Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Rajoy advierte que hacer una reforma laboral sobre otra es "un disparate"

Logotipo de La Información La Información 01/12/2021 todos@lainformacion.com (Borja Fernández)
© Proporcionado por La Información La vuelta del expresidente Mariano Rajoy a un acto público se salda con un claro mensaje de rechazo a la nueva reforma laboral que ultima el Gobierno de Pedro Sánchez. El exdirigente popular ha tildado de "disparate" la intención del Ejecutivo de remodelar los cambios introducidos durante su periodo en La Moncloa, especialmente en materia laboral y de pensiones. "Que se haga una reforma laboral después de otra que creó 2,5 millones de empleos es un disparate", ha aseverado Rajoy durante la presentación de su nuevo libro, 'Política para adultos' (Plaza & Janés), en la que ha estado arropado por destacadas figuras de su partido y por el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi. Entre estos nombres destacados de la formación popular ha brillado la presencia conjunta del presidente del PP, Pablo Casado, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Han tenido que pasar más de 42 días de pulso interno en Génova para que ambos dirigentes se dejasen ver en público juntos. Rodeados de históricos de los gobiernos de Mariano Rajoy, como la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, o los exministros Íñigo de la Serna, Rafael Catalá, Ana Pastor o Íñigo Méndez de Vigo, Ana Mato o Cristobal Montoro, entre otros, parecía la ocasión indicada para aparcar las hostilidades -al menos de forma temporal- y proyectar una imagen de unidad, a la que también ha contribuido el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida y el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco. Un mensaje de unión en el partido en el que Rajoy ha querido incidir nada más recoger la palabra del periodista Carlos Herrera, que ha dado comienzo al acto de presentación, asegurando que Casado "debe asumir pronto la presidencia del Gobierno por el bien de todos". También ha alabado a la presidenta madrileña, afirmando que ha sido "valiente para tomar decisiones en momentos difíciles" y ha agradecido la imagen de normalidad junto al presidente del PP."Hoy estás aquí y además estás ahí", ha apuntado el expresidente, resaltando el hecho de que Ayuso estuviese a un asiento de distancia de Casado. Ambos han charlado brevemente antes del comienzo del acto acogido por el Real Casino de Madrid, una conversación a la que se ha sumado también Martínez-Almeida, tercero en discordia en la pugna interna que se vive desde hace unos meses en el PP madrileño. Mariano Rajoy ha tenido tiempo para lanzar varios dardos al actual Ejecutivo, principalmente a cuenta de las contrarreformas planeadas por Pedro Sánchez en materia de laboral y de pensiones. "Que se haga una reforma laboral después de otra que creó 2,5 millones de empleos es un disparate"."Tengo una posición contraria a las contrarreformas, como ahora con la pensiones. No se puede hacer reformas desde el sectarismo", ha deslizado el expresidente, que también ha tenido tiempo para afear los pactos del PSOE con partidos independentistas. "Me muestro partidario del consenso en las reglas del juego, pero el PSOE está coaligado con partidos como Bildu que no creen en España. Supone vulnerar el espíritu de la Transición", ha denunciado. El populismo ha centrado buena parte del discurso del expresidente. "Es uno de los mayores retos a los que se enfrentan las democracias liberales", ha reflexionado Rajoy, sea cual sea su forma. "La vestimenta es muy variada: puede ser un multimillonario neoyorquino, un comunista español o un homófobo centroeuropeo", ha insistido el antiguo dirigente popular. Tal y como ha reflejado en las más de 300 páginas de su libro, Rajoy ha desgranado algunas de las claves que, a su parecer, caracterizan a los nuevos populismos surgidos en España en la última década. "Son los que despotrican contra los banqueros, presidentes de empresas, autónomos, cardenales, aquellos para los que todo lo anterior no existe, como los que cargan contra la Transición", ha desarrollado el expresidente.Además, el expresidente ha querido desquitarse de los "juicios paralelos", otro de los males que, a su juicio, dan forma al populismo y que afectaron a figuras coetáneas del PP, como la ya fallecida Rita Barberá o el expresidente valenciano Francisco Camps. "120 portadas en tres años en un periódico nacional y jamás fue condenado por tribunal alguno", ha afirmado, cosechando un aplauso del auditorio, para añadir: "Necesitamos vacunas eficaces contra la pandemia, pero también contra el populismo"."Con todo, su prinicipal cualidad es el desprecio a la ley y las instituciones", ha añadido el que fuera presidente de la formación conservadora. Rajoy ha criticado con insistencia el "proceso de infantilización" que ha vivido en los últimos tiempos la esfera política. "El populismo consiste en tratar a la gente como si fueran niños". Para combatirlo, ha explicado el exmandatario conservador, los mejores armas son "los valores que la fundan": fortalecer la instituciones y generar más consensos.El tercer y último ingrendiente del 'marianismo' para combatir estas derivas populistas pasa por "asegurar el bienestar de la gente". "Una buena política económica fortalece las democracias. La mejor política es la que atiende al bienestar de la gente", ha destacado el que fuera presidente del Gobierno entre 2011 y 2018.
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Información

image beaconimage beaconimage beacon