Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los mejores palacios reales de las Monarquías de Europa que se pueden visitar

Logotipo de Bekia Bekia 30/06/2022 Jorge del Caz Martín

La historia de Europa no se entendería sin las diferentes Casas Reales que han regido su destino durante siglos. Habsburgo, Borbón, Hannover, Windsor, Glücksburg, Wittlesbach o Braganza son algunas de las dinastías que se han sentado en los tronos europeos. Sin embargo, todavía en el siglo XXI la forma política de diez países del viejo continente es la Monarquía. Concretamente, hablamos de los Reinos de España, Dinamarca, Bélgica, Noruega, Países Bajos, Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, y Suecia, así como los principados de Liechtenstein y Mónaco, y el Gran Ducado de Luxemburgo.

En todos los países anteriores, el Jefe de Estado es un rey, reina, príncipe o gran duque, que no solo sostienen una Corona, sino que también llevan las riendas de la Jefatura del Estado, ejerciéndolo desde sus residencias oficiales, edificios que encierran historia, arte y muchas anécdotas. Es por ello que los turistas no se resisten a acceder a estos palacios reales que tanta curiosidad despiertan siempre. Todos ellos se han convertido en los principales atractivos culturales de las ciudades en las que se encuentran. No obstante, no todos están abiertos al público, por lo que a continuación descubrimos en Bekia Viajes los mejores palacios de las monarquías reinantes de Europa que se pueden visitar.

Reino de Bélgica

El Reino de Bélgica es uno de los más recientes de Europa. Se creación tuvo lugar en 1831, tras una revolución en la que el país consiguió independizarse de Países Bajos, siendo entonces cuando el Congreso Nacional eligió la monarquía constitucional como forma política del nuevo Estado. Tras ello, comenzó la búsqueda de un monarca, decayendo finalmente la corona en la dinastía Sajonia-Coburgo-Gotha, concretamente en la figura de Leopoldo I, que era tío de la mismísima Reina Victoria del Reino Unido.

Palacio Real de Bruselas

El Palacio de Coudenberg fue durante siete siglos la sede del poder real de reyes o emperadores. De hecho, en él residió el propio Carlos I de España y V de Alemania, que estando disfrutando de una estancia en esta residencia decidió abdicar la corona española en su hijo, Felipe II. En 1731, el edificio sufrió un terrible incendio que lo redujo a escombros, por lo que se decidió construir un nuevo Palacio Real en Bruselas sobre el mismo solar que había dejado el anterior, siendo el que contemplamos actualmente.

© Proporcionado por Bekia

Aunque el Palacio Real de Bruselas comenzó a ser construido cuando el país todavía estaba bajo dominio holandés, la fisionomía que presenta en la actualidad es propia de la reforma llevada a cabo por Leopoldo II, Rey de los Belgas. Es la residencia oficial de la Familia Real Belga, aunque no residan en él porque lo hacen en Laeken, y solo esté reservado para actos oficiales. Desde 1965, es posible visitar su interior en verano, siendo destacables estancias como el Salón del Trono, el Salón de Goya, con tapices regalados por Isabel II de España a Leopoldo I, o el Salón de Espejos, cuyo techo se decora con 1,4 millones de carcasas de escarabajos de Tailandia.

Palacio Real de Bruselas

  • Dónde: Rue Brederode, 16
  • Horario: abierto del 21 de julio hasta principios de septiembre
  • Precio: gratuito
  • Página web: Koninklijk Paleis te Brussel

Reino de España

El Reino de España es uno de los más antiguos de Europa, pero los historiadores no se ponen de acuerdo para determinar cuándo se produjo verdaderamente su nacimiento. Su evolución se diluye en la historia y hunde sus raíces en las diferentes coronas medievales que se fundaron tras la conquista árabe de la península Ibérica, como así fueron León, Castilla, Aragón o Navarra. Juana I, última monarca Trastámara, fue la primera Reina que se sentó en todos estos tronos desde 1516. Tras ella, las dinastías Habsburgo y Borbón son las que se han ceñido la corona de la España unida.

