Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Bares, iglesias o gimnasios: el covid podría flotar en el aire y la OMS pide investigar más

Logotipo de El Confidencial El Confidencial 10/07/2020 Berta Tena
Científico investigando el coronavirus en un laboratorio en Grecia. (Reuters) © Reuters Científico investigando el coronavirus en un laboratorio en Grecia. (Reuters) Lo prometido es deuda. Si el pasado martes la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunciaba que revisaría sus recomendaciones tras recibir la carta abierta firmada por 239 científicos de 32 países que evidenciaba que las partículas más pequeñas del nuevo coronavirus flotan en el aire, la entidad ya ha publicado en su web un nuevo informe en el que detalla las diferentes vías de transmisión del SARS-CoV-2, incluyendo, ahora sí, un apartado sobre la aérea.

"Se han producido brotes de covid-19 en ciertos lugares cerrados, tales como restaurantes, clubes nocturnos, lugares de rezo, gimnasios o zonas de trabajo donde la gente estaba gritando, hablando o cantando", en los que la transmisión por vía aérea "no puede ser descartada", destaca la nota informativa de la OMS. Añade, que podría haberse dado por tratarse de recintos mal ventilados y porque, en esos entornos, el contacto es más cercano y podrían no haber guardado la distancia de seguridad o no usaron mascarillas.

© Proporcionado por El Confidencial

B. Tena

La entidad insiste en que, principalmente, la transmisión por vía aérea del virus puede ocurrir durante los procedimientos médicos que generan aerosoles y recalcan que han estado discutiendo y evaluando activamente con la comunidad científica si también puede propagarse a través del aire en ausencia de estos procedimientos, particularmente en entornos interiores con poca ventilación.

En el nuevo documento, la OMS hace un recorrido por varios estudios sobre las partículas de covid-19 que flotan. Un estudio experimental consiguió cuantificar la cantidad de gotas de varios tamaños que permanecen en el aire durante el habla normal. Sin embargo, los autores reconocen que esto se basa en la hipótesis de acción independiente que no ha sido validada para humanos en el caso del coronavirus.

Hasta la fecha, no se ha demostrado la transmisión por este tipo de ruta de aerosol. Se necesita mucha más investigación

Otro modelo experimental reciente encontró que los individuos sanos pueden producir aerosoles al toser y hablar, mientras que un tercero sugirió una gran variabilidad entre los individuos en términos de tasas de emisión de partículas en una conversación, con tasas más altas correlacionadas con una mayor amplitud de vocalización.

Algunos estudios experimentales han incluso generado esas partículas infecciosas utilizando nebulizadores de chorro de alta potencia en condiciones controladas de laboratorio. Así, encontraron el ARN del virus en muestras de aire durante 3 horas en un estudio, mientras que otro señala que duraron hasta 16 horas en otro.

"Hasta la fecha, no se ha demostrado la transmisión de SARS-CoV-2 por este tipo de ruta de aerosol. Se necesita mucha más investigación dadas las posibles implicaciones de esta vía de transmisión", reitera la agenciad de manera "urgente", aunque subraya que por ahora la principal forma de infección demostrada es por contacto con pequeñas gotas expulsadas por personas infectadas al toser o estornudar.

Este contagio también sería posible si estas gotas quedan en determinadas superficies (muebles, pomos de puertas, barandillas), pasan por contacto a otras personas y estas se tocan los ojos, la nariz o la boca.

© Proporcionado por El Confidencial

B. Tena

El pasado martes, expertos de la OMS ya adelantaron en rueda de prensa que no descartaban una posible transmisión por vía aérea del virus (lo que lo haría mucho más contagioso) en determinadas condiciones, en respuesta a la llamada de los casi 250 científicos de todo el mundo a investigar esta posible vía de infección.

Fue el diario 'The New York Times' el que público el lunes la carta abierta firmada por estos investigadores exigían a la organización tomarse más en serio la hipótesis sobre una transmisión aérea del coronavirus y subrayaban que los estándares de distancia social eran insuficientes.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon