Samsung estaría ideando un procesador Exynos personalizado exclusivo para Google que estaría embutido dentro de los futuribles teléfonos Pixel y que contaría con un mayor rendimiento respecto al resto de procesadores para dispositivos Android del mercado.

Google ya se introdujo en el mercado de la telefonía móvil sacando año tras año su línea de teléfonos Pixel, pero a pesar de contar con un software exquisito y un factor fotográfico de última vanguardia, sigue estando por debajo en potencia general respecto a otros actores importantes como los Galaxy o los iPhone.

Para intentar contar con mayor importancia dentro del nicho de mercado de los teléfonos móviles de gama alta, Google habría encargado a Samsung la fabricación de un procesador Exynos personalizado que se utilizaría en exclusiva en los teléfonos Pixel para sacarles mayor partido, en lugar de apostar por un procesador Snapdragon más generalizado que utilizan también otros actores.

//

El procesador que estaría fabricando Samsung para Google optaría por un proceso de fabricación de 5nm, lo que supondría un interesante salto tecnológico y de eficiencia respecto a los procesadores actuales que suelen basarse en un proceso de 7nm. Este hipotético procesador apostaría por 8 núcleos que se dividirían en 2 Cortex A78, 2 Cortex A76 y 4 Cortex A55, todos de bajo consumo, y amparados en un procesador gráfico GPU Mali MP20.

Otra de las características que harían a este procesador único es que integraría el Pixel Visual Core propio en lugar del chip ISP de Samsung. También Google introduciría una NPU propia que estaría lista para cuestiones de inteligencia artificial.

Así te podrás comunicar con Google Assistant en el nuevo Pixel 4

El nuevo asistente de Google para el Pixel 4 va a contar con una nueva forma de invocación que no se había utilizado hasta ahora y que deberías conocer.

De esta manera, se aunaría la eficiencia y poder de procesamiento de este tipo de procesadores que fabrica Samsung, pero con ciertos elementos particulares de Google como la IA para adaptarlos a la perfección a sus dispositivos. De ser real este interesante movimiento, Google podría presumir de contar con procesadores propios y exclusivos para sus Pixel del futuro, lo que no solo les ayudaría a diferenciarse respecto al resto de las ofertas comerciales, sino también a sacar un mayor provecho de su propia tecnología, quizás en la línea de lo que suele hacer Apple con sus procesadores y los iPhone.

[Fuente: Sammobile]