Palacio Real de Madrid

En 1561, Felipe II decidió ubicar la sede de la Corte española en Madrid. Por ello, emprendió una importante reforma del viejo Alcázar medieval, con la finalidad de convertirlo en un suntuoso palacio y en digna sede del poder real. La historia de este edificio continuó hasta la Nochebuena de 1734, cuando un atroz incendio redujo a cenizas siglos esta importante residencia. En aquel momento, ya reinaban en España los Borbones, concretamente Felipe V, quien decidió levantar un nuevo palacio sobre el solar que había dejado el anterior.

© Proporcionado por Bekia

El Palacio Real de Madrid es la residencia oficial de la Familia Real Española pero, al igual que ocurre en Bélgica, los Reyes y sus hijas no viven en él, sino que lo hacen en el de La Zarzuela. Por ello, el palacio madrileño se reserva para actos oficiales, cumpliendo la misma función que otros repartidos por el resto del país, que están al servicio de la Corona para sus actos de representación. Todo ello permite que el también conocido como Palacio de Oriente pueda visitarse. Es un magnífico monumento barroco de arquitectura clásica que presume de ser el más grande de Europa Occidental, destacando estancias como el Salón del Trono, la Sala de la Corona, las Cocinas Reales o la Armería.

Palacio Real de Madrid

  • Dónde: Calle de Bailén, s/n
  • Horario de octubre a marzo: De lunes a sábado de 10:h00-18h00 | Domingos de 10h00-16h00
  • Horario de abril a septiembre: De lunes a sábado de 10:h00-19h00 | Domingos de 10h00-16h00
  • Precio: 12€ y entrada reducida para determinados colectivos
  • Página web: Palacio Real de Madrid

Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte

Hablar de realeza es hacerlo inevitablemente del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte. Lancaster, York, Tudor, Estuardo, Hannover y Sajonia-Coburgo-Gotha son algunas de las dinastías que han gobernado los reinos que históricamente componen este país. Sin embargo, ninguna de estas Casas Reales han seguido dando nombre a la dinastía al haber tomado el apellido Windsor. El cambio de denominación tuvo lugar en 1917, durante la Primera Guerra Mundial, momento en que Reino Unido batallaba contra Alemania, por lo que la Familia Real Británica quiso desvincularse de sus orígenes.

Palacio de Buckingham

El Palacio de Buckingham fue construido a principios del siglo XVIII por el I duque de Buckingham y Normamby, de quien toma su nombre. Sin embargo, en 1762 fue vendido al Rey Jorge III, en un momento en que no tenía la fisonomía actual, sino que simplemente era una casona. Fue su sucesor, Jorge IV, el que comenzó a configurarlo como palacio, aunque no fue hasta el reinado de la eterna Reina Victoria cuando se convirtió en residencia real. Gracias a su esposo, el Príncipe Alberto de Sajonia-Coburgo-Gotha, se reformó y amplió el edificio y se modernizaron sus interiores. En la Segunda Guerra Mundial fue objetivo de bombardeos, pero no perdió su esplendor.

© Proporcionado por Bekia

Buckingham Palace es actualmente la residencia oficial del Monarca británico, además de uno de los principales atractivos turísticos de Londres. Los Salones de Estado o la Galería de la Reina son algunos de los espacios que se pueden visitar, aunque no están abiertos al público durante todo el año. Uno de los momentos más especiales que se viven en el palacio es el cambio de guardia, que tiene lugar diariamente y atraen también la atención de cientos de turistas y los objetivos de sus cámaras.

