La farmacéutica estadounidense Merck asegura que el molnupiravir, el fármaco antivírico experimental que está desarrollando con Ridgeback Bio, provoca una reducción más rápida del virus infeccioso en su estudio de fase II entre los participantes con COVID-19 en etapas tempranas, informa la agencia de noticias Reuters.

Según declaró en un comunicado William Fischer, profesor asociado de medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de Carolina del Norte, los hallazgos del estudio "son prometedores".

El antiviral se está probando actualmente en un ensayo de fase 2/3 que está previsto que finalice en mayo.

El CEO de Merck España desvela los principales desafíos de salud de cara al futuro y los problemas que agravará la pandemia

Después de que sus dos vacunas contra el COVID-19 no generaran las respuestas inmunitarias deseadas, Merck abandonó este camino en enero para centrarse en los tratamientos terapéuticos. 

Merck ayudará a distribuir la vacuna de Johnson & Johnson contra el COVID-19

La farmacéutica ayudará a Johnson & Johnson a distribuir la vacuna contra el coronavirus con el objetivo de alcanzar una producción de 100 millones de dosis en junio, según explicaban a principio de semana fuentes familiarizadas con el acuerdo.

El Gobierno de Estados Unidos es el precursor de esta alianza al darse cuenta de los problemas de producción de Johnson & Johnson, que solo habría fabricado 3,9 millones de dosis de las 12 que había prometido al Ejecutivo para finales de febrero.

El acuerdo al que han llegado las dos compañías —ambas son competidores— contempla el uso de 2 de las instalaciones de Merck en el país norteamericano dedicadas a distintas fases del proceso de fabricación. 

De momento, no se sabe cómo puede afectar este pacto al calendario previsto por Johnson & Johnson, aunque se calcula que podrían tardar varios meses en acomodar las instalaciones para el uso que se quiere hacer de ellas.