Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Venganzas, poder... ¿por qué el PP sostiene a Cifuentes a pesar del órdago de Ciudadanos?

Logotipo de Los Replicantes Los Replicantes 22/04/2018 Adrián Parrondo
© Proporcionado por Los Replicantes

Se avecinan duros momentos en el Partido Popular. El estallido del escándalo del máster de Cristina Cifuentes ha provocado un cisma en Génova, 13 que amenaza una guerra sin cuartel.

El socio de gobierno de la presidenta, Ciudadanos, ha confirmado a Rajoy su intención de apoyar la moción de censura e investir a Ángel Gabilondo. El catedrático no tiene carné de partido y, aunque Cifuentes intenta trasladar un mensaje de que apoyarían un gobierno de la izquierda radical, el candidato del PSOE es un outsider y no cuenta con un perfil duro.

Cifuentes asegura que un gobierno de Gabilondo supone instalar a la izquierda radical en la Puerta del Sol © Proporcionado por Los Replicantes Cifuentes asegura que un gobierno de Gabilondo supone instalar a la izquierda radical en la Puerta del Sol

En mitad de unas negociaciones que se están realizando al más alto nivel (Maíllo por parte del PP y Albert Rivera por parte de Ciudadanos), la formación que ostenta el gobierno madrileño se encuentra en un auténtico brete. El enrocamiento de la presidenta, a pesar de Rajoy, es la mayor de las desgracias en Génova. Rajoy confiaba en su dimisión o en que Ciudadanos no llegara tan lejos en su órdago. Sus ilusiones no han llegado a buen puerto.

Ante una situación tan complicada, ya surgen las primeras voces que piden forzar la salida de la líder madrileña. Entre ellos, se encuentran barones fuertes, como Juan Vicente Herrera en Castilla y León o Alberto Núñez Feijóo, presidente de la Xunta de Galicia y eterno sucesor de Rajoy.

A ellos, se suma la cúpula del partido, que muestra su pesimismo en privado y en público evidencia un apoyo cerrado a la presidenta. En Génova se apostó por evitar la estrategia de Bárcenas y Rato, es decir, un apoyo cerrado y el posterior "ese señor del que usted me habla". Sin embargo, el paso de los días ha vuelto a aquel método. ¿Por qué se sostiene a Cifuentes?  ¿Por qué se evidencia un apoyo tan cerrado?

1 Las conversaciones privadas entre Cifuentes y Rajoy

Cifuentes ha conseguido que el presidente cambie de opinión públicamente tras una tensa conversación privada © Proporcionado por Los Replicantes Cifuentes ha conseguido que el presidente cambie de opinión públicamente tras una tensa conversación privada

Los mentideros políticos han señalado una llamada de Rajoy hacia Cifuentes en la que pedía su dimisión inmediata. La conversación, una más entre las llamadas diarias entre ambos dirigentes, supuso el fin de una relación que ha ido deteriorándose durante el último mes.

La petición de Rajoy obtuvo la siguiente respuesta: "tú no dimitiste por los mensajes a Bárcenas, yo no tengo que dimitir por este escándalo". Esta supuesta conversación se produjo un día antes del apoyo completamente cerrado de un presidente que días antes, en la Convención de Sevilla, no quiso responder sobre la conveniencia de que Cifuentes abandonase su cargo (a pesar de su leve carcajada).

2 Guerras internas

El Congreso de Valencia de 2008 abrió una fuerte guerra interna entre Aguirre y Rajoy © Proporcionado por Los Replicantes El Congreso de Valencia de 2008 abrió una fuerte guerra interna entre Aguirre y Rajoy

Esperanza Aguirre ha sido la máxima enemiga de Mariano Rajoy después de que la exlideresa madrileña intentase presentar una candidatura en el Congreso de Valencia de 2008 para retirarle del cargo.

