Un equipo de investigadores ha encontrado un método capaz de saltarse un software de reconocimiento facial usando patrones de maquillaje

El estudio elaborado por la universidad Ben-Gurion del Negev, del que se hace eco Vice, ha descubierto que usando patrones de maquillaje generados por software pueden eludir muy fácilmente los sofisticados programas de reconocimiento facial con una tasa de éxito del 98%

En el experimento, los investigadores marcaron a 20 participantes dentro de una lista negra que el sistema luego reconocería. Poco después usaron una aplicación llamada YouCam MakeUp, que simplemente aplica maquillaje digital a las imágenes faciales de acuerdo a un mapa de calor. Por último, un maquillador profesional emuló este maquillaje digital en la realidad para ver si el programa era capaz de identificarlos. 

"Me sorprendieron los resultados de este estudio", cuenta a Motherboard Nitzan Guettan, estudiante de doctorado y autor principal del estudio. "[La maquilladora] no hizo demasiados trucos, solo vio el maquillaje en la imagen y luego trató de copiarlo en el mundo físico. No es una copia perfecta ahí. Hay diferencias, pero aun así funcionó".

Los participantes con maquillaje caminaron por un pasillo controlado por 2 cámaras en vivo que transmitían al detector facial MTCNN para ver si era capaz de identificarlos. 

"Nuestro atacante asume un escenario de caja negra, lo que significa que el atacante no puede acceder al modelo de FR objetivo, su arquitectura o cualquiera de sus parámetros", explica el documento. "Por lo tanto, la única opción del atacante es alterar su cara antes de ser capturada por las cámaras que alimentan la entrada al modelo FR de destino".

En su modelo digital, el experimento logró un éxito del 100% tanto en el modelo FaceNet como el modelo LResNet. En los experimentos físicos, los participantes fueron detectados en el 47,6% al no usar maquillaje y en el 33,7% usando maquillaje al azar.

Lo que realmente llama la atención es que cuando los investigadores usaron el maquillaje en las zonas altamente identificables solo se reconocieron 1,2% de los sujetos

Este estudio no es el primero en demostrar que se puede engañar a un reconocimiento facial usando maquillaje. En 2010, el proyecto CV Dazzle del artista Adam Harvey presentó un maquillaje diseñado para frustrar los algoritmos. 

Otros estudios han demostrado como se puede eludir digitalmente al reconocimiento facial usando "caras maestras" que pueden hacerse pasar por otros. 

La única pega de este sistema es que aunque es capaz de saltarse un reconocimiento facial es fácil llamar la atención de otros humanos. 

En este experimento, los investigadores usaron maquillaje convencional y paletas de colores neutros para lograr un aspecto natural. Es decir, puede ser replicado por cualquier persona que quiera simplemente acudiendo a una tienda de cosmética