelotazo de toda la vida” y parece “un despropósito absoluto”. La edil aseguró que lo presentado responde a “un modelo desarrollista que aumenta las emisiones” y que potenciará un “turismo masificado que el territorio ya no puede asumir”. Colau, no obstante, pidió volver a la mesa de diálogo institucional con representantes de los distintos niveles de la Administración para, con “rigor, datos e informes”, estudiar la ampliación y encontrar un consenso.

Oposición de Los Verdes europeos

El consejero catalán de Empresa y Trabajo, Roger Torrent (ERC), ha insistido en una entrevista con la agencia Efe en que es “imprescindible” que haya diálogo con las autoridades locales y comarcales. El consenso es “fundamental”, ha añadido Torrent, quien ha agregado que el aeropuerto es un factor de competitividad para la economía catalana y ha reclamado que el Estado ceda la gestión de las instalaciones a la Generalitat. El alcalde de El Prat, Lluís Mitjoler, también se opuso a la ampliación por afectar a una laguna protegida de la red Natura 2000.

La defensa de la futura infraestructura por la parte socialista del Gobierno ha correspondido este miércoles a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. En declaraciones también a Efe, ha argumentado que la ampliación es conveniente para la economía española y que “obligatoriamente será compatible con la preservación medioambiental”. Por eso, Montero ha lanzado un “mensaje de calma y tranquilidad” a quienes ven la inversión incompatible con la transición ecológica.

Entre estos últimos se encuentra el grupo de Los Verdes en el Parlamento Europeo. “Como Verdes Europeos rechazamos el proyecto de expansión y expresamos nuestra más fuerte oposición a un modelo de infraestructura en total contradicción con el Acuerdo de París [de lucha contra el cambio climático] y con los objetivos climáticos del Pacto Verde Europeo”, aseguran en un comunicado. En el mismo, la eurodiputada Evelyne Huytebroeck, copresidenta del Partido Verde Europeo, pide a la Comisión Europea “que se oponga al proyecto” y no le dé el imprescindible plácet. Y también demanda “que los gobiernos catalán y español tomen medidas necesarias para promover una mayor protección del delta [del río Llobregat]”.

Conocer los hechos y acceder a información de calidad es más necesario que nunca. Sigue siendo parte de lo que ocurre a tu alrededor suscribiéndote a EL PAÍS

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El País

image beaconimage beaconimage beacon