La fortaleza de Rajoy tras formar gobierno en plena crisis política e institucional, le ha brindado un poder total en el partido. Gracias a ello, Rajoy ha comenzado una 'purga' con la que cobrar las viejas rencillas y agravios del pasado. 

En esta estrategia, aparece Cifuentes. Gran defensora de Rajoy, la presidenta madrileña se ha convertido en la gran enemiga de Esperanza Aguirre después de que la exlideresa madrileña haya mantenido su confianza en ella durante prácticamente dos décadas.

En la antigua cúpula del aguirrismo, pesa el afán de que Cifuentes se muestre como la líder de la regeneración en el PP tras haber compartido bancada con Ignacio González o Francisco Granados.

A ello, se suma que la propia Esperanza Aguirre diseñase la práctica totalidad de las listas electorales que encabezó la actual presidenta, lo que ha llevado a que la mitad de su grupo parlamentario haya dimitido por diversos escándalos de corrupción.

El aguirrismo intentó 'salvar los muebles' con esta jugada, aunque no tuvo el efecto deseado. Algunos miembros destacados de la anterior etapa, como Enrique Ossorio o la alcaldesa de Pozuelo, Paloma Adrados, cambiaron de bando para defender cerradamente a Cifuentes y su regeneración. Imaginen la reacción de la exlideresa.

Paloma Adrados, izq, ha cambiado de bando durante la última etapa © Proporcionado por Los Replicantes Paloma Adrados, izq, ha cambiado de bando durante la última etapa

Por otro lado, la expresidenta madrileña tuvo que sobrellevar la humillación que supuso su papel como líder de la oposición en el Ayuntamiento de Madrid, mientras que Cifuentes se erigía como presidenta.

Y no olviden, en todo este entuerto, el relevo en la secretaría general del PP madrileño. Cifuentes consiguió todo el poder en la federación más fuerte de la formación conservadora. Las primarias celebradas tras la dimisión de Aguirre en febrero de 2016 permitieron que la actual baronesa se alzase como líder con un 97,4% de los votos. Un duro golpe para Aguirre.

Esto quedó en evidencia en las conversaciones intervenidas por la Guardia Civil en el marco de la operación Lezo. El propio González reconoció la imposibilidad de colocar un candidato afín al aguirrismo tras varios intentos. Tras esta situación, la UCO señaló a Cifuentes como partícipe de la financiación ilegal del PP a través de la concesión de un contrato de la cafetería de la Asamblea de Madrid con el empresario Arturo Fernández, entre otros escándalos sobradamente conocidos.

3 La mano de Cospedal y la debilidad del entorno de Cifuentes

La suma de contar con una candidata fuerte pesó a la hora de aupar y apoyar a Cifuentes en todo lo que se propuso. Sin embargo, su caída política ha provocado que la otrora esperanza del partido se convierta en todo un lastre.

La presidenta madrileña, sin embargo, cuenta con un as dentro de su baraja de cartas que ha sido determinante para mantenerse en el poder a pesar de las dificultades: el apoyo de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal.

El soporte de la dirigente del partido, quizás, haya sido determinante para que Cifuentes asegure que su futuro depende de lo que decida Génova. La mano de Rajoy es fuerte, pero también el equilibrio entre Cospedal y Soraya.

Cospedal es la primera defensora de Cifuentes en Génova © Proporcionado por Los Replicantes Cospedal es la primera defensora de Cifuentes en Génova

Mientras que la primera controla el partido, la segunda cuenta con el timón del gobierno. Cospedal, debilitada tras la caída del G-8, quiere mantener algunos barones de su cuerda: entre ellos, Cifuentes.

Por otro lado, todos estos movimientos y la incertidumbre del próximo candidato, también amenazan a Cospedal. Algunas quinielas apuntan a Soraya, con un puesto de gran presencia mediática y amplia maniobra política.

