Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

¿Por qué las mascarillas nos hacen parecer más atractivos?

Logotipo de La Vanguardia La Vanguardia 04/08/2021 RAC1
¿Por qué las mascarillas nos hacen parecer más atractivos? © Proporcionado por La Vanguardia ¿Por qué las mascarillas nos hacen parecer más atractivos?

Hace casi un año y medio que llevamos mascarillas y, a pesar de que ya no son obligatorias al aire libre, para muchas personas se han convertido en un complemento más. Ya han empezado a aparecer estudios, como uno en la Universidad de Pensilvania, que aseguran que llevar la nariz y la boca tapados nos hace parecer más atractivos. Pero, ¿tiene esto sentido? ¿qué explicación hay?

¿Por qué las mascarillas nos hacen parecer más atractivos?
Qué mirar próximamente
SIGUIENTE
SIGUIENTE

La vicepresidenta de la sección de psicología clínica de la salud y psicoterapia del Colegio de Psicología de Catalunya, Carme Guillén, ha explicado en una entrevista en 'El món a RAC1' que se trata de un efecto visual que nos hace imaginar la parte de la cara de la otra persona que no vemos.

Cuando no vemos una parte de la cara no pensamos en las partes que faltan sino que directamente imaginamos cómo debe de ser en conjunto

Carme GuillénPsicóloga clínica

“Aquí entra en juego tanto la vista como el cerebro”, explica la psicóloga, “cuando no vemos una parte de la cara no pensamos en las partes que faltan sino que directamente imaginamos cómo debe de ser en conjunto”.

Imaginamos la cara lo más simétrica posible

Young hispanic man wearing medical mask walking at the city. © Getty Images/iStockphoto Young hispanic man wearing medical mask walking at the city.

A partir de los elementos que sí que vemos, como los ojos o el cabello, se crea la imagen completa de la cara siguiendo dos leyes: la ley de continuidad y la ley de parecidos. La primera es la que complementa la cara cogiendo como referencia las experiencias de cada cual –de personas o caras conocidas– y la segunda, busca que la cara sea lo más simétrica posible: “construimos la parte de la cara que falta a partir de nuestro propio recuerdo y de la simetría”, apunta.

Por lo tanto, explica la doctora, cada cual lo ve de forma diferente según sus propios recuerdos, a pesar de que, en la mayoría de casos, “si una persona tiene la vista gorda imaginamos que el resto de elementos de su cara también serán gordos, pero si tiene los ojos rasgados lo completaremos con rasgos más orientales” .

Construimos la parte de la cara que falta a partir de nuestro propio recuerdo y de la simetría

Carme GuillénPsicóloga  clínica

Este efecto visual no es exclusivo de la mascarilla, sino que también pasa con el cuerpo entero, cuando se conoce alguien a partir de una videollamada y después se ve en persona. “Tú a la pantalla solo ves una parte y construyes una imagen de su totalidad: si es alto, bajo, gordo o delgado”, explica Guillén. Una imagen que a menudo, añade, no encaja con la apariencia real.

El miedo a sacarse la mascarilla

Además del miedo de contagiarse de covid, la psicóloga asegura que hay muchas personas que ahora no quieren ir sin mascarilla porque se sienten inseguras. Guillén apunta que sobre todo pasa en adolescentes y jóvenes, una edad en que aparecen muchos complejos físicos, y que el hecho de llevar mascarilla “es como un refugio”, sobre todo en una edad en qué “es muy importante ser aceptados”.

Muchos de ellos quieren ocultar problemas como el acné, explica la psicóloga, a pesar de que avisa que la mascarilla también hace que esta parte de la cara no transpiri y se cree todavía más.

Portrait of a Latin American Woman traveling by plane wearing a facemask during the COVID-19 pandemic © Getty Images Portrait of a Latin American Woman traveling by plane wearing a facemask during the COVID-19 pandemic

Por el contrario, la doctora dice que las mascarillas han perjudicado el desarrollo del lenguaje de los bebés. El motivo es que “todo el que tiene que ver con el habla lo percibimos a través del oído pero también de los ojos”, explica, porque “el lenguaje se mezcla con las emociones del otro”, dos elementos que no han convivido durante los últimos meses por la pandemia.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon