Cuando engordamos, la grasa no se acumula por igual en todo el cuerpo. Dependiendo de la complexión y el tipo de cuerpo, hay zonas con más depósitos de tejido adiposo en las que encontramos mayor cantidad de grasa localizada. 

El vientre es una de las zonas más propensas a acumular estos depósitos localizados, y por este motivo hay muchas personas a las que les gustaría saber cómo perder grasa abdominal y adelgazar. Y es que no es solo una cuestión estética: los estudios científicos sugieren que la acumulación de tejido adiposo en esta zona está relacionada con enfermedades cardíacas y diabetes tipo 2. 

//

Si te gustaría reducir la grasa abdominal para verte bien y mejorar tu salud, sigue leyendo porque te vamos a mostrar algunos trucos respaldados por la ciencia para conseguirlo.

  • Evita el azúcar en alimentos y bebidas. Las evidencias científicas revelan que consumir un exceso de azúcar puede provocar la acumulación de grasa alrededor del abdomen y el hígado, y provoca resistencia a la insulina y problemas metabólicos.
  • Come más proteínas. Añadir más proteínas a tu dieta te ayuda a reducir el hambre y los antojos, y además estimula tu metabolismo. Por lo tanto, aumentar la cantidad de este macronutriente te ayuda a adelgazar y perder grasa del abdomen.
  • Reduce la ingesta de carbohidratos. Los estudios científicos respaldan que comer menos carbohidratos es una forma eficaz de adelgazar y perder grasa, especialmente la que se acumula en el vientre, alrededor de los órganos y en el hígado.

Beber este tipo de té ayuda a adelgazar mientras duermes, según la ciencia

Los resultados de un estudio revelan que este tipo de té ayuda a adelgazar mientras duermes, con la ventaja de que no interfiere en la calidad de tu sueño.

  • Consume más fibra. Los alimentos ricos en fibra son muy saciantes y ayudan a reducir el hambre para adelgazar. Además, existe evidencia de que la fibra dietética soluble puede reducir la grasa abdominal.
  • Practica deporte con regularidad. Hacer ejercicio a menudo es imprescindible para llevar una vida saludable. El entrenamiento con pesas y el ejercicio cardiovascular te ayudarán a reducir la grasa en todo el cuerpo, y el ejercicio aeróbico como andar, correr y nadar está indicado bajar la grasa localizada en el abdomen.