Aunque las mascarillas van a dejar de ser obligatorias al aire libre, siempre y cuando podamos guardar la distancia de seguridad con el resto de personas, lo cierto es que la mayoría de las mascarillas que compramos en tiendas no cumplen con los requisitos mínimos de protección, y eso puede ser un problema si estamos cerca de alguien infectado.

Es por ello que la OCU ha querido salir a la calle y visitar siete de las principales ciudades de nuestro país para comprar 140 mascarillas, no solo en bazares, sino también en tiendas de ropa, ropa deportiva y complementos y hasta en quioscos en las calles.

Y la verdad, es que si alguna vez has comprado alguna mascarilla de tela higiénica, es probable que no esté cumpliendo la normativa, con lo que te estarías exponiendo a una hipotética infección.

//

En principio, las mascarillas de tela se deben vender como mascarillas higiénicas respetando la norma UNE 0065 o bien pueden acogerse a la categoría de “cobertor facial comunitario” respetando el documento UNE-CWA 17553.

Pues bien, de las 140 mascarillas que ha comprado la OCU, 36 no se vendían como higiénicas homologadas. Curiosamente, 104 sí se recomendaban así en el establecimiento, pero sin embargo 17 de ellas no lo eran realmente.

Al revisar el etiquetado, se han dado cuenta que 18 de estas mascarillas se vendían sin ningún tipo de etiqueta ni instrucciones, y la restantes se vendían con algún tipo de etiquetado o instrucciones, y algunas de ellas no estaban ni en castellano.

Cuánto tiempo se usará la mascarilla dentro del coche

La obligatoriedad de llevar mascarilla en el coche tiene fecha límite. Te explicamos hasta cuándo durará esta normativa.

Por otra parte afirman que 90 de las 97 mascarillas etiquetadas como higiénicas no cumplían con los requisitos, es decir prácticamente todas. Esto se debe a que no indicaban la eficacia de filtración antes y después del número máximo de lavados, no mostraban el número de referencia del ensayo y encima no recogían la advertencia de que se trata de un producto destinado a personas sin síntomas de la enfermedad.

Desde la OCU recomiendan que se realicen inspecciones y controles para retirar los modelos que incumplen la actual normativa, y que ante todo se prohíban todas las mascarillas que no tengan ni siquiera ningún tipo de etiquetado.