Palacio de Buckingham

  • Dónde: London SW1A 1AA
  • Horario de 21 de julio a 31 de agosto: De 09h30-19h30
  • Horario del 1 al 30 de septiembre: De 09h15-18h30
  • Precio: desde 30£, según tipo de entrada
  • Página web: Buckingham Palace

Principado de Mónaco

A diferencia de otros reinos europeos, el Principado de Mónaco presenta una serie de peculiares. La primera de ellas radica en que la Dinastía Grimaldi, fundada en el siglo XIII, es la única que ha regido este pequeño Estado a lo largo de toda su historia, continuando todavía hoy en el trono monegasco. Además, este país es el único de Europa, junto con el Principado de Liechtenstein y la Ciudad Estado del Vaticano, en el que el Monarca ejerce un activo papel en el gobierno de la Nación. Su título es el de Príncipe Soberano desde el siglo XVII, y previamente eran Señores de Mónaco.

Palacio del Príncipe de Mónaco

Los orígenes del Palacio del Príncipe de Mónaco, también conocido como el Palacio Grimaldi, se remontan a 1215, cuando los genoveses construyeron una fortaleza sobre la Roca de Mónaco que más tarde sería conquistada por esa misma Dinastía de origen italiano. Por tanto, es su centro de poder desde hace más de 700 años. Desde que Mónaco comenzó a separarse del influjo de Francia y de otras potencias europeas, los príncipes fueron reformando el castillo, para convertirlo en un lujoso palacio.

© Proporcionado por Bekia

La gran restauración del siglo XIX es la que ha dotado al Palacio Principesco de la actual fisionomía, después de que fuera atacado durante la Revolución Francesa. Los Grandes Aposentos son las estancias más espectaculares y donde se va descubriendo la historia del Principado a través de los elementos que atesoran. También destacan el Patio de Honor, la Galería de Hércules o la Sala del Trono.

Palacio Grimaldi

  • Dónde: Place du Palais, Monte-Carlo (Mónaco)
  • Horario de 1 de julio a 31 de agosto: De 10:00 a 18:15 horas
  • Horario del 1 de septiembre al 15 de octubre: De 10:00 a 17:15 horas
  • Precio: Entre 5 y 10 euros
  • Página web: Palais Princier

Reino de Dinamarca

La Monarquía danesa es una de las más antiguas del mundo y, concretamente, la primera de la vieja Europa, remontándose su origen al reinado de Gorm el Viejo, que falleció posiblemente en el año 958. Actualmente, y desde 1863, la Casa de Glücksburg es la que rige este país del norte del continente, además de las Islas Feroe en el Atlántico Norte y Groenlandia en América del Norte, cuyos habitantes forman parte del reino danés.

Palacio de Amalienborg

A mediados del siglo XVIII, el arquitecto Nicolai Eigtved construyó cuatro palacios en el centro de Copenhague que iban a estar destinados a servir de residencia para las familias nobles de la ciudad. Sin embargo, después de que se produjera el incendio del Palacio Real de la capital danesa a finales de la misma centuria, la Corona decidió que aquel espléndido complejo pasara a convertirse en residencia oficial de la Familia Real Danesa, como así viene siendo desde 1794. No obstante, en la actualidad su uso como vivienda no es continuo debido a que los miembros principales de la Casa Real utilizan otros palacios en otros momentos del año como Fredensborg, Marselisborg o Gråsten Slot.

© Proporcionado por Bekia

El Palacio de Amalienborg está compuesto por cuatro edificios de estilo rococó que acogen las diversas dependencias privadas de la Familia Real Danesa. Mientras que el Palacio de Cristián VII se destina para las visitas oficiales, los de Federico VIII, Cristián VIII o Cristián IX sirven de residencia para el Soberano danés, el heredero al trono u otros miembros de la Corona. Además, el Palacio de Cristián VIII acoge una exposición permanente sobre la historia de la Monarquía danesa, pudiendo visitar sus estancias, como el salón en el que el Monarca recibe a las visitas de Estado. Del mismo modo, ningún turista puede perderse el cambio de guardia diario.

