Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las españolas y sus hijos han recibido instrucción militar

Logotipo de El Mundo El Mundo 08/04/2019 ÁNGELES ESCRIVÁ
Lubna Mohamed Miludi, la joven ceutí que se fue sola a Siria hace cinco años. Ahora está en un campo de prisioneros. © Unidad Editorial, S.A. Lubna Mohamed Miludi, la joven ceutí que se fue sola a Siria hace cinco años. Ahora está en un campo de prisioneros.

Las mujeres españolas desplazadas a Siria para incorporar se al ISIS y sus hijos mayores de cinco años "han recibido formación militar y entrenaban a las órdenes de los miembros del Estado Islámico". Ellas en campo abierto y los niños en las escuelas a las que han estado acudiendo, en las que no sólo recibían adoctrinamiento teórico. En definitiva, todos saben usar un arma y su percepción de la realidad es tan distorsionada que constituyen un peligro potencial muy real a su regreso a España, según expertos en yihadismo vinculados a la seguridad del Estado consultados por Crónica. "Hemos visto niños de dos años jugando a desgollar muñecos". Un peligro "para el que Occidente no está preparado", añaden, y que empieza con las argumentaciones que emplean para su exculpación al ser detenidos.

La localización de tres españolas con sus hijos en un campamento kurdo para prisioneros ha revitalizado una alarma que permanecía soterrada y que es motivo de controversia desde hace meses en otros países europeos como Francia, donde el problema de los retornados esta siendo verdaderamente grave.

Yolanda Martínez es una madrileña de 33 años que se marchó con un hijo de cuatro años, Bilal. En estos momentos tiene cuatro hijos cuyo padre es Omar Elharchi, un marroquí nacionalizado que se entregó al ser acorralado y que oficialmente consta como el único yihadista español en una prisión siria. Luna Fernández se trasladó desde Egipto. Su marido murió y se quedó viuda con cuatro hijos. Está embarazada y se ha hecho cargo de otros cuatro niños que, según dice, son hijos de padres marroquíes residentes en España que cayeron en un ataque contra el ISIS. Ambas están siendo investigadas por la Audiencia Nacional por pertenencia a organización terrorista.

Y Lubna Mohamed Miludi, la tercera española, es una ceutí que se desplazó hace cinco años por su cuenta. Aunque ha dicho que tiene 40 años, no tiene estudios y fue engañada por su marido para ir a Siria, lo cierto es que tiene 26 años, pertenece a una familia acomodada, estudió para ser profesora y se marchó sola. Allí se casó con un yihadista francés. Tiene tres hijos. A estas tres españolas hay que sumar al menos otras dos que cruzaron la frontera voluntariamente y fueron detenidas en Turquía. Una es Asia Ahmed, la mujer del matarife llamado Kokito, que fue detenida con sus tres hijos de diferentes padres. Captaba a niñas para la yihad por Internet desde Siria. Célebre es la fotografía de su marido entre cabezas cortadas y más célebre aquella en la que él tomaba la imagen de un niño mientras éste sujetaba una cabeza. La otra es Fátima Akil. Ambas permanecen en prisión. Respecto a Tomasa Pérez, otra de las yihadistas españolas destacadas, ella y sus cinco hijos se encuentran vivos aunque no haya trascendido dónde.

Un grupo de 27 mujeres

Veintisiete mujeres partieron desde España a hacer la yihad aunque no todas son españolas o tienen la nacionalidad. Se desconoce cuánta descendencia han tenido.

¿Son recuperables estas mujeres y sus niños? La respuesta de los expertos es alarmante. Parecería lógico que las penalidades vividas por las tres españolas del campo de Al Hawl fueran disuasorias para su reincidencia y para yihadistas embrionarias; pero al decir de expertos, no es así. "No hay que confundir. Están desencantadas con el proyecto fracasado del Califato, pero no reniegan de su ideología yihadista y de su intención de hacer la yihad donde puedan. De hecho, para ellas, la culpa de lo que ha pasado no la tiene el Califato, que puso las condiciones para crear el Estado ideal -sharía y conquista a través de la repoblación incluidas, un aspecto en el que las españolas detectadas han cumplido sobradamente-, sino los países occidentales, que han destruido su proyecto de Paraíso. Y su especial peligrosidad radica en que ese es el mensaje que trasladan a las adolescentes impresionables".

Tampoco confían en las intenciones de quienes se han entregado: "Lo hacen para volver al país, seguir con su labor en prisión y continuar después". De hecho, a los ojos de los islamistas quien se entrega no es un cobarde: "El retornado tiene un halo de heroísmo y un ascendiente brutal. Y en su lugar de origen proliferan los nuevos radicales".

El hecho de que algunas de las mujeres hayan acogido a los hijos de otras familias no tiene una lectura necesariamente positiva para los expertos. Este gesto que podría ser considerado síntoma de bonhomía en otras circunstancias, aumenta el peligro potencial en manos de una mujer radical y más si acudió a hacer la yihad desde fuera. "Las extranjeras se ganaron una fama justificada de crueldad. La policía estaba formada por extranjeras y las sirias temían el rigor especialmente de francesas y belgas", que formaban parte del universo en el que estuvo inmersa Lubna Mohamed por su matrimonio con un yihadista galo.

Así, las madres han sido testigo o protagonistas de situaciones de violencia extrema. Y los niños han sido instruidos en el terror. Con suerte sólo han presenciado atrocidades. Con poca suerte, las han perpetrado. "Los de en torno a los 10 años ya son difícilmente recuperables. Tienen interiorizados unos postulados que son imposibles de borrar", señalan crudamente los agentes que se han enfrentado al problema. ¿Los de cuatro o cinco? "Se verán lastrados por el historial de sus padres. Y hay otro problema, ¿a quién se los entregamos cuando regresen, a los abuelos, a los hogares desde los que salieron sus progenitores?".

El escenario dibujado por los expertos para Europa parece haber empeorado: "Los teníamos concentrados fuera. A partir de ahora, vamos a tener caballos de Troya".

MÁS NOTICIAS EN MSN:

-Familiares y amigos de José Couso se concentran en Madrid para exigir la reforma de la ley para que se reabra el caso

-Netanyahu promete Cisjordania (o parte) a los israelíes si gana las elecciones

VÍDEO: Las tres españolas del ISIS: “Solo deseamos irnos” (fuente: El País)

SIGUIENTE
SIGUIENTE

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon