Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Alemania elige Parlamento con diversas coaliciones posibles en el horizonte

Logotipo de Agencia EFEAgencia EFE 22/09/2021 Agencia EFE
© Proporcionado por Agencia EFE

Berlín, 22 sep (EFE).- Los alemanes elegirán el próximo domingo un nuevo Parlamento en unos comicios generales sin que, a día de hoy, pueda decirse qué Gobierno "saldrá de las urnas" ya que previsiblemente habrá largas negociaciones en busca de una coalición viable.

Las urnas ofrecerán posibilidades pero el Gobierno al final saldrá de las negociaciones entre los partidos, algo que no es raro en una democracia parlamentaria como la alemana.

Sin embargo, a lo largo de la era de la canciller Angela Merkel se ha consolidado un cambio en el sistema de partidos que hace que los votantes realicen su elección sin saber qué tipo de Gobierno saldrá con su voto.

"La situación es cada vez menos clara para el votante", ha dicho el politólogo Wolfgang Merkel, en declaraciones al diario "Süddeutsche Zeitung".

DOS BLOQUES DESAPARECIDOS

Hasta 2005 se podía hablar de dos frentes claros entre los que los electores podían escoger. De un lado estaba la Unión Cristianodemócrata (CDU), junto con su ala bávara la Unión Socialcristiana (CSU) y el Partido Liberal (FDP,) y del otro el Partido Socialdemócrata (SPD) y Los Verdes.

Los Verdes eran vistos como socios naturales del SPD y los liberales, al menos desde 1982, como socios naturales de la CDU/CSU. Helmut Kohl gobernó 16 años aliado con el FDP. Gerhard Schröder llegó al poder en 1998, apoyado por Los Verdes, y la alianza le duró 7 años hasta que, en 2005, perdió las elecciones con Merkel por un estrecho margen.

La campaña de 2005 fue una campaña entre dos coaliciones posibles. De un lado, la coalición roji-verde que estaba en el poder y de otro una posible coalición de la CDU/CSU con el FDP.

Al final ninguna de las dos opciones logró una mayoría suficiente lo que desembocó en la primera gran coalición. Numéricamente había otras opciones.

El SPD de Schröder hubiera podido formar un tripartito con Los Verdes y La Izquierda, aunque este último partido se había creado justamente contra las reformas de los sistemas sociales de Schroder.

En la CDU llegó a hablarse por primera vez de una llamada coalición "Jamaica", con Los Verdes y el FDP, cuyo color es el amarillo, lo que sumado al negro de la CDU/CSU coincide con los colores de ese país antillano.

JAMAICA COMO OPCIÓN

De la primera variante ni siquiera llegó a hablarse. De la segunda se habló en la CDU/CSU, Los Verdes reaccionaron con cierto escepticismo pero se mostraron dispuestos a dialogar mientras que los liberales descartaron cualquier pacto que incluyera a los ecologistas.

Doce años después, tras dos grandes coaliciones y una legislatura a la que a Merkel le alcanzó para formar una alianza con el FDP, se volvió a hablar de la coalición Jamaica como una opción y llegó a haber negociaciones bastante avanzadas que, cuando parecían a punto de tener éxito, fueron abandonadas súbitamente por los liberales.

El fracaso de las negociaciones llevó a la tercera gran coalición, que ni la CDU/CSU ni el SPD habían querido. Así, quienes fortalecieron al FDP en 2017 -el partido se había quedado fuera del parlamento en 2013- terminaron creando una situación que terminó llevando a una nueva gran coalición.

Durante un tiempo se habló de una alianza entre la CDU/CSU y Los Verdes como el nuevo tipo de coalición que podía hacer frente a retos como la crisis climática.

Sin embargo, ahora Los Verdes ven una alianza con los conservadores como una última opción. Su preferencia sería una coalición con el SPD y el SPD también quisiera tener esa alternativa para la que actualmente ninguna encuesta da mayoría. Necesitarían al FDP cuyo líder, Christian Lindner, dice que le falta fantasía para imaginarse un acuerdo con esos dos partidos.

Del otro lado está otra vez la posibilidad de "Jamaica", lo que sin la figura de Angela Merkel tiene aún menos posibilidades que hace cuatro años de lograrse.

¿UN TRIPARTITO DE IZQUIERDAS?

El candidato de la CDU/CSU Armin Laschet, desde que empezó a verse por debajo en las encuestas de intención de voto, ha intentado movilizar electores aludiendo el riesgo de que haya un tripartito de izquierdas, con el SPD, Los Verdes y La Izquierda.

Esa variante no es descartada por el SPD ni por Los Verdes pero es calificada de improbable, debido a las posiciones de La Izquierda en política exterior, con su rechazo a la OTAN y a las misiones militares y su postura ambigua ante la UE.

Del lado de La Izquierda la principal defensora de esa opción es la copresidenta del partido Susanne Henning-Welsow, que fue clave en las negociaciones en el estado federado de Turingia que llevaron a un tripartito, con La Izquierda como socio mayoritario.

La clave de esas negociaciones fue renunciar a exigencias que tenían posibilidades de éxito lo que, a nivel federal, afectaría a las posiciones en política exterior.

Una variante, de la que se ha hablado poco, es la de un gobierno roji-verde de minoría, tolerado por La Izquierda. Ello sería algo inédito en Alemania donde tradicionalmente hay desconfianza ante los gobiernos en minoría.

(c) Agencia EFE

Gestión anuncios
Gestión anuncios
image beaconimage beaconimage beacon