Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Metro Madrid reconoce ahora un posible segundo enfermo por amianto

Logotipo de La Vanguardia La Vanguardia 22/02/2018
El consorcio ha reiterado que no hay ningún peligro para viajeros. © Image LaVanguardia.com El consorcio ha reiterado que no hay ningún peligro para viajeros.

El escándalo del amianto en los trenes Metro de Madrid va creciendo. El suburbanoha reconocido la posibilidad de que un segundo trabajador del suburbano pudiera resultar enfermo por manipulación de amiantodurante muchos años, aunque ha garantizado la seguridad para viajeros y para trabajadores de la red.

Así lo ha explicado el consejero delegado de Metro, Borja Carabante, quien ha explicado a los periodistas que la empresa prepara un recurso ante la Inspección de Trabajo, que ha propuesto multar a la empresa con 191.00 euros por una “infracción grave” por no garantizar las medidas de seguridad y salud a los trabajadores expuestos a amianto.

Carabante ha reiterado que no hay ningún peligro para viajeros y trabajadores en toda la red de Metro y ha insistido también en que no hay amianto en ninguna de las escaleras de todo el suburbano.

Tras el reconocimiento de ‘enfermedad profesional’ a un trabajador de Metro por un tipo de cáncer vinculado a la exposición de amianto, Metro ha identificado a 413 trabajadores que pudieron tener contacto con material móvil o material de obra que pudiese contener amianto, de los cuales han dado resultado negativo 360 ya revisados, ha explicado Carabante.

Con respecto a los trabajadores de Metro ya jubilados carabante ha dicho que sera la Seguridad Social la que se encargue de analizar su salud.

Acerca del segundo trabajador afectado, el consejero delegado ha dicho que se trata de una persona que estuvo en contacto con material móvil de Metro desde antes de 2003, cuando no había obligación de adoptar medidas concretas contra el amianto.

Carabante ha explicado que desde que hubo sospechas de problemas vinculados al amianto la empresa ha adoptado medias para garantizar que no hay ningún riesgo para los viajeros y para los trabajadores, ante la “imposibilidad” de desprendimiento de fibras de amianto, cuya inhalación es la que resulta peligrosa para la salud.

También ha dicho el consejero que en el plan de modernización de la red de Metro ya se tiene en cuenta el asunto del amianto y que, de hecho, se limpió este material en las bóvedas de las estaciones de Canillejas, Torre Arias y Suances, donde no hay acceso de viajeros ni manipulación por parte de los trabajadores.

Para evitar riesgos, ha dicho Carabante, la empresa ha editado un folleto dirigido a los trabajadores que pudieran estar en presencia de materiales con amianto, pero que no actúan sobre ellos, y ha organizado charlas formativas y señalización de elementos donde pudiera haber amianto.

También ha explicado que de 20.000 tipos de repuestos utilizados en el Metro sólo ha sido detectada la presencia de amianto en 20 repuestos, que han sido retirados del inventario para que no puedan ser utilizados, y que se han realizado pruebas de detección, con resultado “nulo”, en seis subestaciones eléctricas y en un depósito.

Con respecto al acta de infracción levantada por la Inspección de Trabajo, Carabante ha explicado que asciende a 191.000 euros, 8.000 de ellos por no estar Metro de Madrid en el Registro de Empresas con Presencia Permanente de Amianto.

El consejero delegado de Metro ha explicado que Metro llevará ante la Inspección de Trabajo el protocolo elaborado ante el caso de amianto y que alegará que la empresa nunca se inscribió en dicho Registro porque hasta 2003 los trabajadores de Metro “no tenían exposición frecuente” al amianto. “No había ningún trabajo que supusiera contacto permanente y constante con fibras de amianto”, ha añadido Carabante.

Se vendieron trenes contaminados a Buenos Aires

El metropolitano de Buenos Aires ha retirado, de forma preventiva, tres trenes que adquirió a Metro de Madrid en el año 2011 y solicita al suburbano madrileño que confirme si en los vehículos hay presencia de amianto.

Así lo indica en un comunicado fechado ayer Subterráneos de Buenos Aires S.E (SBASE) para detallar también que los trenes retirados de la línea B son vehículos del modelo CAF 5000 y que la medida se adopta tras conocer que Metro de Madrid confirmó la presencia de este mineral, denominado también asbesto y que está prohibido en Argentina, en determinados componentes eléctricos.

En 2011, el suburbano madrileño traspasó 24 trenes a Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado de la gama 5000, a los que se unieron 12 más en el año 2012.

Metro de Madrid confirmó que varios trenes del modelo 5000 y 2000, con una antigüedad entre 30 y 35 años, tenían en su interior un componente eléctrico con amianto, que se prohibió en el año 2002 para nuevas construcciones.

En este sentido, el suburbano ha señalado que a partir de ese ejercicio se adoptaron medidas de seguridad para evitar la exposición y que la presencia no entraña riesgos para los viajeros. A su vez, recalca que estos elementos se encapsularon a partir de la prohibición y que el protocolo de la compañía evita la exposición a este mineral por parte de los empleados, a los que se exhorta a no manipular esos elementos.

MÁS EN MSN

VÍDEO: Metro de Madrid reconoce amianto en algunos trenes y cáncer de un empleado (fuente: Expansión)

SIGUIENTE
SIGUIENTE

-Sin un plan de cribado, en 2022 habrá 161.000 afectados por hepatitis C sin tratar en España

-Jordi Turull será presidente de transición y Puigdemont irá a una fundación privada


Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon