Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Tarta de queso alemana. Kasekuchen

Logotipo de Recetas de Rechupete Recetas de Rechupete 10/08/2020 Recetas de rechupete
© Proporcionado por Recetas de Rechupete

Ingredientes

  • Para la base de la tarta de queso: 1 huevo entero
  • 125 g de mantequilla
  • 1 cucharada sopera de azúcar
  • 200 g de harina
  • Para el relleno de la tarta de queso: 1 vaso de leche entera (220 ml. )
  • 1 sobre (32 gr. de Flanín "El niño, preparado para hacer flanes y natillas, de Maicena)
  • La ralladura de un limón o su zumo
  • 4 huevos grandes
  • 150 g de azúcar
  • 500 g de requesón o similar

Cómo hacer una tarta de queso alemana o Käsekuchen.

Una de las recetas dulces que me apasiona de la repostería alemana es esta tarta de queso. Käsekuchen es un nombre raro para nosotros pero bastante familiar en la cocina alemana. Un pastel con queso y merengue, muy similar al famoso cheesecake americano, hecho a base de requesón o queso doble crema.

Se suele acompañar con alguna compota de bayas, fresas, manzana, moras, zarzamoras, moras azules, arándanos, mermelada de limón, melocotón o naranja. Esta tarta tiene una cremosidad y un sabor incomparable.

En cada casa alemana la suelen preparar a su manera, no hay un ciencia exacta. Se suele preparar con queso cremoso tipo requesón, ellos emplean también quark y schmand, como una especie de nata espesa o crème fraîche.

Como ingrediente estrella, una especie de preparado para hacer natillas o pudin llamado Vanillepuddingpulver que aquí he sustituido por Flanin. La base que hemos preparado es la clásica masa quebrada pero podéis hacerla más fácil con unas galletas trituradas.

Esta receta de tarta de queso la probé por primera vez en Ourense, de la mano de mi amiga Sonia, que es la que me ha regalado la receta que ahora comparto con todos vosotros. Tal como dice ella, es una receta que ha pasado de su madre y tía a su cocina.

La receta es muy fácil y tiene un sabor avainillado muy especial que conseguimos con el flanin.

"Recuerdo que cuando vivía en Alemania los sábados por la tarde siempre nos reuníamos mis padres, mis tíos y unos amigos para el café o el chocolate y nunca faltaba esta tarta. Con los años hemos mantenido la tradición y está presente en todas y cada una de nuestras celebraciones de familia. ¡Disfrutadla! Os aseguro que os gustará"

Preparación de la Käsekuchen. Base de la tarta de queso

  1. Vamos a preparar una masa quebrada muy sencilla. Derretimos la mantequilla en un cazo a fuego lento para evitar que se nos queme.
  2. En un bol mezclamos el huevo, con la cucharada de azúcar y la mantequilla. Removemos hasta conseguir una mezcla homogénea. Vamos incorporando poco a poco la harina trabajando bien la masa resultante. Sabremos que está lista cuando los dedos no se nos peguen a la masa.
  3. Una vez lista la extendemos en la base y los laterales de un molde redondo de repostería desmontable. De esos en los que una vez preparado el pastel podemos quitar la parte de los laterales y dejar la base. Reservamos.
© Proporcionado por Recetas de Rechupete © Proporcionado por Recetas de Rechupete © Proporcionado por Recetas de Rechupete © Proporcionado por Recetas de Rechupete © Proporcionado por Recetas de Rechupete © Proporcionado por Recetas de Rechupete © Proporcionado por Recetas de Rechupete © Proporcionado por Recetas de Rechupete

Preparación de la Käsekuchen. Relleno de la tarta de queso

  1. Separamos las claras de las yemas de huevo y las  reservamos en un bol de cristal.
  2. En otro bol aparte incorporamos las yemas de huevo, el sobre de flanin diluido en el vaso de leche, la ralladura del limón, el azúcar y el requesón. Mezclamos bien con una batidora hasta conseguir que todos los ingredientes queden completamente ligados. Reservamos.
  3. Batimos las claras a punto de nieve como si fuese merengue. Por si no sabéis hacer el merengue, el truco para que te salga sin problemas es mezclar las claras de huevo a temperatura ambiente (no demasiado frías) con una pizca de sal y después echar el azúcar.
  4. Batimos un poco más hasta que suban y queden firmes, en el bol no debe haber ni un sólo resto de grasa o las claras no subirán. Luego manejad el merengue con una espátula. Sabremos que están listas cuando dando la vuelta al bol en el que las estamos montando éstas se mantienen pegadas al cristal.
  5. Una vez montadas las claras las juntamos con la mezcla que teníamos reservada, con mucho cuidado de que no se bajen. Por último, incorporamos esta mezcla al molde en el que previamente habíamos estirado la masa de la base.

Horneado y presentación final de la tarta de queso

  1. Precalentamos el horno 10 minutos antes de hornear la tarta de queso a 180ª C durante 10 minutos.
  2. Introducimos la tarta en el horno (opción de calor arriba y abajo, en la bandeja media del mismo) a 180º C durante unas 2 horas. Tal como comenté en alguna otra receta, todo depende del horno. Siempre mirad con un tenedor y cuando esté seco, retirad. Puede que vuestro horno sea más potente y en una hora y media la tengáis lista.
  3. Dejamos enfriar durante unas horas. Desmoldamos y terminamos espolvoreando con azúcar glas o cubriendo la tarta con yogur de algún sabor.

También le va muy bien la miel o alguna mermelada o confitura de frutas que nos guste, una buena compota de manzana le va de lujo. Una tarta de queso que estará más rica si se come de un día para otro y recién sacada del frigorífico.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso de esta tarta de queso alemana en este álbum.

[flickr n="1" set="72157682949133816"]
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Recetas de Rechupete

Recetas de Rechupete
Recetas de Rechupete
image beaconimage beaconimage beacon