Palacio de Amalienborg

  • Dónde: Amalienborg Slotsplads, 5
  • Horario del 22 de enero al 23 de octubre: Todos los días de 10h00-17h00
  • Horario del 24 de octubre al 30 de diciembre: De martes a domingo de 11h00-16h00
  • Precio: desde 125 coronas, según tipo de entrada
  • Página web: Amalienborgmuseet

Gran Ducado de Luxemburgo

A lo largo de su historia, Luxemburgo ha sido condado, ducado y desde 1815, Gran Ducado. La soberanía de este pequeño país europeo ha estado unida a la de otros reinos del continente, destacando que perteneció a España hasta 1714, para después estar bajo dominio austríaco o de los Países Bajos. Desde finales del siglo XVIII, es un Estado independiente cuya forma política es la monarquía parlamentaria constitucional unitaria, recayendo el trono en la familia Nassau, como así establece la Constitución del Gran Ducado de Luxemburgo.

Gran Palacio Ducal de Luxemburgo

El Gran Palacio Ducal luxemburgués tiene su origen en pleno Renacimiento, cuando el edificio se destinaba a ser la sede del ayuntamiento de la ciudad. Cuando a finales del siglo XIX la familia Nassau subió al trono de Luxemburgo, desligándose completamente de la dominación de los Países Bajos, llevó a cabo la renovación del palacio, que pasó a convertirse en la residencia oficial de la Familia Gran Ducal, como así continúa siendo en la actualidad.

© Proporcionado por Bekia

En el momento en el que el palacio renacentista de Luxemburgo se convierte en residencia ducal, se llevó a cabo su ampliación para acoger a toda la corte, destacando la construcción de una nueva ala. Sin embargo, el edificio fue gravemente dañado en la Segunda Guerra Mundial y ocupado por los nazis. No obstante, ha sido restaurado y hoy en día refleja la grandeza de este pequeño Estado europeo y de su dinastía, los Nassau. Es posible llevar a cabo su visita interior durante los meses de verano, permaneciendo cerrado al público el resto del año, momento de mayor actividad, ya que aquí también se encuentran las oficinas de los Grandes Duques.

Gran Palacio Ducal de Luxemburgo

  • Dónde: 17 Rue du Marché-aux-Herbes
  • Horario: Del 20 de julio al 31 de agosto
  • Precio: 15€, y reducida para determinados colectivos
  • Página web: Groussherzogleche Palais

Reino de Noruega

La creación del Reino de Noruega es más reciente de lo que muchos creen, dado el arraigo monárquico del país. Después de haber permanecido durante más de cinco siglos ligado al dominio de otros países, como Dinamarca o Suecia, en 1905 se estableció como Estado soberano e independiente, momento en el que un plebiscito escogió la Monarquía como forma de gobierno, bajo la figura del rey Haakon VII. El trono se ofreció a una rama de Casa de Glücksburg, que permanece todavía sentada en él, siendo la misma dinastía que reina en Dinamarca.

Palacio Real de Oslo

La residencia oficial del Monarca noruego se encuentra situada en el Palacio Real de Oslo. Se trata de un edificio de estilo neoclásico levantado por orden de Carlos XIV de Suecia, quien quiso hacer presente el poder sueco sobre Noruega con la construcción de esta residencia regia en sus nuevos dominios, aunque nunca llegó a habitarlo. Aunque se inició en 1821, no pudo inaugurarse hasta 1849, debido a los problemas económicos para concluir las obras y las progresivas ampliaciones que se realizaban para dotarle de mayor grandeza.

© Proporcionado por Bekia

El Palacio Real de Oslo se convirtió en residencia permanente con la creación del Estado noruego, siendo el edificio escogido por los reyes para vivir, así como también para trabajar y recibir audiencias. No obstante, desde 2002 parte de sus estancias se han abierto al público, con la finalidad de dar a conocer sus interiores y colecciones, aunque solamente durante los meses de verano. Es el momento en que pueden visitarse el Gran Comedor, la Cámara del Consejo donde semanalmente el Rey se reúne con el gobierno o Suite Rey Haakon, destinada a invitados.

