Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Recetas de cerdo agridulce de Teruel

Logotipo de Heraldo de Aragón Heraldo de Aragón 03/03/2021 redaccion@heraldo.es (Alejandro Royo)
© Proporcionado por Heraldo de Aragón

Elaborar recetas de cocina asiática precocinada y congelada para su fácil preparación con ingredientes aragoneses de primera calidad. Esto es a lo que se dedica Banana Leaf, un proyecto empresarial ubicado en Teruel que nacía con otra perspectiva y que su creadora, Maggie Tsang, se vio obligada a replantearse a raíz de la pandemia.

"El interés por la cocina me viene de lejos y ya en Taiwán creé una escuela de panadería y pastelería en Taipéi, la capital. Una vez en España empecé a estudiar la posibilidad de abrir un negocio parecido, pero justo cuando íbamos a firmar el contrato de alquiler del local, en enero de 2020, nos llegaron ecos de cómo la pandemia estaba afectando al sector en Asia y tuvimos que reinventarnos", recuerda Tsang.

"Buscamos una alternativa para la gente que ya no pudiese ir a restaurantes y tuviese interés en probar productos sabrosos, de calidad y fáciles de cocinar en casa. Además, me di cuenta de que a parte de la colonia asiática española y europea, cuando les entra la nostalgia y el antojo de comer algún plato típico de su país, tiene una variedad muy limitada y de calidad muy regular en los supermercados especializados", añade esta emprendedora.

Los platos de Banana Leaf -que debe su nombre, además de a su facilidad para el recuerdo, a la tradición de Taiwán como país productor bananero- se elaboran con productos aragoneses. "Aragón tiene una gran variedad de productos agrícolas de primerísima calidad, como frutas y verduras, y en Teruel contamos con granjas y productores de carne de cerdo Duroc que, además de servir para hacer un jamón espectacular, nos provee de una carne fantástica para los platos y los embutidos que confeccionamos. Además, las empresas locales que colaboran con nosotros tienen una gran experiencia y ganas de desarrollar nuevos productos y nos han apoyado desde el principio. Banana Leaf ha apostado por la calidad desde el principio. Por ejemplo, nuestras albóndigas tienen un 97% de carne de cerdo de primera, mientras que lo normal en este tipo de productos es un 45-50% de carne, y esto se nota desde el primer bocado", enfatiza Tsang.

© Proporcionado por Heraldo de Aragón

Un apoyo que no solo viene de las empresas colaboradoras, sino también de las instituciones, "que han sido muy ágiles", reconocen desde la empresa. Estas, además del acceso directo a materias primas de gran calidad, son algunas de las ventajas de estar en un lugar como Teruel, al que, si bien reconocen un "gran potencial como polo de atracción de empresas cuando culmine el desarrollo de su potencial logístico, con el aeropuerto, la A-23 y el ferrocarril", aún le ven algunas carencias, como "una cierta insularidad, ya que, a nosotros, la falta de una terminal logística multimodal de productos frescos y congelados nos provoca algunos quebraderos de cabeza y un sobrecoste importante con respecto a empresas de Valencia o Zaragoza", lamentan.

Recientemente, Banana Leaf se incorporaba a la sede turolense del Centro Europeo de Empresas e Innovación (CEEI) de Aragón. "Además de un espacio preparado y a un coste muy contenido, nos brindan una presencia e imagen institucional, y siempre se preocupan por mantenernos informados de ayudas, subvenciones, programas de formación, o de facilitarnos contactos interesantes", destaca Tsang, que prevé que la empresa permanezca allí hasta mediados de 2022, llevando esa perfecta integración entre lo turolense y lo oriental no solo a toda España, sino a países como Alemania y Holanda, donde ya han tenido una gran acogida.

© Proporcionado por Heraldo de Aragón © Proporcionado por Heraldo de Aragón
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Heraldo de Aragón

Heraldo de Aragón
Heraldo de Aragón
image beaconimage beaconimage beacon