Los robots aspiradores son cada vez más avanzados, barren, friegan y aspiran, pero también hay otros robots de tipo limpieza que están en hospitales, edificios gubernamentales o bien en aeropuertos, que también limpian a plena conciencia sobre cada una de las superficies pero, ¿te has preguntado alguna vez cuándo saben que un suelo está totalmente limpio?.

Pues ahora mismo la Universidad de Tecnología y Diseño de Singapur ha creado una especie de rollo de cinta adhesiva blanca avanzada, amparado en un motor y una cámara USB, para saber cuándo una superficie está lo suficientemente limpia como para que el robot aspirador o de limpieza deje de pasar sobre la misma.

Bajo un método de tocar e inspeccionar, han creado un sensor capaz de presionar una cinta adhesiva sobre una superficie y después buscar partículas de suciedad en la propia cinta.

Módulo limpieza para robots © Proporcionado por Computer Hoy Módulo limpieza para robots

El sistema es capaz de medir el grado de disimilitud entre las fotos de la cinta antes y después de presionarla, obteniendo una puntuación de suciedad que se pueda asignar al área. Con ello, el robot podría ser capaz de contar el número de píxeles correspondientes a la suciedad proporcionando información sobre la densidad de la misma en dicha área.

El robot puede limpiar y reevaluar dicha área de forma repetida hasta que la puntuación sea satisfactoria que va desde 0 a 100, siendo 0 la más sucia y 100 la más limpia. El equipo de limpieza podría configurar este robot para que deje de limpiar, por ejemplo, cuando la puntuación de limpieza sea superior al 95.

En todo caso esta tecnología tiene todavía algunas limitaciones sobre todo en lo que respecta a superficies con texturas gruesas que tienden a retener partículas de suciedad en mayor medida, lo que evita que se puedan pegar a la cinta.

Igualmente el sistema podría contar con falsos positivos en lo que respecta a la suciedad, al ir pasando de una superficie a otra.

El equipo de investigadores igualmente quiere utilizar este módulo para evaluar la densidad de microbios, de modo que el robot sepa si una superficie debe esterilizarse o no.

Quizás este módulo de limpieza se pueda acoplar a futuribles robots aspiradores o a maquinaria de limpieza en hospitales o aeropuertos.