Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Dos años después los rohinyás siguien queriendo volver a sus casas

Este domingo se han cumplido dos años de la huída de más de 720.00 refugiados de la minoría rohinyá. Huyeron desde el estado birmano de Rajine hasta campamentos en Bangladesh para escapar de la persecución sistemática del Ejército birmano en lo que Naciones Unidas llegó a describir como un potencial acto de genocidio. El tiempo ha pasado pero su deseo de regresar sigue intacto. "Hagamos campaña para volver a casa. Queremos regresar a nuestros hogares", señala Mohammad Mohibullah, líder de los rohinyás". Actualmente casi un millón de musulmanes rohinyás viven en los campamentos de la localidad bangladeshí de Cox's Bazar. En una de sus colinas se han concentrado para rezar en memoria de los familiares muertos por la violencia. Estas conmemoraciones se producen en medio fuertes tensiones después de que las fuerzas de seguridad de Bangladesh mataran a dos rohingyas acusados, a su vez, de haber asesinado a un representante del partido del Gobierno. Desde algunas organizaciones como Médicos sin Fronteras señalan que dos años después no se han ofrecido soluciones significativas para los rohinyás, un pueblo que, dicen, ha sido empujado al margen de la sociedad en prácticamente todos los países a los que han huído.
image beaconimage beaconimage beacon