Hemos recogido en multitud de ocasiones noticias muy poco esperanzadoras sobre un cambio climático que parece que muchos gobiernos del mundo no se toman en serio, y estamos observando cómo se derriten los polos, que suben año tras año mucho más las temperaturas, se producen incendios mucho más devastadores, inundaciones, huracanes y demás, y los científicos vuelven a denunciar, por enésima vez, que las políticas actuales para combatir la crisis climática son insuficientes.

Ahora según recoge phys, un equipo de importantes científicos acaba de tomar los signos vitales de nuestro planeta lanzando un pronóstico poco esperanzador y concluyendo que el daño que está causando la humanidad puede ser terminal, en un planeta que tiene fecha de caducidad. Y es que de las 31 métricas de salud ecológicas que analizó este equipo de científicos, 18 han arrojado muy malos resultados.

Y no hablamos de un pequeño grupo de científicos, porque los investigadores detrás de esta actualización sobre el cambio climático se encuentran entre los 14.000 expertos que firmaron anteriormente una declaración señalando que el planeta se encuentra en estado de emergencia.

Efectos del calentamiento del planeta en la naturaleza © Proporcionado por Computer Hoy Efectos del calentamiento del planeta en la naturaleza

Algunas de estas cuestiones que han denunciado es que los niveles atmosféricos de metano y dióxido de carbono se encuentran en un nivel récord, pero también el hielo y los glaciares del ártico están en su punto más bajo. Por otra parte, los niveles del mar y las temperaturas oceánicas están muy por encima de lo normal al igual que la tasa de deforestación del Amazonas, el pulmón de nuestro planeta.

Los expertos coinciden en afirmar que hoy día “el clima se comporta de una manera impactante e inesperada” respecto a antes.

Tenemos que dejar de tratar la emergencia climática como un problema independiente: el calentamiento global no es el único síntoma de nuestro sistema terrestre estresado", afirma la ecologista de la Universidad Estatal de Oregón, William Ripple. “Las políticas para combatir la crisis climática o cualquier otro síntoma deben abordar su causa raíz que es la sobreexplotación humana del planeta”.