Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los planes de Casado para llegar al Gobierno la próxima legislatura con el 30% de votos: pedir apoyos de PSOE a VOX

Logotipo de Los Replicantes Los Replicantes hace 4 días Adrián Parrondo

Pablo Casado se ve en el Palacio de La Moncloa. El líder del PP considera que el cambio de ciclo que comenzó con la moción de censura y que llevó a su formación a liderar las encuestas no tiene vuelta atrás, por lo que las próximas elecciones (para las que quedan dos años) le auparán finalmente a la victoria tras múltiples intentos.

El plan de Casado para gobernar en 2023 es una "mayoría suficiente", es decir, un número suficientemente sólido que permita evitar una repetición electoral y termine con partidos como VOX y hasta el PSOE votando a favor de su lista si la derecha por sí sola no suma, según publica Infolibre.

No sería la primera vez: el líder del PP tiene como referencias las elecciones de 2015 y 2016. En ellas, Rajoy quedó en primer lugar y lejos de la mayoría absoluta. Necesitaba al PSOE para gobernar, lo que llevó a manejar el mantra de la 'gran coalición' y finalmente rompió a los socialistas entre quienes apostaron por una abstención que permitiera dicho gobierno a cambio de cierto giro hacia el centro (los susanistas, principalmente) y quienes apostaban por la confrontación directa (sanchistas).

Dentro de Génova aprecian que la actual perspectiva de voto es similar a la que llevó a Mariano Rajoy a La Moncloa. Sin embargo, hay factores distintos: VOX, por ejemplo, escora discursos hacia la derecha y moviliza voto en la izquierda. También actúa como dique frente a posibles acuerdos con otras formaciones, como una investidura en la que el PSOE saldría muy dañado votando (o absteniéndose) para sentarse en el mismo bloque.

El PP también apela a cambios electorales en determinados territorios fundamentales a la hora de aportar voto. Entre ellos, Andalucía, donde el PP se consolida como el partido hegemónico de la región. También Madrid, donde se ha recuperado prácticamente la mayoría absoluta y se aprecia, a su juicio, cómo un discurso implacable contra el Gobierno permite acoger a la oposición a la izquierda que creen que sería suficiente si va unida en sus siglas. Algo que ya sucede en Galicia sin mayores movimientos. Pero, sin embargo, ha supuesto un descalabro en País Vasco y Cataluña, donde el PP se ha hundido.

Casado quiere el resultado de Ayuso

Pablo Casado no oculta su intención de obtener el mismo resultado que Isabel Díaz Ayuso tuvo en la Comunidad de Madrid, es decir, rozar la mayoría absoluta y, además, sumar más escaños que toda la izquierda junta. Esto le permitiría gobernar con gran holgura y, además, no introducir a miembros de VOX en su próximo Consejo de Ministros.

Sin embargo, esta posibilidad no están ahora mismo a su alcance, al menos según indican las encuestas. Isabel Díaz Ayuso alcanzó un 44,7% de los apoyos, 16 puntos por encima de la intención de voto que atribuyen a Pablo Casado las encuestas. Todavía puede pasar de todo en los dos años que quedan hasta las elecciones, pero con el panorama actual, Casado necesita el escenario que llevó a Rajoy a La Moncloa, en un clima en el que VOX no estaba en las instituciones y el nivel de crispación era mucho más bajo que el actual.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Los Replicantes

image beaconimage beaconimage beacon