Palacio Real de Oslo

  • Dónde: Slottsplassen, 1
  • Horario: Del 24 de junio hasta mediados de agosto
  • Precio: 140kr, y reducida para determinados colectivos
  • Página web: Slott

Reino de los Países Bajos

El Reino de los Países Bajos fue creado en 1815, después de siglos en los que este territorio había sido disputado por las grandes potencias europeas, estando al servicio de todas ellas en función de su posición dominante. Está conformado actualmente por Aruba, Curazao, San Martín y Países Bajos, siendo este último Estado el principal de todos. La forma política es la Monarquía constitucional, regida por la dinastía Orange-Nassau desde su creación.

Palacio Real de Ámsterdam

El gobierno de Países Bajos puso a disposición de la Casa Real Holandesa el Palacio Noordeinde, el Palacio Huis ten Bosch y el Palacio Real de Ámsterdam, tres magníficos edificios que sirven a los miembros de la Familia Real para llevar a cabo sus actividades de representación. Por tanto, no nos encontramos con una residencia oficial en sí misma, sino que en todos ellos se puede decir que reside el poder real. Mientras que el Palacio Huis ten Bosch es la vivienda de los monarcas, el Palacio Noordeinde o el Real de Ámsterdam se destinan a funciones protocolarias.

© Proporcionado por Bekia

Respecto del Palacio Real de Ámsterdam, es la joya de la Corona y está abierto al público gran parte del año, permaneciendo cerrado a las visitas en los momentos en que se utiliza por la celebración de algún tipo de evento. Es un verdadero tesoro del Barroco holandés construido en el siglo XVII que en un primer momento sirvió de Ayuntamiento para la ciudad, hasta que posteriormente se le dio el uso de residencia real, dotándolo de su fisionomía actual.

Palacio Real de Ámsterdam

  • Dónde: Nieuwezijds Voorburgwal 147
  • Horario: Todo el año, de 10h00-17h00, y meses de verano desde las 11h00 (sujeto a cierre por evento real)
  • Precio: 10€ y reducida para determinados colectivos
  • Página web: Koninklijk Paleis

Reino de Suecia

Junto con Dinamarca, el Reino de Suecia es también uno de los más antiguos de Europa, siendo considerado Erico el Victorioso como primer monarca sueco, que falleció en torno al año 995. Una de las curiosidades de este país es que hasta el siglo XVI la Corona no era hereditaria, manteniendo un sistema electivo. La actual dinastía que ostenta el trono es la Casa Bernadotte, concretamente desde 1809, siendo una monarquía constitucional en la que el Rey únicamente tiene poderes representativos, no de Gobierno.

© Proporcionado por Bekia

Palacio de Drottningholm

Aunque el Palacio Real de Estocolmo es la residencia oficial de la Familia Real Sueca y el mayor de los palacios de la Corona, quienes quieran descubrir la historia de este reino del norte de Europa no pueden dejar de visitar el Palacio de Drottningholm. Se trata de la residencia de los monarcas de Suecia, es decir, el lugar en el que viven, pero está abierto al público a lo largo de todo el año. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, está levantado en estilo barroco y el interior es puramente rococó.

Palacio de Drottningholm

  • Dónde: 178 93 Drottningholm
  • Horario: Todo el año, desde las 10h00
  • Precio: 140 SEK y reducida para determinados colectivos
  • Página web: Drottningholm

El Palacio de Drottningholm es una visita obligada para los amantes de la historia y, especialmente, los seguidores de todo lo relacionados con la realeza. Los visitantes se pueden adentrar en sus majestuosos jardines, así como en algunas estancias interiores, con la salvedad del ala destinada a residencia privada de los Reyes de Suecia. Además, cuenta con una iglesia y un teatro, que también son visitables.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Bekia

image beaconimage beaconimage beacon