Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Israel: un gobierno de unidad podría ser la única solución

La política israelí se parece cada vez más a un rompecabezas. La segunda llamada a las urnas en cinco meses ha devuelto al país al punto de partida. El Likud de Benjamín Netanyahu y el partido Azul y Blanco de Benny Gantz están codo con codo, y las negociaciones para formar gobierno se anuncian de nuevo muy complicadas. Netanyahu clama contra un "gobierno antisionista peligroso" En abril, con una situación similar, Netanyahu no consiguió formar ejecutivo y abocó a Israel a nuevos comicios. Sus primeras palabras tras la jornada electoral, han sido para anunciar que buscará por todos los medios un consenso que evite, según dijo, "un gobierno antisionista peligroso", que se apoye en "los partidos árabes que niegan la existencia del estado de Israel". Gantz pide un gobierno de "unidad y reconciliación" Frente a las exigencias de Netanyahu, acostumbrado a tener la sartén por el mango tras una década seguida en el poder, Benny Gantz clama por un gobierno de unión y reconciliación. El exjefe de Estado Mayor israelí, un novato en política que ha entrado como un huracán en el panorama israelí al frente del partido centrista Azul y Blanco, está dispuesto a tender la mano a Netanyahu, pese a criticar la "corrupción" y el "extremismo" de su gestión política. "Netanyahu no parece haber tenido éxito en su misión -dijo Gantz entre aplausos de sus seguidores-. Nosotros hemos demostrado que la coalición Azul y blanco, ese proyecto que creamos hace poco más de seis meses, es un gran éxito y ha llegado para quedarse". Un gobierno de unidad como salida ante el riesgo de nuevo bloqueo Tanto Netanyahu como Gantz dependen de los resultados que obtengan sus aliados potenciales para saber si suman los 61 diputados que les darían mayoría en el Parlamento, pero a la espera de los resultados definitivos, todo indica que ninguno de los dos bloques obtendrá una mayoría clara. En ese escenario, Avigdor Lieberman, líder del partido de extrema derecha Israel Beiteinu, con sus 8 o 9 diputados, podría tener la llave del gobierno. Lieberman, antiguo ministro de Exteriores y de Defensa, pide también un gobierno de unidad nacional. "Solo tenemos un opción: un gobierno nacional, liberal y amplio que incluya a Israel Beitenu, el Likud y Azul y Blanco", dijo tras conocer los sondeos a pie de urna. Netanyahu, la reelección para evitar ser juzgado por corrupción Habrá que esperar para ver hasta donde están dispuestos a ceder los líderes israelíes, tras una campaña de ataques mutuos. Para Netanyahu hay mucho más en juego. Comparecerá el próximo 3 octubre ante la justicia vinculado a casos de corrupción, abuso de confianza y malversación . Un nuevo mandato permitiría a sus aliados votar su inmunidad. Si no es reelegido, podría acabar sentado en el banquillo de los acusados.

SIGUIENTE

SIGUIENTE

Últimos vídeos

image beaconimage beaconimage beacon