El descanso es muy importante y dormir mal tiene muchas consecuencias negativas para nuestro organismo. 

Un sueño adecuado ayuda a que nuestro cuerpo lleve a cabo todas las funciones reguladoras y de mantenimiento que necesita para funcionar correctamente, y entre otras cosas dormir mal puede ser uno de los motivos por los que no pierdes peso si estás a dieta

Para adelgazar hay que conseguir el déficit calórico, que consiste en ingerir menos calorías de las que quemamos. Esto se obtiene siguiendo una dieta adecuada para nuestras circunstancias personales, y además la práctica de ejercicio es muy recomendable para quemar más calorías y tonificar nuestro cuerpo. 

Pero la pérdida de peso se puede ver afectada por otros factores y el sueño es uno de ellos. Presta atención porque vamos a mostrarte siete formas en las que dormir te puede ayudar a adelgazar respaldadas por la ciencia:

  1. La falta de sueño está relacionada con el aumento de peso. Los estudios científicos vinculan la falta de sueño con el aumento de peso y un mayor índice de masa corporal (IMC). Dormir menos de siete horas por la noche favorece que las personas engorden.
  2. Dormir poco aumenta tu apetito. Cuando no duermes lo suficiente, los niveles de grelina (la hormona del hambre) aumentan, mientras que los de leptina (la hormona de la saciedad) bajan. Además, la falta de sueño también interrumpe el proceso de regulación de la insulina y la glucosa, así como otras sustancias que regulan el apetito.
  3. Tu autocontrol es más débil cuando no descansas bien. La falta de sueño afecta al funcionamiento de tu cerebro. Cuando estás cansado se ve mermada la actividad del lóbulo frontal, que es el responsable del autocontrol y la toma de decisiones. Además, los centros de recompensa del cerebro se estimulan más con la comida cuando dormimos poco.
  4. Dormir mal puede aumentar la ingesta de calorías. Dormir mal puede aumentar la ingesta de calorías. Esto es debido a que la falta de sueño te hace consumir alimentos calóricos por la noche y favorece que aumentes el tamaño de las porciones.

Beber este tipo de té ayuda a adelgazar mientras duermes, según la ciencia

Los resultados de un estudio revelan que este tipo de té ayuda a adelgazar mientras duermes, con la ventaja de que no interfiere en la calidad de tu sueño.

  1. La falta de sueño puede reducir tu tasa metabólica basal (TMB). La tasa metabólica basal es la cantidad de calorías que tu cuerpo consume en reposo. Cuando no duermes suficiente tu TMB puede verse afectada negativamente, aunque los hallazgos de los estudios son mixtos.
  2. El sueño puede mejorar la actividad física. Si no descansas bien por la noche corres más riesgo de sufrir falta de motivación y reducir tanto la cantidad como la intensidad del ejercicio. 
  3. Dormir bien ayuda a prevenir la resistencia a la insulina. Solo unos pocos días sin dormir puede hacer que las células se vuelvan resistentes a la insulina, un síntoma precursor del aumento de peso y la diabetes tipo 2.