Además, el relevo de la baronesa dejaría un líder de bajo perfil político: el consejero de Presidencia, Ángel Garrido; o el titular de Medio Ambiente, Pedro Rollán. A pesar de su afinidad, nadie cuenta con ellos para ostentar la cabeza de cartel en 2019. Y perder la Comunidad de Madrid es una posibilidad que no pueden permitirse.

4 Protagonismo de Ciudadanos

La formación naranja ha utilizado el discurso de la regeneración y el fin de la 'vieja política' como bandera de cara al electorado. El auge en las encuestas y el miedo al sorpasso, hacen peligrar al PP, sobre todo, en una plaza de primer nivel como la Comunidad de Madrid.

El peligro de que la formación naranja muestre la cabeza de Cifuentes supone un daño a la imagen del PP, que evidencia su supeditación al poder de la, actualmente, cuarta fuerza política en Vallecas.

Además, el hecho de que Ignacio Aguado (C's) vote con Podemos y PSOE una moción de censura, permite expulsar del espectro del centro derecha a la formación, paradójicamente, conservadora.

El PP quiere que Ciudadanos abandone el espectro de centroderecha de cara a sus votantes © Proporcionado por Los Replicantes El PP quiere que Ciudadanos abandone el espectro de centroderecha de cara a sus votantes

Pero, por otro lado, la pérdida de la Puerta del Sol a un año de las elecciones, dejaría a un PP en la oposición, el eterno desierto político que está viviendo la formación conservadora en el Ayuntamiento de Madrid.

¿Cómo se actúa en una situación tan complicada? Las quinielas, actualmente, decantan al PP por el relevo, a pesar de Rajoy.

5 Falta de candidatos

La presidenta se ha rodeado de un entorno con bajo perfil político © Proporcionado por Los Replicantes La presidenta se ha rodeado de un entorno con bajo perfil político

El poder de Cifuentes en su gobierno y en el PP de Madrid ha sido omnipresente y omnipotente. La presidenta regional se ha rodeado de una corte de bajo perfil político, que ha permitido que la baronesa se erija como la única portagonista y cabeza de cartel con posibilidades electorales.

Se trata de una situación muy distante a la anterior etapa, con pesos pesados (entonces) como Ignacio González o Granados. Aguirre tuvo un relevo y cambio de cartas atado, lo que le permitió manejar los hilos de la Puerta del Sol mientras veía los toros desde la barrera.

¿Qué sucederá con Cifuentes? Su caída sería total y precisaría de un candidato externo al PP de Madrid que, sin duda, debería rodearse de un grupo parlamentario que ha mostrado su apoyo incondicional privado y público a Cifuentes. El sorpasso, mientras tanto, se acercaría.

6 Venganzas políticas y corrupción

Granados ha vinculado a Cifuentes con la financiación ilegal del PP madrileño © Proporcionado por Los Replicantes Granados ha vinculado a Cifuentes con la financiación ilegal del PP madrileño

Hemos comentado previamente las rivalidades entre Rajoy y Aguirre, pero la deriva judicial de la anterior gobierno está provocando una gran batalla dentro de la formación conservadora.

La sucesión de escándalos que la presidenta ha encadenado tras el estallido del caso Canal ha sido determinante. A ello, se suman declaraciones que la sitúan en la financiación ilegal del PP o una relación sentimental con González (Cifuentes y el expresidente tienen pareja).

La actual crisis de gobierno ha llevado a que la propia Cifuentes presente ante la Fiscalía toda la documentación que prueba las irregularidades en la Ciudad de la Justicia. A ello, se suma el derribo y escándalo de corrupción que se produjo en la joya de la corona de la exlideresa, el campo de golf de Canal en Chamberí.

Esta guerra 'a cuchillo' ayuda al entierro definitivo del aguirrismo, relegado a la alcaldía de Alcorcón con David Pérez como principal plaza. Ahora, las consecuencias judiciales podrían llevar a una imputación de Aguirre: la venganza perfecta en toda una historia al más puro estilo 'Juego de Tronos'.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Los Replicantes

image beaconimage beaconimage beacon