Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Con estos ‘tips’ tus cervezas sabrán (casi) igual que en el bar

Logotipo de ¡Hola! ¡Hola! 27/03/2020 hola
servir-cerveza © Proporcionado por ¡Hola! servir-cerveza

Disfrutar de una cerveza bien fresca entre amigos en nuestro bar favorito. Qué poco valor dábamos hace solo unos días a un plan tan cotidiano… Pero todo pasará. Y pronto volveremos a reunirnos con los nuestros alrededor de una buena barra o una buena mesa…

Mientras, podemos disfrutar de cuando en cuando de una de esas cervecitas en casa (siempre, claro, con moderación. Según el análisis semanal de Gelt sobre consumo en España, las ventas de cerveza se han disparado en los últimos días hasta en un 78%, y tampoco es cuestión de pasar el confinamiento entre vapores etílicos. Lo bueno si breve…).

copas-cerveza © Proporcionado por ¡Hola! copas-cerveza

Eso sí, ya que nada va compararse con una cerveza servida por un profesional (nunca podremos competir con su experiencia, su técnica, ni con los grifos y dispensadores especialmente diseñados para la hostelería), al menos tengamos en cuenta algunos consejos para disfrutarla al máximo. Y es que, incluso la mejor de estas bebidas espumosas puede verse en cierta medida ‘arruinada’ si no sabemos cómo servirla.

En ese sentido, hoy queremos ofreceros algunos tips prácticos para conseguir la copa de cerveza 'diez’.  ¿Y por qué no beberla directamente de la botella? Si te has preguntado esto, debes saber que siempre es preferible hacerlo en una copa, vaso o jarra. Este gesto permite la liberación del gas carbónico y la formación de espuma, elementos imprescindibles para disfrutar de esta bebida.

EL ‘PERFECT SERVE’

1. La preparación:

El primer paso es tener a punto la copa en la que sirvamos la cerveza. Ésta debe estar fría, pero no helada. El hielo descarbonata la cerveza, perjudica a la espuma y atenúa en exceso la temperatura de consumo. Debemos siempre refrescar el interior de la copa con agua fría justo antes de servir la cerveza.

2. La inclinación:

Escurrimos la copa y la inclinamos 45 grados acercando la botella al borde (sin que se toquen). Dejamos que la cerveza se deslice suavemente por la pared interior de la copa con un caudal lento y más o menos constante.

cerveza-inclinar © Proporcionado por ¡Hola! cerveza-inclinar

3. La precisión:

Cuando hayamos llenado la copa en sus tres cuartas partes la colocamos en posición vertical.

4. La coronación:

Jugamos con la altura entre la botella y la copa, vaciando la totalidad del contenido. En este caso dejamos que la cerveza golpee sobre el líquido existente en la copa. Vemos cómo se va generando una corona de espuma (conocida como 'giste').

5. La presentación:

Apoyamos la copa sobre un posavasos o un elemento similar (para evitar que las gotas de condensación manchen la superficie de la mesa) y… ¡a disfrutar!

CÓMO SABER SI LO HEMOS HECHO BIEN

El resultado final debe presentar una cerveza con burbujeo y con una corona de espuma de al menos dos o tres centímetros.

La cerveza debe dejar marcas o aros de espuma adheridos a las paredes del recipiente por cada sorbo que demos (el conocido como 'encaje de Bruselas').

Hay otras maneras de servir la cerveza, dependiendo del estilo y variedad que vayamos a beber o de las recomendaciones del fabricante (es importante tener esto en cuenta), pero de manera general será difícil que te equivoques si sigues estos consejos básicos que hemos detallado.

Un último consejo: recuerda que si vas a acompañar tu cerveza con comida, hay algunos bocados con los que combina mejor que con otros (aquí algunas recomendaciones que te pueden ser útiles). 

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ¡Hola!

image beaconimage beaconimage beacon