Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Buñuelos rellenos de crema de calabaza o de nata montada

Logotipo de Recetas de Rechupete Recetas de Rechupete 28/10/2020 Recetas de rechupete
© Proporcionado por Recetas de Rechupete

Ingredientes

  • Para hacer los buñuelos: 85 g de harina de repostería
  • 3 g de levadura química (una cucharadita pequeña rasa)
  • 125 ml de agua
  • 25 g de mantequilla
  • Una pizca de sal (3 gramos)
  • 5 g de azúcar (una cucharadita)
  • 2 huevos M
  • Aceite de oliva o girasol en abundancia, para freír
  • Para el relleno (nata montada y crema de calabaza): 150 ml de nata líquida para montar, mínimo 35% de M.G. (bien fría)
  • 15 g de azúcar glasé
  • 50 g de puré de calabaza

Cómo hacer buñuelos caseros rellenos de nata montada y crema de calabaza.

Os presento un postre clásico de la celebración de Todos los Santos, el 1 de Noviembre, que podemos hacer caseros y ahorrarnos el paseo a la pastelería de turno.

En casa no faltan ningún año. Preparar buñuelos rellenos es ya una tradición en Todos los Santos y este año no va a ser diferente. Lo único que hemos hecho distinto es rellenar los buñuelos con nata montada (generalmente los rellenamos con crema pastelera o los tomamos tal cual, buñuelos de viento) y con crema de calabaza dulce. Esta última para aprovechar un poco de calabaza asada que teníamos en la nevera y ha sido el relleno que más ha triunfado de los dos.

Estas pequeñas bolas de masa frita son un delicatessen al alcance de todos, pues aunque parezca una receta difícil no tiene una gran complicación y no tiene porque ser un dulce estacional, están buenísimos en cualquier fecha del año.

Hay zonas de España en las que también son típicos de Navidad, Carnaval o Cuaresma. Bienvenidos sean en todas estas ocasiones, cualquier excusa es buena para preparar unos buñuelos rellenos y disfrutarlos como postre, a la hora de la merienda o como picoteo en otro momento del día.

Preparación de buñuelos de viento

  1. Mezclamos la levadura química con la harina y, en un bol pequeño, tamizamos. Reservamos.
  2. Calentamos el aceite, el agua, la mantequilla, un pellizco de sal y el azúcar en un cacito. En cuanto empiece a hervir retiramos. Mezclamos bien con unas varillas.
  3. Echamos la mezcla de levadura y harina tamizada de una sola vez y llevamos de nuevo al fuego. Removemos con una cuchara de madera hasta conseguir una masa homogénea, una crema lisa y sin grumos. Si vemos que queda algún grumo de harina, no os preocupéis, poco a poco irá desapareciendo. El calor acabará haciendo que se integre en la masa.
  4. Al final nos quedará como una bola compacta, se tiene que despegar de las paredes de la cazuela hasta que parezca que está completamente seca. Apagamos el fuego y retiramos la cazuela con la masa. Terminamos de hacerla fuera del fuego, pero antes dejamos que se atempere durante 10 minutos.
  5. Añadimos los huevos de uno en uno. Removemos de tal manera que, hasta que no esté integrado el primero, no se añade el segundo. Nos quedará una masa de buñuelos de viento espesa, brillante y mucho más cremosa. No desesperéis si no se integra rápidamente el huevo, especialmente el primero. Es cuestión de paciencia y de remover bien sin parar. Se termina consiguiendo.

Preparación de la nata montada y de la crema de calabaza dulce

  1. Podemos freír los buñuelos a continuación o preparar las cremas para el relleno. Nosotros hemos optado por lo segundo.
  2. La primera es una nata montada azucarada común. Para prepararla es necesario que la nata esté bien fría y si usamos varillas metálicas, mucho mejor. Colocamos la nata en un recipiente hondo junto con el azúcar glasé y batimos hasta que esté firme. Reservamos 1/3 de la nata e introducimos el resto en una manga pastelera. Reservamos en la nevera.
  3. La segunda es una crema de calabaza. Si no contamos con puré de calabaza listo, troceamos la calabaza y la cocemos en una cacerola con agua. También podemos asarla al horno. En cualquier caso, una vez tierna, la trituramos con una batidora de mano o simplemente la aplastamos con un tenedor. Dejamos enfriar antes de continuar.
  4. Mezclamos el puré de calabaza (solo 50 gramos) con la nata montada reservada. Removemos con cuidado hasta obtener una mezcla homogénea. Introducimos en una manga pastelera y guardamos en la nevera.

Fritura, relleno y presentación final de los buñuelos de viento

  1. Es momento de freír los buñuelos y, para ello, ponemos a calentar a fuego medio una sartén con abundante aceite. Con la ayuda de dos cucharitas vamos formando los buñuelos de viento que iremos friendo. Para que la masa no se pegue a las cucharitas, las sumergimos en el aceite previamente.
  2. Tomamos una cucharadita de masa y la deslizamos en la sartén, ayudándonos de la segunda cucharita para que se desprenda más fácilmente. Es importante controlar la temperatura del aceite para que la masa crezca como es debido y los buñuelos queden huecos por dentro. 170ºC es la temperatura perfecta.
  3. Si el aceite está más caliente, se nos dorarán muy rápidamente y quedarán crudos por dentro. Sí, por el contrario, está demasiado frío, los buñuelos no crecerán. La primera tanda nos servirá para probar las siguientes y que nos salgan de rechupete.
  4. Echamos a la sartén de pocos en pocos ya que van a doblar su tamaño. Cuando estén dorados sacamos los buñuelos a un papel absorbente.
  5. Cuando los buñuelos se hayan atemperado un poco, hacemos una pequeña incisión con ayuda de unas tijeras afiladas y rellenamos con la nata montada azucarada y la crema de calabaza. En el momento de servir espolvoreamos con azúcar glasé y listos para consumir.

Aquí tenéis un paso a paso en fotos donde muestro como preparar esta receta de buñuelos rellenos de nata montada y crema de calabaza. No os perdáis detalle para que os salgan perfectos, triunfo asegurado en Todos los Santos.

[flickr n="1" set="72157716653105387"]

Consejos para unos buñuelos rellenos perfectos

  • Nos saldrán unos 20 buñuelos, con lo que tenemos para una buena celebración. Son unos 70 minutos aproximados de preparación pero se pasan volando, el resultado merece la pena. Y si es la primera vez que haces buñuelos, verás como no es difícil y te animas para hacer alguna de las 12 recetas que tenemos en el blog. Nos encantan los buñuelos.
  • Usamos aceite de fritura de sabor neutro para que no aporte sabor a la masa. Los hay especiales para freír, pero también se puede usar un aceite de oliva suave.
  • La dificultad de este postre está en la temperatura del aceite. Ya que si está poco caliente la masa cae al fondo y debe procurarse que se mantenga a flote. Pero si está demasiado caliente se forma una envoltura seca alrededor del buñuelo que impide que este crezca. Contar con un termómetro de cocina para esta receta es garantía de éxito.
  • Aunque hemos rellenado los buñuelos de nata y crema de calabaza, podéis optar por otros rellenos que os gusten más. Crema, chocolate, cabello de ángel, etc.
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Recetas de Rechupete

Recetas de Rechupete
Recetas de Rechupete
image beaconimage beaconimage beacon